Una radiografía de la situación laboral de los jóvenes de Medellín

Una radiografía de la situación laboral de los jóvenes de Medellín

En la ciudad hay cerca de 157.117 jóvenes que no estudian ni trabajan y son clasificados como Ninis.

Situación laboral jóvenes

Los Ninis representan el 17.3 por ciento de este grupo poblacional

Foto:

Esneyder Gutiérrez. Para EL TIEMPO

02 de septiembre 2018 , 10:09 a.m.

De los 907.464 jóvenes que viven en Medellín y el área metropolitana, el 63,8 por ciento participa en el mercado laboral ya sea porque cuenta con un empleo o porque aspira a obtenerlo, según el informe de Medellín Cómo Vamos 2017.

Dentro de ese mercado laboral, el informe analiza los niveles de participación, ocupación y desempleo de los ciudadanos entre 14 y 28 años de edad. Según la publicación, las cifras tienden a mantenerse estables con tendencia al estancamiento desde 2014, aproximadamente.

Paula Andrea Hernández, profesional senior de Medellín Cómo Vamos, explica que esa estabilidad se debe, en gran parte, a la situación económica general del país.
Cuando se analiza el mercado laboral, la situación nacional influye directamente. Desde el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) hasta los movimientos macroeconómicos nacionales e internacionales afectan la situación del mercado en general”, explica Hernández.

Los jóvenes dejan de ver oportunidades o desisten de acceder a ellas. Empiezan a perder claridad sobre cuál es su eje de trabajo y eso limita la intervención sobre ellos

En cuanto a la ocupación de los jóvenes de la región, las cifras indican que el 52,1 por ciento de esa población tiene un empleo.

Pero, al observar la situación por sexo, las mujeres son las más afectadas puesto que hay una diferencia de casi 10 puntos ocupando solo el 47,0 por ciento frente al 57,1 correspondiente a los hombres jóvenes.

Una de las causas de esta brecha, según indica Alejandro De Bedout, secretario de Juventud de Medellín, es porque a la ciudad le falta seguir trabajando en temas de equidad y rol de género.

Situación laboral jóvenes
Foto:

Fuente: Medellín Cómo Vamos 2017

“Cuando una mujer queda embarazada pierde su ciclo laboral mientras el hombre es quien entra en el mercado. Es un tema de generar oportunidades y de replantear el papel de la mujer en la sociedad”, manifiesta De Bedout.

En cuanto al desempleo, existe una tendencia al ascenso, según explica la profesional de Medellín Cómo Vamos, pues dentro de la población juvenil existe un promedio de 18,4 por ciento de personas sin ocupación.

Pero existe un reto más grande para la Alcaldía y la sociedad. Una parte de los jóvenes del área metropolitana, que no entran en estas mediciones. Los llamados ‘ninis’ que son los sujetos que no estudian ni trabajan, y que sumaron en total, hasta el 2017, 157.117 jóvenes. Ellos representan el 17, 3 por ciento del grupo poblacional juvenil.

Hay que aprovechar a esta población con el desarrollo en temas de estudio y trabajo

Para Hernández, esta situación es un reto porque los jóvenes ‘ninis’ no acumulan el capital humano que genera la educación, ni adquieren experiencia laboral para entrar a competir en el mercado.

En esto coincide el secretario De Bedout, quien asegura que en esta condición se pierden habilidades y competencias humanas que permiten acceder a los distintos cargos laborales.

“Medellín es una ciudad que está envejeciendo”, dice el funcionario, pues hace 10 años eran 580.000 jóvenes los que habitaban la capital antioqueña. Hoy son 544.000.
“Por eso hay que aprovechar a esta población con el desarrollo en temas de estudio y trabajo. Porque más adelante, cuando hayan menos jóvenes, vamos a tener los mismos problemas que tienen varias ciudades europeas”, explica.

La población juvenil que no tiene una ocupación formal es vulnerable a las diversas problemáticas que genera la informalidad o el desempleo.

Érika Rojas, líder de empleo de la caja de compensación familiar Comfama, asegura que la desesperanza es uno de los factores constantes que genera esta situación y que a partir de ella devienen una serie de dificultades.

“Los jóvenes dejan de ver oportunidades o desisten de acceder a ellas. Empiezan a perder claridad sobre cuál es su eje de trabajo y eso limita la intervención sobre ellos”, manifiesta la líder de empleo.

Las principales consecuencias, según explica Érica Rojas, vas desde la informalidad, hasta el acceso a asuntos de microtráfico y violencia al encontrar en ellos una rápida solución para mitigar la falta de ingresos económicos.

Comfama es una de las cajas de compensación que ofrece distintos programas que orientan a la adaptación y la adquisición de experiencia de los primeros empleos.
‘Formando Talentos’ y ‘Estado joven’ son dos de los programas que han beneficiado a cerca de 12.000 jóvenes en el Área metropolitana y los municipios cercanos. Ya sea desde la formación o la compensación económica, muchas empresas se han vinculado a este tipo de procesos.

Aunque exista una amplia oferta de empleo hay debilidad en los procesos de formación del desarrollo humano a partir del potenciamiento de la generación, como expresa Medellín Cómo Vamos. Es un desafío que debe ser resuelto en favor de la construcción de sociedad.

Carolina Ruiz 
Para EL TIEMPO
ruicar@eltiempo.com  @carorure

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.