El paisa que puso a rodar su ingenio: creó un rodillo para montar bici

El paisa que puso a rodar su ingenio: creó un rodillo para montar bici

Tras el cierre de su almacén de uniformes para ciclistas, sacó adelante esta idea de negocio.

Andrés Betancur creador del rodillo Roll Bike

En su casa en el municipio de Envigado, Andrés Betancur compartió la experiencia de su emprendimiento.

Foto:

Jaiver Nieto/ El Tiempo

Por: Melissa Álvarez Correa
20 de mayo 2020 , 07:49 a.m.

Rodar, el verbo que más está en boca de un ciclista apasionado, fue uno de los primeros que dejó de conjugarse durante el confinamiento obligatorio que encerró a Colombia desde el 25 de marzo, y en su primera etapa restringió todo tipo de actividades al aire libre, incluido el ejercicio.

Con ello, para los amantes de practicar este deporte, quienes están acostumbrados a hacer ejercicio, comenzaron a sentir la necesidad de hacer actividad física al interior de sus hogares.

Más aún cuando la rutina de salir a rodar todas las mañanas a las 5 a.m. ya no era una opción. Aunque para muchos la respuesta es obvia o puede solucionarse con la palabra adaptación, o la más famosa por estos días; reinvención, un emprendedor paisa halló un 2X1: no solo encontró la manera de hacer ejercicio, sino que sacó a flote su propia idea de negocio.

La idea surgió de preguntarnos, bueno no podemos salir a montar en bicicleta, busquemos una forma. Entonces empezamos a buscar alternativas de rodillos

“La idea surgió de preguntarnos, bueno no podemos salir a montar en bicicleta, busquemos una forma. Entonces empezamos a buscar alternativas de rodillos. ¿Qué pasó? Que los rodillos se dispararon en precio de manera absurda, descomunal, entonces yo dije no, yo soy mecánico industrial. ¿Qué puedo hacer? Voy a mirar a ver si puedo desarrollar un rodillo que sea económico, porque igual queremos seguir montando en bicicleta, pero nos están sacando la sangre, están aprovechando el mercado”, relató de manera muy franca Carlos Andrés Betancur Rodríguez, creador de Roll Bike.

Se define como un apasionado de la bici, y también un disciplinado al ejercicio luego de que hace seis años cogiera el hábito tras practicarse una cirugía de bypass gástrico, con la que bajó mucho de peso.

(Le puede interesar: Emprendimientos se reinventan ante emergencia sanitaria)

El caballito de acero se convirtió es su hobby, y también entró a ese campo económico con la marca Éxodo ciclismo (que está ubicado en Envigado, sur del valle de Aburrá), además de participar de rodadas con grupos.

Para la semana siguiente a la Semana Santa, este emprendedor paisa ya tenía la primera versión del rodillo al que bautizó Roll Bike, producto que, en sus palabras, fue un éxito.

El proceso de creación lo define de manera escueta; aprovechando sus conocimientos como mecánico industrial, diseñó el rodillo y ante el primer obstáculo que fue encontrar materias primas y talleres para estas estructuras metálicas, recurrió a emplear en el proceso a conocidos que tampoco habían podido seguir trabajando durante el periodo de aislamiento.

Después, también ocupó en su producto a personas que se encargan de la pintura, y cuando ambos procesos están listos, las piezas vuelven a sus manos para hacer el ensamble final (que incluye ponerle el logo de Roll Bike) y la prueba de calidad para llegar al cliente.

En este momento le estoy dando trabajo a varias empresas, porque yo lo diseñé, tengo otra personas que me lo fabrica con toda la maquinaria y adicionalmente, hay otras empresas que hacen la pintura

“En este momento le estoy dando trabajo a varias empresas, porque yo lo diseñé, tengo otra personas que me lo fabrica con toda la maquinaria y adicionalmente, hay otras empresas que yo ya conocía y que me hacen la pintura electrostática. Sin querer queriendo vamos reactivando la economía”, narró Betancur, quien fue enfático en que también emplea a un mensajero para hacerle llegar a sus clientes el producto hasta la puerta de sus casas, lo que le da la posibilidad de implementar el pago contraentrega.
Reconoce que en el proceso fue vital el apoyo familiar, en especial el que le brindó su hermana, para sacar adelante este emprendimiento.

Saber rodar, la clave

Incluso después del 27 de abril, cuando ya el presidente Iván Duque dio el aval para que las personas pudieran salir a hacer actividad física una hora al día, en el caso local de 2 a 3 p. m,, su producto sigue teniendo vigencia, en primer lugar, porque para muchos el horario permitido se troca con horarios laborales presenciales o actividades de teletrabajo. En otros casos, porque prefieren continuar el confinamiento y no hacer actividad física en sitios públicos.

Así, hace casi dos semanas, Betancur sacó otra versión mejorada de su producto, lo que lo hace menos ruidoso, y en sus palabras, más bonito y presentado.

“Ese fue una de las mejoras que le hicimos, que fuera más silencioso para que puedas montar a las 6 de la mañana u 8 de la noche, y les pusimos unos zapaticos en caucho que absorben y son antideslizantes, o sea que no dañan los pisos”, explicó.

Andrés Betancur creador del rodillo Roll Bike2

Andrés dice que no es lo mismo montar el rodillo que en bicicleta, pues el uso de este genera más cansancio, y se emplean más músculos.

Foto:

Jaiver Nieto/ El Tiempo

Ese cambio se logró, también, porque ya hay más forma de conseguir los materiales y materias primas, a medida que la economía se ha venido reactivando. Dice que “Si uno puede superar su producto, pues mucho mejor”, recalcó.

Como muchas marcas, este emprendimiento de cuarentena tuvo que prenderle motores a la estrategia de redes sociales, aunque en un inicio, cuenta que su producto se movió por el voz a voz. Ya teniendo el nombre de su rodillo, lo comenzó a promover por redes sociales como Facebook e Instagram, también con videos en los que les enseña a personas a usar este elemento, lo que considera un plus a un artefacto que aunque existía antes, tomó fuerza en los aficionados a la bici encerrados.(Lea también: Compañía cultural de Medellín sobrevive haciendo llamadas ‘cochinas')

“Lo que me gusta a mí es mostrar la pasión, que la gente aprenda a montar en rodillo, porque no todo el mundo que sabe montar bicicleta sabe montar el rodillo, son dos ejercicios muy diferentes. Como es un rodillo de equilibrio se utilizan mucho los brazos y los músculos de la espalda, entonces vos te cansás mucho y al principio vos no tenés esa reacción de mantener siempre la estabilidad, porque cuando vas en una bicicleta rodando el movimiento de la bicicleta te da un poquito de estabilidad”, detalló el ciclista.De la primera versión de su producto se vendieron 100 unidades. Ahora, espera que su creación siga rodando, incluso después de que la cuarentena pase, pues será una ayuda para los que siguen haciendo ejercicio en casa.

MELISSA ÁLVAREZ CORREA
PARA EL TIEMPO
MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.