El estudio de tatuajes en Medellín que ahora diseña camisetas de autor

El estudio de tatuajes en Medellín que ahora diseña camisetas de autor

Un grupo de tatuadores creó una colección de ropa para financiar a su equipo durante la cuarentena.

Sailors Tatoo Medellín

Félix Barrientos, tatuador y líder del estudio, que funciona hace 18 años.

Foto:

Jaiver Nieto / CEET

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
10 de mayo 2020 , 11:35 a.m.

Hace dos semanas, lo único seguro que tenía el grupo de 17 tatuadores de Sailors N Mermaids (Marineros y Sirenas, en español), un estudio de tatuaje de Medellín, era que no podía trabajar como sabía hacerlo hasta ahora.

“A raíz de lo que pasó con el virus, evidentemente, todos los tatuadores nos quedamos sin empleo porque lo primero que limitó el virus fue el contacto entre los seres humanos. Automáticamente quedamos bloqueados”, explica Félix Barrientos, tatuador y líder del estudio, que funciona hace 18 años.

Fue él quien propuso la idea de comenzar una campaña en Instagram para lanzar una colección de camisetas con diseños elaborados por los tatuadores del estudio. De 17 diseños, solo tres fueron seleccionados para convertirse en camisetas estampadas de edición limitada.

“La idea era que todas las personas se sensibilizaran un poquito con los tatuadores. El tatuador se convierte muchas veces en tu amigo y en una persona con la que vos compartís tu intimidad porque marca tu vida. Así que aprovechamos esa camaradería, que no en todas las profesiones se da, y fue un éxito rotundo”, cuenta el tatuador paisa de 37 años.(Le recomendamos leer: ¿Por qué la curva en Medellín es menor que la de otras capitales?)

Estamos planeando hacer una página web en la que, en paralelo a los tatuajes, estarán los productos creados con su arte y diseño

Con la foto de su primer diseño de camiseta en su cuenta de Instagram, inspirado en el virus que causa covid-19 (como concepto general de la colección), Sailors N Mermaids lanzó #CausaConAlma el 25 abril.

La promesa de colaboración entre tatuadores y clientela era que solo tres diseños ganarían y que comprándolos apoyarían “a los chicos de las tiendas y además participarían en la rifa de un tatuaje por valor de $ 250.000 pesos”.

“El hecho de adquirir una camiseta que diga que sobreviviste al virus, o que diga en forma un poco sarcástica y divertida: ‘Lávate las manos y cuida a tus amigos’, mensajes muy relacionados con el tema, me parecía que podían ser una especie de suvenir”
, comenta.

Dos días duró la votación en la cuenta @sailorsnmermaids. Al final, los tres diseños ganadores, convertidos en 150 camisetas, se vendieron en menos de 72 horas.

(Vea también nuestra galería: Fin de semana de las madres en cuarentena y toque de queda en Medellín)

Diseñar una colección de ropa con las ilustraciones de los tatuadores no es una idea de hace pocas semanas. Barrientos lleva años con el sueño de convertir su estudio en una marca que conjugue tatuaje con ropa de autor.

Sailors Tatoo Medellín


En el estudio trabajan tatuadores de varias nacionalidades, entre ellos un argentino y un venezolano.

Foto:

Jaiver Nieto / CEET

“Estamos planeando hacer una página web en la que, en paralelo a los tatuajes, estarán los productos creados con su arte y diseño”, afirma.

En el estudio trabajan tatuadores de varias nacionalidades, entre ellos un argentino y un venezolano “que llegó mucho antes de toda la ola migratoria”. Los demás son colombianos de Manizales, Bogotá y Medellín. También hay dos mujeres que hacen las perforaciones corporales.

“Yo soy el dueño, pero tengo 17 hijos detrás a los que no puedo olvidar. Ahora más que nunca, como estudio de tatuaje tenemos que pensar en colectivo y sacarla del estadio”
, manifiesta Barrientos, quien, además de responder por su estudio y sus colaboradores, cuida de sus dos hijos reales y de su familia en Medellín.

El tatuaje es un arte que ha permeado con paciencia muchas esferas, una de ellas, la moda. Barrientos asegura que parte del trabajo de un tatuador es asesorar a las personas para escoger un tatuaje atemporal, inmune a las modas.(Lea también: Con una docena de laboratorios, en Antioquia se detecta la covid-19)

Tengo 17 personas que me han demostrado que quieren a mi estudio y que están ahí para apoyar este sueño.

Lo curioso es que ahora, en la mitad de un virus global que encerró a los tatuadores sin posibilidad de marcar pieles, la moda es la alternativa que escogieron para hacerles el quite a la parálisis laboral y la recesión económica.

“Una razón de angustia, un limbo que a veces también paraliza tu creatividad y no es para nada conveniente. No es como sentarse en un computador a crear una tabla de Excel, que es algo un poco más mecánico; el tatuaje es una cosa absolutamente emocional”, explica con un tono contundente.

Pese a que la crisis originada por la pandemia afecta de diversas maneras a los tatuadores de su estudio, Barrientos decidió enfrentar el panorama valorando las diferencias, pero con optimismo.

“Tengo 17 personas que me han demostrado que quieren a mi estudio y que están ahí para apoyar este sueño. Eso es demasiada inspiración para salir adelante y para trabajar”, apunta el tatuador, que ya tiene en mente una nueva colección de camisetas.

MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.