Los momentos más álgidos del largo juicio contra Santiago Uribe

Los momentos más álgidos del largo juicio contra Santiago Uribe

Alegatos finales se reanudan este lunes, 13 de enero. Proceso judicial ya completa 24 años.

Santiago Uribe

El ganadero Santiago Uribe es investigado por los delitos de concierto para delinquir agravado y homicidio agravado.

Foto:

Jaiver Nieto. Archivo

Por: Isabella M. Quiceno
13 de enero 2020 , 10:57 a.m.

A Santiago Uribe Vélez la Fiscalía General de la Nación lo acusa de los delitos de concierto para delinquir agravado —por el grupo paramilitar ‘los 12 Apóstoles’— y por homicidio agravado —por presuntamente participar en el homicidio del ciudadano Camilo Barrientos, perpetrado en 1994—.

El proceso en contra del ganadero, hermano del expresidente y senador Álvaro Uribe, empezó el 15 de diciembre de 1995, fecha en la que su nombre, vinculado al grupo paramilitar, empezó a sonar con una declaración que Albeiro Martínez dio ante la Fiscalía. En ella narraba una serie de actuaciones irregulares que se estaban presentando en Yarumal.

Al parecer, a inicios de los 90 se empezó a gestar un grupo dedicado a la ‘limpieza social’ en la región, en el norte de Antioquia. Presuntamente, el padre Gonzalo Palacio, otrora párroco de la iglesia de Yarumal, era uno de sus miembros. Hecho por el que el grupo fue bautizado como ‘los 12 Apóstoles’.

(Le puede interesar: Fiscalía dice que siete testigos de Santiago Uribe mintieron)

De acuerdo con la Fiscalía General de la Nación, entre 1992 y 1995 habrían cometido más de 500 asesinatos en los municipios de Angostura, Campamento, Santa Rosa de Osos y Yarumal.

En noviembre de 1996 se vinculó a Uribe con el caso y fue escuchado en diligencia de versión libre. En ese entonces era reconocido por ser ganadero del municipio, dirigente de la hacienda La Carolina y el hermano del gobernador de Antioquia.

Tres años después, en 1999, se profirió una resolución inhibitoria que archivó el caso, argumentándose falta de pruebas para soportar un proceso en su contra.

Todo se reactivó en 2010, cuando Meneses, un oficial retirado de la Policía, denunció la creación del grupo paramilitar señalando a Uribe como jefe y financiador

Todo se reactivó el 24 de mayo de 2010, cuando salió a la luz el testimonio de Juan Carlos Meneses, un oficial retirado de la Policía, quien, desde Argentina, se convirtió en el principal testigo en contra de Uribe al denunciar la creación del grupo paramilitar señalándolo de jefe y financiador.

Ese año se abrió una acusación previa para determinar si las incriminaciones eran ciertas. Posteriormente, en octubre del 2013, fue vinculado formalmente al caso, mediante indagatoria, Santiago Uribe.

Tras años en investigaciones, la Fiscalía solicitó la captura del ganadero, que fue realizada el 29 de febrero de 2016, por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), en Medellín.

(Además: La petición de la Procuraduría en juicio contra Santiago Uribe Vélez)

En octubre de 2017 se inició la audiencia preparatoria del juicio en su contra. Finalmente, el 29 de enero de 2018 comenzó el juicio oral. Casi tres meses después, el 15 de marzo de 2018, el juez especializado del Circuito de Antioquia lo dejó en libertad, por cumplimiento del tiempo máximo en detención preventiva sin condena (dos años).

El caso, desde la aparición de Meneses en el ojo público, tuvo un eco mediático que se ha mantenido durante todo su desarrollo. En medio de aplazamientos, por ausencias de testigos, por temas de agendas y variaciones jurídicas, el sonado juicio ha transcurrido. En la última audiencia, el 6 de noviembre del año pasado, la diligencia tuvo que ser aplazada, puesto que la defensa de Uribe argumentó que necesitaba tiempo para preparar sus alegatos de conclusión.

‘El que ha sufrido con la dilación ha sido Santiago’

El caso de Santiago Uribe se ha extendido por más de dos décadas. Pero ¿se podría hablar de dilaciones?

De acuerdo con el abogado Duván de Jesús Castañeda García, experto en derecho penal, no se puede determinar cuándo se provocan los retrasos voluntarios, “pero suelen suceder".

“Hay estudios del Consejo Superior de la Judicatura que confirman que las prácticas más recurrentes para dilatar el proceso son: cambio de abogados, solicitar el aplazamiento por otra diligencia en otro juzgado, la no comparecencia de los testigos. Sin embargo, uno no puede determinar si son adrede, porque también se dan por fuerza mayor y por hechos fortuitos”, expresó.

EL TIEMPO habló con el litigante Jaime Granados, defensor de Santiago Uribe, quien indicó que lo menos conveniente para su defendido son, precisamente, esos retrasos.

“Nunca lo hemos hecho, porque el que ha sufrido con la dilación ha sido Santiago. ¿Qué colombiano ha tenido que padecer 20 años de juicio dividido en dos partes? (…) Al principio decían que se archivó por una decisión política para favorecerlo. En esa época, el hermano acababa de dejar la Gobernación y ¿qué injerencia va a poder tener en eso?”, manifestó el jurista.

Jaime Granados

Jaime Granados, abogado penalista.

Foto:

Claudia Rubio. EL TIEMPO

En cuanto a la última diligencia, que se aplazó de noviembre hasta este lunes, lo que sucedió fue que la Fiscalía, al delito de homicidio agravado le realizó la variación de la calificación jurídica ‘en calidad de coautor impropio’ por la de ‘autor mediato por aparato organizado de poder’.

“Cambio que implica una serie de consecuencias jurídicas. Simplemente nos cambiaron las bases sobre la cual estábamos preparados para defendernos y solicitamos el aplazamiento, lo que implica un cambio sustancial en la defensa. Es por garantías procesales”, explicó Granados.

En ese sentido, dijo el abogado Castañeda, la variación no fue arbitraria, puesto que está regida en el artículo 404 de la Ley 600 de 2000 —bajo la que se lleva el proceso en contra del ganadero—.

Pero el aplazamiento tampoco lo es. “En este artículo se estipula que si la Fiscalía realiza una variación en la calificación jurídica provisional, la defensa puede solicitar la continuación de la diligencia su suspensión para efectos de estudiar la nueva calificación o la práctica de pruebas necesarias”, indicó Castañeda.

¿Quién más contento que Santiago con que le pongan fin a este suplicio? Ningún colombiano ha pasado por el calvario que él ha pasado

De acuerdo con Granados, nunca han buscado estos retrasos en el juicio: “¿Quién más contento que Santiago con que le pongan fin a este suplicio? Ningún colombiano ha pasado por el calvario que él ha pasado”.

Agregó que por ser el hermano del expresidente está siendo objeto de una persecución. “Por eso, por ser el hermano de Uribe”, sentenció.

Finalmente, el juicio, que se encuentra en su recta final, se reanudará a partir de hoy en el Palacio de Justicia de Medellín, desde las 9 a. m. La palabra la tienen el vocero de Uribe, Jesús Albeiro Yepes, y su defensa. “Ahora, lo importante es que el país, así como escuchó los argumentos de la Fiscalía, escuche los que tiene la defensa”, concluyó el litigante Granados.

ISABELLA M. QUICENO
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN@Isamquiceno

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.