El Nunca Más, diez años de memoria y reconciliación

El Nunca Más, diez años de memoria y reconciliación

En Granada realizaron campañas de recolección de fondos para mejorar condiciones del salón. 

Salón del Nunca Más en Granada, Antioquia

El museo tiene problemas de infraestructura que aún no se han resuelto. Sin embargo, las víctimas siguen promoviendo este espacio de memoria.

Foto:

Guillermo Ossa / Archivo EL TIEMPO

Por: Ricardo Velásquez Restrepo
05 de enero 2020 , 08:00 a.m.

En las fotos puede observarse a la multitud como si fueran hormigas marchando por la vía principal del pueblo: jóvenes, adultos y ancianos llevando un ladrillo al hombro.

Es una marcha inusual. Sin pancartas ni carteles, en la cual el símbolo de protesta es un ladrillo que representa el dolor, la rabia y lo absurdo de la violencia
. Pero que también simboliza la resiliencia y solidaridad de cada uno de estos individuos que ponen su alma, fe y esperanza para reconstruir su hogar: Granada.

El sol picante de la mañana empieza a asomar por las montañas que rodean el casco urbano. Algunos ciclistas que llegan al pueblo, después de horas de arduo pedaleo, se toman una foto a las puertas de la parroquia Santa Bárbara como un acto de objetivo cumplido.

La parroquia queda al finalizar la variante, la calle principal, a la entrada al municipio. La iglesia es grande e imponente y en su cúpula, debajo de la cruz, contiene un reloj que ha debido de ser testigo de tantas horas de angustia que sufrieron los habitantes de esta región.  Al lado izquierdo del templo, bajando unas escaleras se encuentra un lugar que a pesar de no ser testigo de todo lo que sucedió en el pueblo, es la memoria de este.

A las 10 de la mañana se abren las puertas del Salón del Nunca Más, un espacio que nace para recordar, pero no desde los números fríos de los hechos, sino desde las vivencias y relatos. El año pasado cumplió una década en la cual ha sido un espacio de memoria, reconciliación y paz para los granadinos.

Granada es un municipio de la subregión Oriente del departamento de Antioquia, con aproximadamente 10.000 habitantes, que antes solían ser 19.000. Son precisamente las personas el mayor reflejo de la violencia que se vivió en este lugar entre 1980 y 2006, pues a cada una de ellas les asesinaron un pedacito del alma porque, sin excepción alguna, todas fueron víctimas.

El Salón es para la construcción de memoria, fundamental en acciones de los granadinos que se convirtieron en emblema de resistencia contra el conflicto armado

Debido a esto, según Ana María Bustos, integrante de las organizaciones Tejipaz y Asovida y guía del Nunca Más, “el Salón en el imaginario de las personas que han trabajado en él, nació en el 2005 por medio de una serie de ejercicios que realizaron diferentes entidades que llegaron al pueblo a hacer trabajos sicosociales”.

El 30 de agosto del 2007 Asovida fue constituida legalmente y comenzó a trabajar en iniciativas de memoria a partir de los relatos de los habitantes del municipio. Así, en julio del 2009 se abrieron por primera vez las puertas del Salón para decirle Nunca Más a la guerra.

Está ubicado en la Casa de la Cultura Ramón Eduardo Duque, al final de unas escaleras que dan acceso al atrio de la parroquia. En su fachada blanca y ya un poco desgastada por el tiempo, están unas letras grandes y doradas con el nombre Salón del Nunca Más, justo arriba de una puerta vieja de madera que al abrirse deja ver el interior del lugar.

Granada Antioquia

En el Salón Nunca Más de granadase recuerdan a las víctimas del conflicto armado.

Foto:

Cortesía Salón Nunca Más

Adentro no hay gran cantidad de artilugios ni cuenta con avanzados artefactos tecnológicos o despampanantes obras de arte. Por el contrario, sus baldosas son simples cuadrados intercalados de color amarillo y vinotinto como las de cualquier casa de antaño y en sus paredes, la mayoría pintadas de blanco, solo cuelgan las imágenes, las fechas, el reflejo y el recuerdo de lo que dejó el conflicto en Granada.

Al lado derecho del Salón, en medio de la pared, se observa una vitrina con varios cuadernillos que en sus portadas tienen la fotografía de una persona. Según Ana María, las bitácoras son “el alma del salón”.

Y es que cada una representa a las víctimas que ya no están, pero que nunca serán olvidadas. En estos cuadernillos se puede conversar con ellas, como lo hacen sus familiares, amigos o a veces desconocidos. Les cuentan sus experiencias, alegrías, tristezas; los felicitan en sus fechas especiales y les cuentan grandes acontecimientos de la familia como la graduación del colegio o el nacimiento de un nuevo integrante.

De la guerra, no quedan sino recuerdos, vivencias y relatos. El municipio ahora goza de paz y tranquilidad

Son alrededor de las 11:30 de la mañana y el sol pega fuerte sobre la parroquia de Santa Bárbara. No hay mucho movimiento en el pueblo, solamente el bullicio de los buses que llegan por la variante y se estacionan a un costado de la parroquia.

En esa calle, el único vestigio que queda de lo sucedido el 6 de diciembre del 2000, son las edificaciones nuevas, muestra de la solidaridad por la que se caracteriza Granada. De la guerra, no quedan sino recuerdos, vivencias y relatos. El municipio ahora goza de paz y tranquilidad.

Actualmente, el Salón se encuentra en malas condiciones, debido a que la edificación es vieja y la estructura está deteriorada
. En algunas de las paredes y el techo se puede observar el daño que causa la humedad y también varias de las bitácoras están en riesgo de perderse por el mismo problema.

Con aportes del Instituto de Cultura y propios se realizaron estudios y diseños para restaurar el edificio. Estos quedan para que la administración entrante haga las gestiones pertinentes

De acuerdo con el alcalde saliente de Granada, Omar Gómez Aristizábal, desde la Administración Municipal se adquirió un compromiso para suscribir un convenio para mejoras en el Salón del Nunca Más por un valor de 30 millones de pesos, que a la fecha no se ha cumplido. Con aportes del Instituto de Cultura y propios, realizaron estudios y diseños para la restauración de todo el edificio de la Casa de la Cultura, los cuales se dejaron a la administración entrante para que haga las gestiones pertinentes.

Por otro lado, Asovida y la Mesa de Participación de Victimas de Granada hicieron una campaña de recolección de fondos para solucionar los problemas de infraestructura. No obstante, solo lograron recolectar 4,7 millones de pesos que no fueron suficientes para mitigar el deterioro del Salón, debido a que la meta era reunir 100 millones para poder cubrir los gastos necesarios. Con el dinero recaudado la asociación se ha sostenido, se creó la página web y se han realizado varios eventos.

Salón del Nunca Más en Granada, Antioquia

Las humedades son uno de los principales problemas del lugar, lo que pone en riesgo las fotografías, escritos y otros elementos ubicados en paredes.

Foto:

Guillermo Ossa / Archivo EL TIEMPO

El Salón es uno de los sitios más emblemáticos de Granada. Según Ana María, muchas personas vienen al municipio a conocerlo. Incluso, los fines de semana atienden alrededor de 200 visitantes entre estudiantes de diferentes universidades y académicos.

Para algunos, tal vez, vender los recuerdos al olvido hubiera sido lo más fácil. Dejar a un lado el sufrimiento que causaron tantos años de guerra, violencia y muerte.
Pero para muchos otros quedan las preguntas: ¿Quién va a luchar para que se haga justicia? ¿Quién llevará flores a los muertos? ¿Quién seguirá insistiendo para que se encuentre a los desaparecidos? Por esta razón, los granadinos han entendido que la memoria es dolorosa, pero que también es importante para la reconciliación y construcción de paz.

RICARDO VELÁSQUEZ RESTREPO
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.