Buscan recuperar edificio de socios de Pablo Escobar en Antioquia

Buscan recuperar edificio de socios de Pablo Escobar en Antioquia

Familias que residen en estas edificaciones dicen que viven un drama. SAE defiende procedimiento.

Finca La Manuela, de Pablo Escobar

La Sociedad de Activos Especiales (SAE) realizó este año  una diligencia para recuperar la tenencia de inmueble de la finca La Manuela, antigua propiedad del narcotraficante Pablo Escobar.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Por: Heidi Tamayo Ortiz
01 de agosto 2019 , 05:45 p.m.

La incertidumbre convive con los residentes de un edificio ubicado en Itagüí, municipio del sur del valle de Aburrá, que supuestamente perteneció a los hermanos Galeano, socios del narcotraficante Pablo Escobar, y que está en proceso de ser desalojado en una diligencia que tiene pendiente la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

La historia tiene dos caras. Por un lado, están las personas que han vivido en este lugar por más de dos décadas. Ellos, sin pensar que sucedería, recibieron una notificación cinco días antes del desalojo, que se tenía previsto para el pasado 12 de junio. Sin embargo, tras interponer acciones de tutela, el proceso tuvo que ser suspendido y ahora están a la espera de un fallo definitivo. El pasado 30 de julio, recibieron una nueva carta en la que la entidad les indicó que el desalojo será el 20 de agosto.

Por otro lado, está el argumento de la SAE para cumplir el procedimiento: este edificio, que tiene 15 apartamentos, es un bien del Estado que está bajo su administración y debe ser recuperado para destinarlo a un fin que genere productividad. Para la entidad, los habitantes del lugar son ocupantes irregulares.

Sin embargo, según Yolanda Cuervo, residente del lugar, cuando la SAE llegó a hacer el desalojo, en la documentación del procedimiento, la dirección no correspondía con la del edificio, por lo cual no se pudo efectuar. Y asegura que en la nueva notificación, la ubicación del sitio sigue siendo equivocada.

Asimismo, dijo que ninguna de las 12 familias que vive allí entró por la fuerza y que todos esperan un proceso con garantías, en el cual los escuchen y les den los argumentos por los cuales deben salir de allí, pues, según indicó, desconocen las razones.

Bienes de la mafia en Medellín

Muchos de los ocupantes de los bienes con extinción de dominio viven el drama de perder su hogar.

Foto:

Guillermo Ossa. EL TIEMPO

En este sector, conocido como Villa Paula, hay varios edificios que supuestamente pertenecieron a los Galeano y les han hecho extinción de dominio. Pero nosotros nunca escuchamos que al nuestro le hubieran hecho ese proceso. Nadie vino nunca a contarnos nada durante todos estos años y después vinieron a desalojarnos y nos avisaron cinco días antes”, expresó la mujer, quien vive allá con su esposo, donde criaron a su hija y su nieta.

Cuervo añadió que el edificio existe materialmente pero no está conformado como propiedad horizontal, no tiene nombre ni matrícula inmobiliaria. Sin embargo, se convirtió en el único hogar que tienen y hoy temen por su futuro.

Por su lado, Jeymy Carolina Duque, vicepresidente de bienes inmuebles y muebles de la SAE, indicó que existen las resoluciones 743 del 22 de julio de 2016 y 4602 del 30 de octubre de 2018, que permitirían la recuperación de predios como este edificio, mediante la diligencia de desalojo. “A la fecha la SAE está a la espera de que se resuelva de fondo una acción de tutela interpuesta por los ocupantes del predio y, una vez se tenga sentencia, reanudaremos las acciones de recuperación del bien”, explicó.

Además, la entidad indicó que el sitio sí tiene matrícula inmobiliaria.

Esta historia no es única en el país. La SAE tiene bajo su administración cientos de bienes que tuvieron extinción de dominio tras ser propiedad de exnarcotraficantes o integrantes de grupos armados ilegales. En el caso de Antioquia, la entidad administra 3.354 bienes, según la información con corte al 10 de julio de este año. La cantidad de lugares cambia por decisiones de la justicia o por su venta.

La entidad también informó que de los 3.354, hay 1.782 bienes que tienen ocupación irregular, de los que ya hay resoluciones de recuperación para 697, es decir, sobre estos se adelanta un proceso de recuperación. Asimismo, hay otros 790 que están con contratos de arrendamiento activos, 101 más disponibles para que la ciudadanía arriende, 647 desocupados y 34 con destinación provisional a entes gubernamentales.

En el transcurso de 2019, la SAE informó que ha recuperado 58 folios de matrículas inmobiliarias y durante los cinco años que lleva de administración ha recuperado 745 bienes. Entre los recuperados, y que a su vez tiene destinación provisional a entes gubernamentales, está la finca La Manuela, ubicada en El Peñol (Oriente de Antioquia), que perteneció a la familia de Pablo Escobar y fue nombrada así en honor a su hija menor.

Nadie vino nunca a contarnos nada durante todos estos años y después vinieron a desalojarnos y nos avisaron cinco días antes

En la propiedad, de ocho hectáreas, funcionó hasta hace poco un restaurante-bar que era manejado por William Duque, un exempleado de la esposa de Escobar. El hombre, quien empezó como jardinero y vigilante, vivió en el lugar durante 30 años luego de que la viuda le dijera que se quedara allí. Pero fue desalojado el pasado 11 de abril en un procedimiento de la SAE, pues el predio le pertenece al Estado desde 2005, cuando se emitió una sentencia de extinción de dominio sobre el mismo.

El sitio está bajo la modalidad de destinación provisional a la alcaldía de El Peñol, que busca desarrollar un proyecto turístico de gran envergadura para el bienestar a los habitantes del municipio, con generación de empleo y proyectos sociales. La apuesta es encontrar un inversionista privado que pueda inyectar los recursos para sacar adelante la propuesta turística, en este lugar apetecido por visitantes.

La Manuela, la finca de Pablo Escobar

La Manuela, la finca de Pablo Escobar.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Estas iniciativas buscan que la SAE cumpla con su función máxima: administrar bienes que tienen extinción de dominio y procurar la guarda y puesta en productividad de los mismos. Para ello, tras procesos de análisis y diagnóstico del estado de estos sitios, se toman las decisiones sobre el uso de los mismos, que debe estar orientados a la productividad, de acuerdo con el mecanismo de administración seleccionado: administración directa o destinación provisional.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
MEDELLÍN
En Twitter: @HeidiTamayo

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.