‘Señales Cotidianas’: una obra de teatro sobre la inclusión

‘Señales Cotidianas’: una obra de teatro sobre la inclusión

La Fundación Integrar mostrará una historia que invita a reflexionar sobre el bullying.

autismo

Desde 1997, la fundación realiza una obra de teatro con niños y jóvenes diagnosticados con Trastorno del Espectro Autista. 

Foto:

Cortesía Fundación Integrar

Por: Melissa Orozco Duque
11 de junio 2019 , 09:50 a.m.

La misteriosa ausencia de Gael Colibrí en su colegio despierta la curiosidad de sus compañeros, quienes comienzan a recibir señales que los motivan a preguntarse por sus comportamientos. Al tiempo que Gael deja de asistir a su escuela, el huerto de las moras es amenazado por la plaga de la soledad cuya solución es compleja pero no imposible.

Este es el argumento de Señales Cotidianas, la nueva obra de teatro de la Fundación Integrar, una organización sin ánimo de lucro que se enfoca en la atención de personas con diversidad en su desarrollo cognitivo o que presentan Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Según, Myriam Luz Gómez Rivera, directora de la Fundación y magister en TEA, “los jóvenes y niños aprenden a actuar con profesores de teatro común y corriente, el trabajo en equipo es básico, nosotros les comunicamos a los docentes cómo nuestros integrantes procesan la información y ellos les enseñan teatro. Es un espacio en donde uno ve que crecen cada vez más, aprenden a manejar el estrés y a expresar emociones, logran regularse, manejar sus conductas e interactuar entre ellos”.

Se trata de un problema muy presente en muchas sociedades del mundo, que se vuelve especialmente sensible en el contexto escolar, cuando la personalidad está en formación

Incluso, hay niños y jóvenes con TEA que ven en el teatro una terapia y un proyecto de vida. Es el caso de José Camilo Díaz, un joven de 24 que ha participado en nueve obras de la fundación. Recuerda que cuando estaba pequeño imitaba a los personajes de Chespirito, como El Chavo.

Sus terapeutas, anonadados por su histrionismo, lo invitaron a interpretar otro tipo de personajes. Ha viajado por el antagonismo del Guasón hasta la alegría de Mickey Mouse y la sabiduría de don Marcio de Morales, un anciano de 93 años con una memoria prodigiosa que cosecha un huerto de moras en Señales Cotidianas.

José estudia actuación en la Academia Charlot y en unos meses viajará a México para especializarse en doblaje. “El teatro para mí es mi mayor anhelo, es mi vida, es mi motor, cuando estoy en un teatro siento tranquilidad y goce. Lo que más me gusta son los aplausos y los agradecimientos del público. Voy a vivir del teatro y del doblaje”, expresa.

autismo

Cada año,  la fundación presenta una historia con una temática diferente.

Foto:

Cortesía Fundación Integrar

La obra será presentada hoy en el Teatro Metropolitano a las 5 y las 8 p. m.
Se espera la asistencia de cerca de 1.500 personas.

Señales Cotidianas fue organizada por la fundación y apoyada por las empresas creativas DeAmbulantes y Cantoalegre. Las corporaciones se unieron para producir una obra en torno al bullying y sus efectos en la sociedad.

Hace un año, se vio la necesidad de tratar la temática a través del teatro. “Se trata de un problema muy presente en muchas sociedades del mundo, que se vuelve especialmente sensible en el contexto escolar, cuando la personalidad está en formación. Un fenómeno tan antiguo como tan actual, con matices locales y con alcance universal, muy complejo, con muchas implicaciones”, dice la escritora cubana Rita del Prado, quien planteó el libreto y la música de la obra.

El teatro para mí es mi mayor anhelo, es mi vida, es mi motor, cuando estoy en un teatro siento tranquilidad y goce. Lo que más me gusta son los aplausos y los agradecimientos del público

Desde la Fundación Integrar se sugirió el bullying como temática principal de la obra, para lo cual, la escritora cubana se documentó con bibliografía recomendada por la organización. También escuchó anécdotas de la práctica profesional de los especialistas y terapeutas de la fundación para encontrar elementos comunes en las historias.

“La obra me ha enseñado a ayudarle a las personas que les hacen bullying. Necesitamos paz y respeto en el mundo porque hay mucha intolerancia”, asegura José Camilo. 

La libretista, al momento de escribir la obra, piensa cómo encajarían los roles de los personajes en los integrantes de la organización. En total, son 17 personas las que participan en la obra, una como invitada, 13 pertenecen a la Fundación y 3 a Cantoalegre.

Cada año, la Fundación Integrar organiza una obra de teatro actuada por niños y jóvenes diagnosticados con TEA.

Desde la organización, se creó un semillero de teatro para que los integrantes de la entidad no solo desarrollaran dotes artísticos, sino habilidades sociales, como le pasó a José Camilo.

MELISSA OROZCO DUQUE
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN
En Twitter: @MelissaOrozcoD

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.