El dolor nunca acaba para las familias de los desaparecidos

El dolor nunca acaba para las familias de los desaparecidos

Víctimas de la comuna 13 pidieron que se reanude la búsqueda de restos en La Escombrera.

Desaparición forzada comuna 13

Víctimas de la comuna 13 elevaron ayer su voz para pedir que se reanude la búsqueda de restos en ese gran terreno conocido como La Escombrera.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

30 de agosto 2018 , 07:34 p.m.

Han pasado 33 años desde la última vez que Martha Soto vio a su hermano. Él partió desde Medellín hacia Bogotá con la intención de asistir a una reunión sobre la creación del partido Unión Patriótica. Ella, que era la menor de cuatro hijos, aún tiene congelada en su mente la imagen del joven de 24 años, que hoy luciría mayor que ella.

Para la familia es difícil imaginarlo con las canas y las arrugas propias del paso del tiempo. Tan difícil como ha sido concluir el duelo que empezaron en 1985, cuando Jorge Enrique Soto entró a engrosar la lista de víctimas de desaparición. Desde entonces, Martha también empezó a formar parte de los familiares que emprendieron una lucha para que les entreguen los restos de sus seres queridos y poderles dar una digna sepultura.

Martha estuvo este jueves 30 de agosto reunida con integrantes del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) capítulo Antioquia y familias de personas desaparecidas, para reiterar su llamado al Estado sobre la urgencia de implementar medidas de verdad, justicia y reparación.

El lugar de encuentro fue la denominada Escombrera, en la comuna 13, lugar en el que se presume, basado en testimonios de exparamilitares, que están enterrados los restos de víctimas de desaparición forzada bajo toneladas de materiales de construcción que han sido depositados por años.

Desaparición forzada comuna 13

La Escombrera fue incluida en una lista de cuatro lugares de Antioquia que presentaron ante la JEP para que dicte medidas cautelares y se hagan las búsquedas en cada uno.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Desde allí se preguntaron una vez más por qué no se continuó con la búsqueda de restos emprendida en 2015. “Las excavaciones se hicieron desde agosto hasta diciembre de 2015, y el último día que salimos de este lugar nos prometieron que a principios de 2016 se reiniciarían las búsquedas”, expresó Luz Elena Galeano, integrante de la organización Mujeres Caminando por la Verdad, quien busca a su esposo desde 2008.

Por ello, con palas y picas en la mano, varias mujeres hicieron un acto simbólico para pedir que se reanuden las labores y que no sigan muriendo más personas sin saber qué pasó con sus seres queridos.

“Más adelante vamos a coger las palas en serio y vamos a mover las tierras de la Escombrera porque sentimos que el Estado nos ha olvidado”, expresó Margarita Restrepo, una de las víctimas.

Las excavaciones se hicieron desde agosto hasta diciembre de 2015, y el último día que salimos de este lugar nos prometieron que a principios de 2016 se reiniciarían las búsquedas

Vale recordar que no hubo hallazgos tras finalizar la búsqueda en el polígono 1 de la Escombrera, en 2015, con una inversión de 1.500 millones de pesos.

De acuerdo con un informe entregado por Carlos Arcila, subsecretario de Derechos Humanos de la alcaldía de Medellín, el polígono 2, con una extensión de 3 hectáreas, se mantiene encerrado con una malla y está prohibida su explotación; mientras que el polígono 3 no está acordonado y se encuentra en un terreno en el que están asentadas 17 familias, por allí también pasa un acueducto veredal. Las víctimas denuncian que hoy la dificultad de actuar se debe a años de indiferencia por parte de los gobiernos locales.

desaparición forzada comuna 13

Con palas y picas, las víctimas hicieron un acto simbólico para pedir que busquen a sus seres queridos.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Por eso, la Escombrera fue incluida en una lista de cuatro lugares de Antioquia que presentaron ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para que dicte medidas cautelares y se hagan las búsquedas correspondientes en cada uno.

Además de la comuna 13, los otros sitios son Betulia (Suroeste), la zona de obras de Hidroituango (Norte) y Puerto Berrío (Magdalena Medio). En la petición están otros lugares de cinco departamentos del país.

Más adelante vamos a coger las palas en serio y vamos a mover las tierras de la Escombrera porque sentimos que el Estado nos ha olvidado

Más allá de la comuna 13, las víctimas piden que se pongan en marcha, de manera articulada y eficaz, los planes de búsqueda en todo el departamento, donde se estima, según cifras del Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres (Sirdec), de Medicina Legal, que hay 12.409 personas desaparecidas, de las cuales más de 6.000 son presuntamente forzadas.

Mientras tanto, las familias siguen esperando el día que puedan terminar un sufrimiento de años, ante la incertidumbre de no saber qué pasó con hijos, hermanos, esposos, nietos, sobrinos, amigos que partieron sin saber que no regresarían.

Acciones emprendidas en Medellín para encontrar a las víctimas

Las cifras sobre desaparición no son una certeza, en vista de que hay falencias en el consolidado de las estadísticas y este hecho apenas empezó a tipificarse como delito en el Código Penal de Colombia en el año 2000.

Al respecto, Adriana Arboleda, directora de la Corporación Jurídica Libertad, expresó que en general las medidas implementadas por la administración municipal y departamental para la búsqueda de víctimas muchas veces no son eficaces porque no están articuladas a los planes de búsqueda, es decir, aunque son muy positivas se constituyen como acciones aisladas, que al final no permiten que la exhumación termine en identificación y entrega de los cuerpos.

Desaparición forzada comuna 13

Las víctimas de desaparición forzada no logran elaborar nunca el duelo, pues no pueden darles sepultura a sus seres queridos.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

En el caso de Medellín, María Paulina Domínguez, subsecretaria de Grupos Poblacionales de la secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, explicó que existe un plan integral de búsqueda, que incluye etapas como la identificación, la entrega de los cuerpos y el acompañamiento a las familias. También dijo que “hay una gran articulación con entidades como la Fiscalía, Medicina Legal, la Séptima División del Ejército y el Museo Casa de la Memoria”.

El subsecretario de Derechos Humanos informó que en Medellín, entre 2002 y 2012, se registraron 906 cuerpos sin identificar sepultados en el cementerio Universal. En articulación con Medicina legal, en 2017 se logró la identificación de 124 de estos restos, mientras que en 2018 van 61.

Asimismo, entre ambos años se han entregado 34 cuerpos plenamente identificados. Asimismo, desde 2009 hasta la fecha se han realizado 17 jornadas de recolección de muestras de ADN para cotejar a las víctimas con sus familias.

Sobre estas medidas, las familias esperan que además de los procesos de búsqueda, identificación y entrega, se les cuente la verdad de lo que pasó con sus seres queridos.

MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.