Trastornos mentales afectan más a desplazados

Trastornos mentales afectan más a desplazados

El 19 por ciento de quienes salieron de sus casas por la violencia ha padecido de depresión mayor.

El desplazamiento de estas familias recordó el éxodo por la masacre del Naya en el 2001, cuando también salieron de la zona montañosa y selvática en límites entre Valle y Cauca, y llegaron a Buenaventura.

El estudio se hizo en las tres ciudades más receptoras de desplazados: Bogotá, Medellín y Buenaventura.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Medellín
05 de febrero 2019 , 06:05 a.m.

Depresión mayor, ansiedad generalizada, fobia a espacios abiertos.
Estas son algunas de las afecciones más comunes entre la población desplazada, según el estudio Salud Mental en víctimas de desplazamiento forzado por la violencia en Colombia.

La indagación, realizada por el Centro de Investigación en Salud Mental de la Universidad CES, es prionera en el país y sirve para caracterizar a esa población.

El estudio se realizó en las tres ciudades con mayor recepción de desplazados: Bogotá, Medellín y Buenaventura.

EL TIEMPO habló con Guillermo Castaño, líder del grupo de investigación, quien contó la importancia de este trabajo para la región (ver gráfico) y el país

¿Cómo surge esta investigación?

Colombia, tradicionalmente, ha tenido estudios en población general, pero no conocíamos el estado de salud mental de las personas desplazadas por la violencia.

Ahí nace el proyecto: conocíamos cuántos desplazados hay, en qué lugar se radican. Sin embargo, no teníamos datos del estado de salud mental de la población afectada por la violencia.

¿Por qué no había estudios en ese sentido?

Había interés, pero son estudios costosos. Por otro lado, era difícil ubicar a esas personas desplazadas. Previendo eso, nos presentamos a una convocatoria de Colciencias y nos aprobaron la investigación para mirar el estado de salud mental de estas personas.

¿Qué encontraron en esa población?

Encontramos prevalencia alta de varios trastornos. Por ejemplo, la fobia específica alcanzó el 9 por ciento. La fobia social, que es el temor de relacionarse con otras personas o de estar en multitudes, alcanzó casi el 5 por ciento.

Esto es muy interesante: en otro estudio hecho con la población general, se determinó que el 2,5 por ciento había sufrido de este problema. Es decir, dentro de los desplazados se dobla la tendencia.

En los adultos encontramos que las mayores patologías son la fobia social, la depresión mayor y el estrés postraumático, este último se ubicó en el 7,31 por ciento. Cuando uno agrupa las enfermedades más comunes, esta población llega a un 20,8 por ciento, mientras que en los que no han sufrido desplazamiento es de apenas el 11 por ciento. Eso quiere decir que es una población a la que hay que prestarle atención.

La no atención oportuna de estos problemas, además de deteriorar la calidad de vida de estos pacientes, puede ser un foco de permanencia de la violencia

¿Qué concluyó el estudio?

De lo más importante que encontramos es que la población desplazada tiene grandes barreras de acceso a la atención en salud mental. Esto se da porque no tienen dinero para pagar el Copago o eran intervenidos con una atención sicosocial muy básica.
Estas personas necesitaban atención con un siquiatra, pero, ante la escasez de estos profesionales en el país, les daban citas muy lejanas.

La no atención oportuna de estos problemas, además de deteriorar la calidad de vida de estos pacientes, puede ser un foco de permanencia de la violencia. Por eso, al final hacemos unas recomendaciones, unas líneas maestras para la atención de los desplazados.

Tenemos leyes y normas muy específicas, pero siempre se ha dicho que la atención en salud mental es la cenicienta de la salud en Colombia

Por ejemplo, recomendamos hacer atención primaria en salud mental: entrenar médicos y sicólogos para que diagnostiquen e inicien tratamientos. El otro es telemedicina, que el médico de un pueblo pueda ponerse en contacto con el siquiatra de la ciudad.

Guillermo Castaño

Guillermo Castaño, docente de la Universidad CES y miembro del grupo de investigación en salud mental. Dice que el estudio es pionero en el país.

Foto:

Cortesía

¿Falta mucho en atención de salud mental?

Tenemos leyes y normas muy específicas, pero siempre se ha dicho que la atención en salud mental es la cenicienta de la salud en Colombia. Todavía es muy deficiente.

En el país existe el Papsivi, la Ley que determina la atención sicosocial en el país. Es limitada e interviene solo en casos puntuales, pero no hace seguimiento y acompañamiento a las personas.

Los resultados del estudio los compartimos con autoridades municipales, departamentales y nacionales, sin embargo, la percepción es que nuestra investigación se quedó ahí, guardada pese a la divulgación; no ha habido una intervención directa en este problema.

MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.