Secciones
Síguenos en:
‘Pudo ser así’, noticias hechas relatos
Mario Duque

Una maestría en Escrituras Creativas de Eafit le aportó soluciones para ordenar los escritos, encontrando nuevas formas narrativas.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

‘Pudo ser así’, noticias hechas relatos

El libro de Frailejón Editores tiene ilustraciones de Don Repollo. 

Borges dijo alguna vez que uno lee lo que quiere y escribe lo que puede. La frase resuena en la mente de Mario Alberto Duque y con ella explica el libro que sostiene entre las manos. Los cuentos lo vieron crecer y los escritores del Boom latinoamericano lo hicieron periodista.

Fue en el oficio donde encontró nueve historias sometidas al recorte, a la rigidez y el poco espacio de los periódicos, que no siempre admiten contexto, mucho menos detalles.

La curiosidad y ese instinto aluvial de escribir, lo motivaron a pensar en lo que pudo ser así, pero no fue, hasta que él se lo imagina. Un torero madrileño embestido, un boxeador en medio de la Bogotá convulsa en la que Gaitán fue asesinado, unos ladrones planeando un atraco sentados en un pub de Londres. Con una idea escueta de un suceso ocurrido en algún lugar del mundo, el autor crea una realidad, que aunque parte de un hecho verídico, supone una construcción ficticia.

Duque no sabe si considerarse escritor por haber escrito un libro. No se considera intelectual, pues no cree que quien escriba deba serlo. Es, ante todo, periodista y la relación con la literatura le resulta natural.

¿De dónde surge la necesidad de escribir?

Yo estudié periodismo porque quería escribir. Era la tradición del cuento o del escritor latinoamericano que yo leía, yo soy un fruto de la lectura de García Márquez, Vargas Llosa, Cepeda Samudio, todos pasaron por la prensa. De ahí tuve la idea de que uno tiene que ser periodista. No sé si los de hoy sean así, tengo un pequeño compendio de relatos de autores latinoamericanos y ya todos son doctores. Pero siempre quise escribir, siempre fue una tentación.

¿Cómo nacieron las historias?

Surgieron de un ejercicio de revisión de qué ocurre en el mundo, mirando portales. Leyendo las agencias aparecen un montón de noticias que son raras, simpáticas por decirlo de alguna manera, que no tienen mayor fuerza. Es una noticia breve o de pronto, en algunas partes es más destacada. Pero que solas, a mí me parece que son literatura. En la historia del tigre que se fuga en México, ya hay literatura. Unos señores de mayor edad que deciden robar una joyería. En la vida diaria hay un montón de detalles que dan para hacer historias, crecerlas un poco y ficcionar sobre ellas. A partir de eso empecé a crearlas. Lo mismo con las historias del 9 de abril. Revisando la prensa de la época, buscaba elementos que me sirvieran para contar cuentos.

Podría pensarse que los temas dan para relatos de más largo aliento. ¿Por qué la decisión de hacerlos cuentos breves?

También lo decía Borges, un cuento es un principio y un final, uno tiene eso. Lo difícil es construir lo que hay en la mitad. Esa es la parte difícil para mí realmente, porque en algunos casos creo que no es necesario nada más, no hay que contarlo todo, no necesito explicarlo todo, creo yo, para que se entiendan los cuentos. Aquellas cosas que quedan en punta, bien pueda el lector tomar una decisión final, si la pareja de esposos se encuentra, si aparece o no el rifle, ese tipo de cosas creo que es cuestión de los lectores, que lo definan ellos. Me siento bien con el cuento corto.

¿Por qué el nombre del libro?

Por el azar. Todo el mundo tiene una manera de hacer las cosas, si un día cambiamos la manera en que actuamos, todo puede resultar diferente. Esas son noticias que pudieron, de alguna manera, cambiar. Es como ese juego de una toma de decisiones, un juego con el azar que tenemos permanentemente. Es como una rueda ficción, esa que juegan en las loterías, ahí están todas nuestras decisiones. Es permanentemente un juego de azar.

¿Y qué significó escribirlo desde el rol de periodista?

Es un escape al oficio o también un defecto del oficio. De todas maneras en los cuentos hay trabajo periodístico, hay una investigación, incluso alguien me dijo que se notaba mucho el mapa que había detrás para contar las historias. Es poner lo que hemos aprendido en el día a día, al servicio de la ficción. Y una manera de divertirse también con eso que somos. Nuestro oficio también nos sirve para buscar un poco de diversión en este tipo de ejercicios literarios. Mucho tiempo escribiendo en el periódico me sirve para probar, intentando formas de cómo contar una historia, cómo contar una crónica, cómo narrar cualquier relato. Para eso me ha servido el oficio. Años y años escribiendo y publicando con tu nombre, te va quitando el miedo.

La literatura está en todas partes, algo particular puede servir para tirar un pequeño hilo y convertirlo en una historia grande

¿Hacen falta más libertades en el trabajo periodístico diario?

Yo creo que deberíamos dárnoslas. Creo que todo puede ser motivo para intentar maneras diferentes de contar la historia, de narrarla, de escribirla. ¿Qué tal si hoy escribo con más puntos seguidos? ¿Qué tal si hoy hago párrafos más largos? ¿Qué tal si hago una frase corta y una frase larga? Cada acto de escribir te da posibilidades de jugar con las letras. Y eso deberíamos intentarlo, así sea una noticia simple, le deberíamos cambiar el ritmo. Cualquier reportería que uno pueda hacer, es potencial para contar algo distinto. En todas partes hay algo qué contar.

Todo lo que uno consume, finalmente, termina dándote ideas para contar historias. El periódico, la televisión, la calle. La literatura está en todas partes, la vida sola tiene un montón de cosas que son literatura, algo particular puede servir para tirar un pequeño hilo y convertirlo en una historia grande.


Valentina Vogt 
Para EL TIEMPO
valalb@eltiempo.com
@ValentinaVogt

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.