El plan que busca saldar la deuda histórica con el centro de Medellín

El plan que busca saldar la deuda histórica con el centro de Medellín

La hoja de ruta incluye fuerza, inteligencia y tecnología policial, así como renovación urbanística

Seguridad en el centro de Medellín

El centro de Medellín es la zona de la ciudad con más policías, cuenta con 665 uniformados para controlar la delincuencia.

Foto:

Esneyder Guitiérrez

Por: Deicy Johana Pareja M.
15 de enero 2018 , 10:12 a.m.

El deterioro la comuna La Candelaria (centro) de Medellín lleva cuatro décadas. El círculo decadente empezó cuando las grandes instituciones se fueron, la construcción de viviendas se congeló, dejó de ser un lugar atractivo y se convirtió en la zona de la ciudad con los índices más altos de homicidios, microtráfico, hurtos y extorsiones.

El reto del alcalde Federico Gutiérrez es saldar esa deuda histórica para que la gente mejore su percepción de seguridad, quiera vivir allí y se apropie de este sitio, porque pese a que cada día transiten 1’200.000 personas por sus calles, pocas quieren quedarse, la mayoría va de paso.

Por ello, esta administración priorizó el centro en su Plan de Desarrollo y trazó una ruta para recuperar la seguridad y el espacio público. Este año, el alcalde anunció la llegada de 265 nuevos policías, para un total de 665 uniformados.

Recuperar la seguridad es clave para que más personas miren hacia ese lado de Medellín, pero será difícil mantener esa seguridad si no es atractivo para vivir, no se reconstruye el tejido social ni se aprovecha el espacio público.

La Candelaria puede tener más cámaras de videovigilancia y más policías que cualquier otra comuna para combatir a las organizaciones criminales, pero si no hay orden, una agenda cultural ni tranquilidad, nunca será suficiente.

Por esa razón, la hoja de ruta del corazón de Medellín incluye fuerza, inteligencia y tecnología policial, así como renovación urbanística e inversión social. El alcalde promete que este año, los ciudadanos empezarán a disfrutar de un centro seguro, iluminado, verde, con más vías peatonales y ciclorrutas.

Daniel Carvalho, experto en urbanismo y concejal de Medellín, explicó que el plan aborda las problemáticas que más preocupan en el centro y tiene todas las herramientas para dejar un plan muy avanzado, en los dos años que le restan a esta alcaldía, aunque tiene claro que La Candelaria no se recuperará en cuatro años, debe ser un proyecto con continuidad en las próximas administraciones.

Esta administración se puso el corazón en el centro, la inversión es coherente y eso es un buen paso para saldar la deuda histórica, porque el abandono es de décadas

La inversión en obras de infraestructura en este lado de la ciudad es de 270.000 millones de pesos este cuatrienio. Uno de los primeros proyectos que cambiará la cara de este sitio es la Galería Bolívar, un paso peatonal que va desde la plazuela Nutibara hasta San Juan, con vendedores informales organizados, más espacio verde y luces.

El plan también incluye la peatonalización de un carril de la emblemática avenida La Playa, que traza 2 kilómetros de ciclorrutas. Las obras empezará este semestre con una inversión de 38.000 millones de pesos.

Otro corredor que se transformará será la tradicional calle Junín, donde se recuperará el paisaje urbano y se reordenará el espacio público para recobrar la identidad histórica y patrimonial del sector. La alcaldía también renovarán 40 parques y se sembrará 15.000 nuevos árboles.

“Esta administración se puso el corazón en el centro, la inversión es coherente y eso es un buen paso para saldar la deuda histórica, porque el abandono es de décadas”, agregó Carvahlo.

El urbanista destacó la recuperación del espacio público, pero queda el reto de garantizar que sea aprovechado y no se llene de informalidad ni de inseguridad; también se requieren medidas drásticas de movilidad, limitando el vehículo particular para que el transporte público sea la manera privilegiada de llegar a La Candelaria.

Precisamente, lo que más le preocupa a Jorge Mario Puerta, director de la Corporación Cívica Centro de Medellín (Corpocentro), es el mal uso del espacio público, que causa la gran parte de las problemáticas, “cuando hay calles y parques desorganizados, hay dinámicas delictivas y las bandas se aprovechan de eso para extorsionar, vender contrabando, esconder armas y productos robados, por eso es tan importante esa intervención”, recalcó.

cuando hay calles y parques desorganizados, hay dinámicas delictivas y las bandas se aprovechan de eso

En lo que coincidió el sociólogo y experto en violencia urbana, Max Yuri Gil, quien dijo que muchas ciudades de América Latina fortalecieron el uso del espacio público para que sus habitantes se apropien de ellos y así revertir centros en crisis histórica.

La ausencia de programación cultural en el espacio público de la ciudad, permite que esos lugares sean ocupados por redes criminales. En el centro hay mucha policía y videocámaras, pero si la alcaldía no les da fuego a los actores culturales, se van a quedar en eso, en llenar los espacios de fuerza, una estrategia que sirve de choque, pero no construye el tejido social ni transforma el territorio”, advirtió Gil.

Además de aprovechar ese espacio, otra de las preocupaciones es lograr cumplir la meta de llevar nuevos habitantes al centro, que en definitiva es lo que hace que la gente se apropie de este y no darle lugar a la delincuencia. Para Carvahlo este punto no se avanza porque no depende de la voluntad de la alcaldía sino de proyectos inmobiliarios de privados.

El centro hoy tiene 110.000 habitantes, la alcaldía proyecta que en el futuro haya 40.000 nuevos. “La recuperación de los centros en todas las ciudades del mundo comienza con llevar a nuevos habitantes, el corazón se volvió un lugar donde nadie quiere vivir y eso es fundamental”, concluyó el urbanista.

Seguridad, el reto para que el corazón de la ciudad sea atractivo

La seguridad es clave para que los inversionistas lleguen al centro y las familias quieran vivir allí. Más allá de cambiar la cara en infraestructura, la tranquilidad es lo que hace que sea más atractivo, que la gente lo habite y se quede.
EL TIEMPO entrevistó al secretario de Seguridad, Andrés Felipe Tobón, para conocer el plan para recuperar la comuna La Candelaria, que hoy tiene los índices más altos de violencia.

¿Qué es lo que más le preocupa del Centro?
Los habitantes en situación de calle porque son los principales consumidores de estupefacientes y se alteran muy fácil, con una enajenación completa de su actuar dejando de ser racional y coherente con su actuar, lo que da pie a un sin número de riñas con armas blancas y problemas de salubridad como enfermedades de transmisión sexual.

¿Cuál es su plan para intervenir el centro este año?
Aumentar la presencia de la Policía en los principales parques (Berrío, Botero, Bolívar y San Antonio). Contamos con 665 efectivos, faltarían otros 665 por llegar, además, realizaremos actividades culturales y sociales. Trabajaremos con Policía y Fiscalía para recuperar la seguridad y la confianza de los habitantes. Nuestras prioridades son: recuperar el espacio público, la seguridad y disminuir el número de habitantes en situación de calle.

¿Qué ha mejorado en esta alcaldía?
Nunca antes se había realizado este volumen de operativos de manera continua como las acciones en el centro comercial Opera, en contra del hurto de celulares; hay puestos de control en las vías; operativos en zonas de comercio y de prostitución; hay más vídeo vigilancia; demoliciones de casas de vicio y recuperación del espacio público.
También se realizaron más de cinco intervenciones en la Avenida de Greiff con el fin de recuperar a las personas en situación de calle y se vienen más acciones.

¿Por qué siguen los altos índices de violencia?
Lo primero que hay que recordarle a la ciudadanía es que el centro tiene cada día el mayor número de población flotante, lo cual es una oportunidad que aprovechan delincuentes para cometer hurtos, uno de los delitos que más afecta esta zona.
En segunda instancia es el alto número de personas en situación de calle hace que los homicidios con arma blanca entre esta población sean un factor determinante, lo anterior fruto de riñas entre la población nombrada o tráfico de estupefacientes.

DEICY JOAHANA PAREJA M. 
Redactora de EL TIEMPO
Twitter:  @johapareja

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.