Secciones
Síguenos en:
Toman medidas en la vía más peligrosa de Medellín
Autopista Norte Medellín

En este sector la velocidad pasó de 80 a 50 km/h desde el 21 de diciembre del 2020

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Toman medidas en la vía más peligrosa de Medellín

Reducción de velocidad en autopista Norte no tiene que ver con temas económicos, aseguró la Alcaldía

Hasta el pasado 21 de diciembre, por la carrera 64C, conocida como autopista Norte, se podía transitar a 80 kilómetros por hora. Ahora solo se podrá hacer a 50 kilómetros por hora.

Desafortunadamente, en los últimos dos días, antes de que entrara en vigor esta nueva norma, un hombre y una mujer perdieron la vida en esta vía por accidentes de tránsito. Hecho que reafirmó que, en efecto, esta es la vía más peligrosa de Medellín para los peatones.

En los 5,5 kilómetros que tiene este tramo, entre Punto Cero y Solla, el año pasado se reportaron 19 muertes, que representan en el registro una tasa alta de mortalidad para una vía de pocos kilómetros con respecto a otras de la ciudad.

No es todo. Si se toma el registro de los últimos cinco años, el número de siniestros asciende a 6.000, los cuales han dejado 4.000 lesionados y 61 personas fallecidas.

De allí la necesidad de tomar decisiones drásticas para disminuir el peligro que representa esta vía para peatones y conductores.

(Le puede interesar: Abecé del toque de queda en Medellín y Antioquia para puente de Reyes)

Esto no es un tema de plata. Estamos hablando de salvar vidas, enmarcados en una estrategia llamada ‘Visión cero'

Carlos Cadena Gaitán, secretario de Movilidad de Medellín, explicó que la decisión de modificar el límite máximo de velocidad obedece a estudios técnicos que no solo mejoran la visibilidad del conductor, sino que, aseguró, no afecta el tránsito promedio en esta zona.

De igual manera aclaró que, al contrario de lo que se ha dicho, la decisión no tiene que ver con multas o comparendos, ya que en este tramo no hay cámaras de fotodetección.

“Esto no es un tema de plata. Estamos hablando de salvar vidas, enmarcados en una estrategia llamada ‘Visión cero’, que busca que Medellín tenga una tasa de mortalidad en incidentes viales de 5 por cada 100.000 habitantes para el 2023. En los últimos años se ha mantenido en 10 por cada 100.000 habitantes, una cifra bastante alta respecto de parámetros internacionales”, explicó el secretario.

Y es que en los últimos 10 años, 3.000 personas perdieron la vida en las calles de Medellín y 250 el año pasado, un año en el que se registraron en Antioquia 850 muertes y 85.000 lesionados por accidentes viales.

Aclaró Cadena que este cambio en el límite de velocidad no hará esta vía más lenta, sino que, por el contrario, ayudará a que fluya mejor haciéndola más segura.

(Lea también: En Antioquia, 50 personas están en lista de espera para una UCI)

“La razón es que al ser una vía tan congestionada se presentan muchos incidentes menores con mucha frecuencia, los que detienen por completo la movilidad. Con este cambio se le está dando al conductor la oportunidad de reaccionar con más tiempo”, contó el experto.

Según cifras de la Secretaría, actualmente la velocidad media es de 55 km/h. Un 30 por ciento de los vehículos circulan a menos de 50 km/h y menos de 2 por ciento circulan a 80 km/h, por lo que, en realidad, esta vía funciona a velocidades bajas y es cuando hay picos de velocidad donde ocurren los siniestros fatales.La dependencia, además, informó que este cambio representará una reducción del 42 por ciento en las muertes por accidentes viales en este corredor y unas 10 vidas podrían salvarse en esa vía.

Es un tema cultural

Para Cadena, en la ciudad se ha normalizado el hecho de muertes en la vía, lo que no debería ser así.

“No es normal que una persona muera en la calle de una ciudad, no lo podemos normalizar. El único número éticamente aceptable de muertes por incidentes viales es cero. Pero, para llegar allá, tenemos que tomar medidas. Algunas de ellas muy drásticas, pero que no pueden tomarse como un tema de plata. Por eso, los primeros seis meses, desde la implementación de la medida, serán pedagógicos”, explicó el funcionario.

Sin embargo, después de ese tiempo, dependiendo de los resultados, se podría pensar en realizar intervenciones como reductores de velocidad o resaltos para garantizar que se acate la norma.

“Por ahora confiamos en la autorregulación de las personas, en el autocuidado y el control social, que es la lección que nos ha dejado esta pandemia y que será vital para la etapa poscovid. Sin embargo, además de la presencia constante de agentes de tránsito, haremos uso de la señalización necesaria para que las personas sepan que están entrando a una vía diferente”, manifestó Cadena.

No es normal que una persona muera en la calle de una ciudad, no lo podemos normalizar. El único número éticamente aceptable de muertes por incidentes viales es cero

El funcionario aseguró que es posible llegar a una tasa de 2 muertes por cada 100.000 habitantes.

(Le recomendamos leer: La historia del bebé que fue abandonado en un barrio de Medellín)

E indicó que los datos y las estadísticas sobre accidentalidad son abiertos y la ciudadanía puede acceder a estos con el fin de que sean las mismas personas las que propongan soluciones similares para zonas con alta accidentalidad.

ALEJANDRO MERCADO
Redactor de EL TIEMPO
@AlejoMercado10

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.