Secciones
Síguenos en:
¿Debería exigirse la vacuna para ingresar a eventos en Medellín?
Evento Parada Juvenil de la Lectura

En eventos en la ciudad se han establecido protocolos de bioseguridad.

Foto:

Jaiver Nieto/ ETCE

¿Debería exigirse la vacuna para ingresar a eventos en Medellín?

En eventos en la ciudad se han establecido protocolos de bioseguridad.

El alcalde Daniel Quintero anunció que se exigirá el carné a mayores de 40 años en Feria de Flores.

Los resultados fueron contundentes. 89 por ciento de las personas que respondieron una encuesta realizada por este medio de comunicación en redes sociales estarían de acuerdo con que se exigiera el carné que certifica tener la vacuna contra el covid-19 para ingresar a discotecas, bares y eventos públicos, lo que limita el no a solo el 11 por ciento de los votantes.

La pregunta surgió porque en países europeos ya se aplica la medida, aunque las cifras de vacunación distan de la realidad colombiana. Ese punto hace que algunas voces de la capital antioqueña opinen que este no debería ser el primer paso, sin que, a lo sumo, autoridades locales y nacionales le apuesten en mayor medida a la pedagogía.

Mientras tanto, esta medida no está tan lejos de poderse implementar en Medellín. Este miércoles, el alcalde Daniel Quintero manifestó que para el ingreso a los eventos presenciales de la Feria de las Flores, las personas mayores de 40 años deberán estar vacunadas, pues en sus palabras "no tienen excusas". 

Esto porque ya las personas de estas edades deberían tener las dos dosis aplicadas.

De hecho, hace pocos días, el mandatario señaló que en la ciudad se está trabajando en esa medida, que se ampliará o será más rigurosa cuando la vacunación esté habilitada para todos los rangos de edad.

Esto porque, de hacerlo ahora, se estaría excluyendo a las personas que no pueden vacunarse porque no están en el rango de edad permitido, por ejemplo, alguien de 25 años, que no tiene dónde vacunarse porque actualmente la edad habilitada es para mayores de 30 años y solo los municipios con menos de 100.000 habitantes pueden unificar sus etapas e inmunizar a sus habitantes desde los 12 años de edad.

(Le puede interesar: Las implicaciones de pacto firmado entre Alcaldía de Medellín y la JEP)

"Cuando ya estemos vacunando a todo el mundo, ahí sí podemos poner medidas en las que restrinjamos el acceso a personas que no se quisieron vacunar. ¿Por qué lo podríamos hacer? Porque esas personas son un alto riesgo para el resto, son personas que tienen más posibilidad de contagiar a otras y podrían afectar el sistema general de salud", dijo el mandatario.

Tan solo del nuevo quinquenio habilitado, es decir, personas entre los 30 y 34 años de edad, en la capital antioqueña hay alrededor de 200.000 personas, según confirmó la secretaria de Salud, Andree Uribe, lo que deja la ciudad un poco más lejos de poder abrir la vacunación a todas las edades, a menos que desde el Gobierno Nacional se decida así.

¿Se debe exigir el certificado?

Otras voces de la ciudad opinan que esto no debería ser obligatorio, como en Francia, donde el Ejecutivo impuso el certificado sanitario desde el pasado 21 de julio en los cines, los teatros y todos los espectáculos culturales y deportivos que reúnen a más de 50 personas.

En dicho país europeo hasta esa fecha, solo era necesario presentar el carné de vacunación en los eventos con más de 1.000 asistentes y en las discotecas, desde que reabrieron a comienzos de julio tras casi 16 meses de inactividad por el coronavirus.

(Además lea: Lo que se sabe del robo de película en edificio de El Poblado, en Medellín)

Para Yessica Giraldo, epidemióloga de la Universidad CES, esta medida no puede ser "copiar y pegar" igual en Medellín ni en Colombia. En su criterio, primero, porque las autoridades sanitarias no saben por qué razón las personas no se vacunan y "no existe un estudio serio al respecto".

“Acá nos falta mucho rigor para hacer un buen análisis de lo que sucede, para determinar las causas, más que todo los comportamientos de las personas. Acá no hay un estudio que diga si es un movimiento antivacunas, como es en otros países, o sea, realmente todos son juicios de valor a partir de especulaciones de los gobernantes”, explicó la experta.

Giraldo argumentó que hacer estos juicios de valor, refiriéndose a las supuestas razones por las que las personas que pudiendo hacerlo no se vacunan, es contraproducente para la salud pública debido a que el discurso se centra "en la culpabilización individual, coloquialmente cantaleta, porque si uno ve hay cero pedagogía, cero habilidades comunicativas de los gobernantes. Le falta mucho liderazgo a las autoridades".

Disponibilidad de vacunas

A ello se suma la disponibilidad de las vacunas. Un ejemplo de ello es el caso de Medellín, que este martes y parte del miércoles, suspendió la aplicación de primeras dosis sin cita porque se acabaron las vacunas. Esto hace que, en algunas ocasiones, el ciudadano acuda al puesto de vacunación y le indiquen que allí “solo se ponen segundas dosis”.

(Además lea: ¡Indignante! Ladrón amenaza a bebé con pistola para robar a sus padres)

"El contexto y las condiciones de una medida de estas son totalmente diferentes. Allá se tiene documentado, hasta un 50 por ciento de gente en Francia no se quieren vacunar y hay un estudio en The Lancet que muestra eso, ahí sí tienen que tomar un control de la gente que sencillamente no quiere acceder a la vacuna, por otras razones que, pudiendo, están afectando la salud pública", detalló la experta.

En la falta de campañas educativas para la salud y la diferencia en el contexto colombiano en cifras de vacunas coincidio Víctor Correa, médico y exrepresentante a la Cámara.

“Es una medida que pone en contraposición derechos fundamentales consagrados en nuestra constitución, con relación a ciertas libertades, versus la responsabilidad que tienen los ciudadanos de preservar la salud pública y el mismo Estado. No tenemos las vacunas suficientes para inmunizar a toda la población, luego sería una medida discriminatoria”, subrayó.

Eliminar barreras, ¿la solución?

Germán Reyes, presidente de la Asociación Médica de Antioquia (Asmedas), opinó que se debe eliminar “la burocracia en la vacuna”. Es decir, que no haya límite de agendamiento ni de edad, para que se pueda hacer de manera acelerada y efectiva.

"El proceso de vacunación, es desde el comienzo, muy inflexible y burocratizado. Son etapas que pusieron con mucha condición, mucho agendamiento y mucha plataforma y es burocratizado porque para poner una vacuna tiene que estar presente hasta el presidente. La vacunación masiva es otra cosa distinta”, expuso Reyes.

Para la Feria de las Flores

La secretaria de Salud, Andree Uribe, señaló que la Administración Municipal trabaja en el protocolo de bioseguridad para la Feria de las Flores, que será entre el 12 y el 22 de agosto. Según la Secretaría de Desarrollo Económico se esperan 30 mil visitantes.

MELISSA ÁLVAREZ CORREA
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.