Hasta con oraciones buscan recursos para rodar película de Madre Laura

Hasta con oraciones buscan recursos para rodar película de Madre Laura

Aunque creían que 2019 sería el año clave para conseguir las donaciones, no lo han logrado.

Madre Laura

Los recursos que se obtengan por taquilla de la película serán destinados a la labor social de la Congregación de Hermanas Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Sena.

Foto:

Jaiver Nieto

Por: Heidi Tamayo Ortiz
06 de noviembre 2019 , 07:44 a.m.

En 1914, cuando a la mujer no le quedaba más camino que ser madre o maestra, Laura Montoya Upegui optó por lo segundo. Pero enseñar de letras y números no colmaba su pasión de ayudar.

Por eso, con otras compañeras, partió a lugares inhóspitos y alejados. A la selva. A los caseríos remotos de comunidades indígenas. La locura que ello significaba en esa época fue blindada conformando una congregación religiosa, en 1917. Y allí empezó su legado.

La película Santa Laura se empezó a gestar en 2013, cuando se dio la canonización de la religiosa. El reconocido director Gustavo Nieto Roa, creador de casi 20 largometrajes, de miniseries y novelas, le propuso el proyecto a la Congregación de Hermanas Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Sena, la misma que fundó la santa y que hace las veces de productora. Conocidas también como las Misioneras de la Madre Laura.

Nuestra respuesta al director fue positiva porque la congregación históricamente ha deseado tener una buena película. Tanto es así, que tenemos una producción de 1960, elaborada por las hermanas, que dirigieron e hicieron el guion, fueron religiosas y familiares de santa Laura. Eso demuestra el deseo de tenerla en el cine, como una forma de poder presentarla a las nuevas generaciones”, explica la hermana Ayda Orobio, coordinadora del proyecto.

Muy pronto lograron hacer los trámites legales, construir un guion y crear una fiducia para la recolección de los fondos. Para ello, el Ministerio de Cultura emitió la Resolución 1845 del 28 de junio de 2017,

Santa Laura

Ubicado en el barrio Belencito, el Museo Etnográfico Madre Laura se ha consolidado como epicentro del turismo religioso en la ciudad.

Foto:

Jaiver Nieto

La resolución establece que el plazo para la ejecución del proyecto no puede ser mayor a tres años contados a partir de su expedición, es decir, se vencería en junio de 2020.

Aun así, todavía no han logrado obtener donaciones de empresas, pese a que estas tendrán beneficios tributarios por hacerlo. “Estas empresas tendrán derecho a descontar de su renta por el periodo gravable el 165 por ciento del valor real invertido”, indica Juan David Giraldo, productor asociado de la película.

Todavía no han logrado obtener donaciones de empresas, pese a que estas tendrán beneficios tributarios por hacerlo

Aunque creían que 2019 sería el año clave para conseguir las donaciones, no lo han logrado, en parte porque fue un año electoral y, además, porque muchas de las grandes empresas a las que les han tocado la puerta, especialmente en Antioquia, ya tienen proyectos sociales, culturales, ambientales y de otra índole, por medio de sus fundaciones y actividades de responsabilidad social.

Por los lados de la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia han encontrado buenas intenciones y posibilidades de visibilizar el proyecto, pero no los recursos. Al menos, necesitan la mitad para empezar el rodaje, que estiman tendrá una duración de tres meses y que se hará en locaciones como Jericó, donde la santa pasó sus primeros dos años de vida; Amalfi, donde empezó como maestra; Dabeiba, donde inició su trabajo con comunidades indígenas; Medellín, donde continuó su labor y donde está el santuario en el que reposan sus restos; y Roma, donde fue canonizada.

Hasta el momento, el dinero que han recogido ha sido por medio de donaciones de parroquias, instituciones educativas y personas naturales, a través de la cuenta de ahorros de Bancolombia, 268911912-34, en la cual también han depositado las ganancias de actividades como rifas y ventas que hacen las hermanas de la congregación que también tienen al proyecto cinematográfico entre sus oraciones. Pero, lo recolectado no es suficiente para empezar a materializar el filme, que tendría a la actriz Linda Lucía Callejas personificando a Laura Montoya en su edad adulta.

Santa Laura

En la construcción donde se ubica el Museo Etnográfico Madre Laura vivió y murió la religiosa en 1949.

Foto:

Jaiver Nieto

Giraldo añade que la idea es que esta película sea de la comunidad para la comunidad, por lo cual se decidieron por las donaciones y no por las inversiones para conseguir los recursos. Por ello, también están participando en varias convocatorias nacionales e internacionales. “Estamos tocando todas las puertas posibles, para hacerle entender al empresario que invertir en cine es una buena inversión, pero en este tipo de cine es una doble buena inversión por el tipo de temática, por el impacto que tiene, por el momento histórico”, manifestó.

La meta, una vez consigan el dinero, es llevar la producción a las salas de cine de Colombia y de los otros 20 países donde tiene presencia la congregación fundada por la Madre Laura. Pero, además, esperan que se pueda difundir en plataformas virtuales como Netflix. Los recursos que se obtengan por taquilla serán destinados a la labor social de las religiosas, especialmente en aquellas comunidades más pobres, como Haití (América) o El Congo (África).

Invertir en cine es una buena inversión, pero en este tipo de cine es una doble buena inversión por el tipo de temática, por el impacto que tiene, por el momento histórico

Esto es una forma de hacerle honor a las enseñanzas de la santa, quien en vida siempre quiso ayudar a las comunidades indígenas, afros y campesinas más vulnerables, pero con una visión de respeto a sus costumbres y a su dignidad. Según la hermana Orobio, las anécdotas que se contarán en la película se basan en los escritos que la misma Laura Montoya hacía para contar sus experiencias y que la llevaron, incluso, a conseguir su propia imprenta.

Las vivencias en la selva, el contacto con comunidades aisladas por completo, el asesinato de su padre cuando tenía 2 años, la decisión de su madre de acompañarla en las misiones, la necesidad de fundar una congregación de religiosas, su muerte en 1949, los milagros que se le atribuyen y su canonización son algunos de los detalles que ofrecerá la película que espera otro milagro para salir a la luz.

HEIDI TAMAYO ORTIZ 
​Redactora de EL TIEMPO
MEDELLÍN@HeidiTamayo

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.