La odisea de hacer política en medio del fuego cruzado en Antioquia

La odisea de hacer política en medio del fuego cruzado en Antioquia

Amenazas, pasquines y ataques violentos han marcado el inicio de las campañas en esta subregión.

Bajo Cauca antioqueño

Habitantes piden la constante presencia de la Fuerza Pública en el municipio. 

Foto:

Cortesía Séptima División del Ejército. Archivo

Por: Miguel Osorio Montoya
10 de septiembre 2019 , 12:30 p.m.

“Los grupos armados, de una u otra manera, van a tener incidencia en las elecciones regionales en el Bajo Cauca”. La sentencia es de Leyder Perdomo, secretario técnico de Sepa, una confluencia de organizaciones sociales y académicas que se ha dado a la tarea de analizar el panorama político de esa subregión.

Es tanto así, que la entidad estableció una cifra preocupante: entre octubre del año pasado y julio de este 2019, 14 actos de violencia ligados al tema político se presentaron en ese territorio.

Perdomo explicó que el Bajo Cauca es un lugar de guerras viejas y nuevas. Es decir, allí actúan grupos de vieja data como el Eln. Pero, al mismo tiempo, las disidencias de las Farc y los grupos posteriores a las Auc se disputan las rentas ilegales, entre las que destacan la minería ilegal y el tráfico de droga.

Para acabar de ajustar, el panorama delincuencial es completado por grupos como los ‘Caparros’ y el ‘clan del Golfo’. Sumado a lo anterior, como si fuera poco, algunas bandas delincuenciales del valle de Aburrá, como los ‘Triana’, están expandiendo sus acciones criminales hacia esa subregión. La intención es clara: mover droga hacia el norte y sacarla por Urabá.

Los grupos armados, de una u otra manera, van a tener incidencia en las elecciones regionales en el Bajo Cauca

Además de los problemas para hacer política, Perdomo revela que los seis municipios de la subregión: Tarazá, Cáceres, Nechí, Caucasia, El Bagre y Zaragoza presentan un alto riesgo de fraude electoral.

“La confluencia de violencia, de actores, de intereses múltiples y los antecedentes que indican la posibilidad de fraude electoral, nos hacen concluir que es la zona con más riesgo para estas elecciones locales”, precisó el experto.

La conclusión de Sepa concuerda con un informe presentado la semana pasada por la Procuraduría General de la Nación. Según ese organismo de control, Tarazá es el noveno municipio con mayor riesgo electoral en el país, con un índice de 83,8 por ciento. Un poco más abajo, pero no menos preocupante, aparece el caso de El Bagre, con un índice de 76,9 por ciento.

Campañas en medio del fuego cruzado

En la madrugada de este lunes 9 de septiembre, cerca de la 1:30 a. m., varios sujetos dispararon nueve tiros contra la vivienda del presidente del concejo de Caucasia, Jhon Jairo Vásquez, quien se ha sumado a la campaña de Mauricio Tobón a la gobernación de Antioquia.

La denuncia la hizo el mismo Tobón. El candidato agregó que en Cáceres se presentó otro caso de violencia electoral. “Sujetos desconocidos nos dijeron que si no abandonábamos el sitio nos daban bala. Hacemos un llamado a las autoridades para que estos sucesos sean tomados como hechos reales que están afectando el desarrollo electoral y no como casos aislados”, sentenció el candidato a la gobernación.

Este diario se dio a la tarea de contactar a varios candidatos a las alcaldías de esos municipios para saber, con exactitud, de qué manera están haciendo política en medio de esta situación.

Germán Hoyos, candidato a la alcaldía de El Bagre por el partido Mais, contó que solo puede moverse por los río pues, si lo hace por carretera, teme ser atacado. Desde el año pasado, dijo, cuando anunció su aspiración de ser candidato, comenzó a recibir amenazas.

En marzo de este año le quitaron la escolta de la Unidad Nacional de Protección (UNP). Ahora, expresó, se moviliza por el municipio en un carro blindado que le prestó un amigo. “Me amenazaron, me dijeron que me fuera. La denuncia ya está en Fiscalía”, precisó Hoyos.

El candidato contó, además, que en el último tiempo circuló un pasquín en El Bagre en el que lo acusan de ser financiado por grupos armados. “Lanzaron panfletos que dicen que me financian las Farc, el Eln, los paracos, todo porque me han visto en un carro blindado. Más allá de ese carro ando sin protección, solo con Dios”, dijo.

El político compartió varios videos en los que un hombre lo acusa de ser el ‘candidato más mentiroso’ a la alcaldía. Además, reveló varias cadenas de WhatsApp en las que lo señalan de estar siendo financiado por un hermano suyo que fue paramilitar y ahora está tras las rejas. “Uno no escoge a la familia, mi hermano fue paramilitar y está en la cárcel pagando lo que hizo. Yo no tengo nada qué ver con él”, se defendió.

Para rematar, el candidato, que es abogado, recordó que las amenazas y los pasquines se repartieron antes del asesinato de Karina García, aspirante a la alcaldía de Suárez, en el Cauca.

“No somos ajenos a eso, estoy totalmente limitado para los desplazamientos a las reuniones en veredas y corregimientos. Salgo muy poco, me muevo solo por el agua”, lamentó Hoyos.

Por su parte, Fernando Doval, candidato a la alcaldía de Caucasia, expresó que, hasta el momento, no ha tenido problemas para movilizarse por el municipio. Sin embargo, contó que el temor siempre está presente.

“En algún momento, cuando el tema político se caliente, habrá zonas en las que no podremos entrar”, puntualizó. La tesis del candidato es que el asunto está calmado por ahora porque la campaña apenas comenzó. Sin embargo, está convencido de que a medida de que se acerque el día de las cosas se irán volviendo más complejas y los candidatos, todos, requerirán esquemas de seguridad.

Ferney Hoyos, también candidato a la alcaldía de ese municipio del Bajo Cauca, contó que no ha tenido inconveniente alguno de movilidad. Dijo que ha caminado las calles y recorrido veredas y zonas rurales.

En algún momento, cuando el tema político se caliente, habrá zonas en las que no podremos entrar

Sin embargo, mencionó que por iniciativa de las comunidades no hace reuniones después de las 10 de la noche. Las personas le han expresado en varias ocasiones que después de esta hora es peligroso hacer reuniones o manifestaciones públicas. La campaña ha acatado esta sugerencia.

“Es la misma comunidad la que nos dice que es mejor hace reuniones en casas o lugares privados. Nos dicen cosas como ‘ve, tempranito la reunión, tan tarde no’”, expresó el candidato.

Una opinión parecida tiene José Alexánder Padilla, candidato a la alcaldía de El Bagre por el partido ASI. El político, a pesar de que expresó no haber recibido amenazas ni padecer restricciones de movilidad, advirtió que también prefiere hacer las reuniones públicas en horas de la mañana y de la tarde.

“Acá en el municipio el tema de seguridad es bravo, especialmente entre bandas. Hay un batallón y una base, más el comando de la Policía, pero, a pesar de eso, la situación sigue siendo grave”, concluyó Padilla.

MIGUEL OSORIO MONTOYA
Para EL TIEMPO
Medellín

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.