Secciones
Síguenos en:
Interno se fugó de cárcel Bellavista y dejó una carta a los guardias
Hacinamiento en cárceles

La cárcel Bellavista de Medellín tiene problemas graves de hacinamiento.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

Interno se fugó de cárcel Bellavista y dejó una carta a los guardias

El hombre, acusado de violación, indicó que se fugó pues enfrentaría otro proceso.

Una carta en la que se disculpaba por la decisión, fue lo quedó de la fuga del interno José Edilberto Muñoz, perteneciente al Pabellón 16 y quien se escapó del centro penitenciario Bellavista (Bello) el pasado 1 de abril, domingo de resurrección.

“Me viene un proceso encima de más de 20 años, así que lo siento mucho. Gracias por todo señores dragoneantes, les suplico me perdonen, fueron buenos conmigo. De nuevo gracias”, decía el escrito dejado por el interno.

Muñoz, fue condenado a 13 años de prisión por el delito de Acceso Carnal Violento, de los cuales, llevaba 9 años en el centro penitenciario.

Según el sindicato del Inpec, el reo “se encontraba recluido en la cárcel desde el 2009, por lo que en el proceso de tratamiento penitenciario, se encontraba en fase de confianza, o mínima seguridad, lo que permitía su asignación a actividades semiexternas, por eso se encontraba asignado a la Piara o proyecto de los porcinos”.

En este momento hay unos 3.000 y sigue la misma cantidad de guardias. Incluso hay patios donde solo un guardia vigila más de 1.500 personas

Ese sector, conocido como Granja, tiene acceso a la vía la Gabriela y Machado, en el norte del valle de Aburrá. Además, según los guardias del Inpec, esta área no cuenta con muro perimetral, garitas, ni cámaras de video, lo que facilitó la huida.

Por su parte, Jorge Carmona, defensor de los Derechos Humanos, opinó que más que la fuga, el problema es lo que esta acarrea.

“Las principales víctimas son el personal de guardia y custodia. Bellavista ha tenido topes de 7.000 internos con solo 40 unidades de guardia que los vigilen. En este momento hay unos 3.000 y sigue la misma cantidad de guardias. Incluso hay patios donde solo un guardia vigila más de 1.500 personas. Ya no es el personal de guardia el que vigila y custodia a los internos sino viceversa”, opinó Carmona.

Añadió, que el personal de guardia de la cárcel no está preparado para enfrentar algo grande como una fuga masiva. “Cuando se ve que una sola persona vigila más de 1.500 queda el interrogante si sí están preparados o no. Y esta personas están en un sitio en el que no hay personal de guardia ni cámaras”, puntualizó el defensor de Derechos Humanos.

MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.