Secciones
Síguenos en:
En comuna de Medellín aumentaron casos de reclutamiento de menores
Combos

Los adolescentes son los más utilizados por los combos para transportar armas y drogas dentro de los barrios.

Foto:

AFP

En comuna de Medellín aumentaron casos de reclutamiento de menores

Cada combo tiene entre 15 y 20 niños, según denuncia de una corporación de la capital antioqueña.

En la comuna 16 (Belén), de Medellín, cada vez hay más menores que son reclutados por bandas criminales. Así lo denunció la Corporación Humanitaria Justicia al Derecho que ha venido recibiendo un incremento en los reportes de habitantes de este sector ubicado al suroccidente.

“Este año 2021 nos preocupa la situación que se viene dando porque nos llaman las familias, nos llaman los mismos jóvenes frente a lo que están viviendo. Son reclutados o son obligados sus niños, niñas, sus jóvenes a pertenecer y a ser utilizados para estar al servicio de estas bandas criminales en este caso particular en Belén, en la periferia de Belén, en El Rincón y La Capilla, además en el corregimiento de Altavista en la vereda El Manzanillo”, explica Julio César Rengifo, analista de conflicto y defensor de derechos humanos de esta Corporación.

Los Joaquinillos, en Belén Rincón; Las Mulas y Los Chivos, en La Capilla y Manzanillo; y Los Pájaros en Belén Zafra-Sucre tienen, cada una, entre 15 y 20 menores de edad que son utilizados con diferentes propósitos y llegan a ellos con diferentes métodos.

Por ejemplo en Belén Zafra-Sucre, un sector pobre de esta comuna, el reclutamiento se está dando en las fiestas organizadas los fines de semana. “Se hacen los famosos toques o rumbas de guaracha y de esta música juvenil donde los incitan y los obligan al consumo del famoso tusi y por ende ahí los enganchan para obligarlos a estar al servicio”, comenta Rengifo.

(Le puede interesar: Denuncian a reconocido fotógrafo por abuso sexual).

Desafortunadamente le frustran los sueños a estos niños cuando son obligados a estar al servicio de estas bandas criminales

Belén es la comuna que más habitantes tiene en Medellín con alrededor de 210.000, es decir son mucho más que los que viven en Quibdó, Chocó. Es, además, un sector de contrastes con estratos socioeconómicos entre el 2 y el 5. Precisamente, en los barrios populares es donde ocurre esta situación.

Allí los menores reclutados son utilizados principalmente para ser campaneros, que quiere decir que los ubican en las esquinas de los barrios para dar aviso cuando llega la policía a hacer algún recorrido o requisa. Para esto, utilizan celulares o hasta walkie talkies.

“Como la mayoría de estos barrios son geográficamente complejos y ellos avisan a los otros bandidos para que estén atentos y nos los capturen”, explica el líder de esta corporación.

Otros menores son reclutados como jíbaros, para vender drogas o para transportar armas. Incluso a algunos los preparan para ser sicarios y les enseñan a disparar.

(También puede leer: ¿Irresponsabilidad? Natacha, la perra que maneja moto en Envigado).

Situación que no para

El reclutamiento de menores por parte de estos combos o bandas delincuenciales no es nuevo, pero cada vez son más las alertas por partes de los organismos que velan por los derechos humanos en la ciudad.

El pasado 20 de diciembre de 2020, la Personería de Medellín dio a conocer que entre enero y octubre de ese año, los grupos delincuenciales reclutaron a 22 menores de edad en el departamento de Antioquia, 16 de ellos en Medellín. Esto representó un incremento del 50 por ciento en los casos de reclutamiento de menores de edad, con respecto al año al 2019.

La investigación de este ente logró determinar que entre el 15 y el 20 por ciento de las bandas que delinquen en la ciudad de Medellín, tienen entre sus filas a menores de edad.

(Le sugerimos leer: Así puede tramitar el impuesto predial en Medellín).

Barrio

El barrio La Capilla, en Belén, uno de las zonas que preocupa.

Foto:

Archivo/El Tiempo

La compleja situación socioeconómica de la familia y la consecución de 'dinero fácil' se convierten en los motivos por los cuales los menores de edad se dejan atraer por estos grupos, sin entender las implicaciones que eso les puede traer en el futuro. “De allí la necesidad de fortalecer la implementación de programas sociales, formación para el trabajo en todo el territorio y crear condiciones laborales para esta población”, señala Dayana Vanegas Londoño, personera delegada de la Unidad para la Protección del Interés Público – UPIP –.

La misma solución plantea Julio César Rengifo: “No se trata de que tiene que haber denuncias para hacer algo contra estas bandas criminales sino que debe haber una intervención integral y real en los barrios donde se da este flagelo grave para la ciudad y para el país”.

Sin embargo, una solución no es fácil. De acuerdo a una investigación de la Universidad Eafit, en Medellín hay alrededor de 350 combos, la mayoría subordinados a entre 15 y 20 bandas criminales. Allí se señala que los niveles de ‘gobierno criminal’ varían mucho a lo largo de la ciudad porque en algunos barrios los combos son la autoridad pues, con motivo de algunos tipos de problemas, ejercen más funciones de gobierno que el Estado.

Además, dicho ‘gobierno criminal’ está correlacionado a factores como la extorsión y los préstamos ‘gota a gota’. Esto sugiere que la extracción de rentas ilegales es uno de los motivos por los que los combos gobiernan, según Eafit.

(Lea también: La imprudencia de 'La Liendra': manejó a 200 km/h en una zona escolar).

¿Soluciones?

La ciudad tiene la Mesa Municipal de Prevención del Reclutamiento, Uso, Utilización y Violencias Sexuales de Niñas, Niños, Adolescentes y Jóvenes, con presencia del ICBF, la Alcaldía de Medellín, el Ministerio Público (Procuraduría, Personería y Defensoría), representantes de la sociedad civil, la Fiscalía, la Policía de Infancia y Adolescencia y la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, que será fortalecida con diferentes acciones.

“Para nosotros es fundamental generar espacios protectores para la infancia y la adolescencia. No podemos permitir que nuestros niños, niñas y adolescentes sean víctimas de la violencia o de los grupos delincuenciales que les quitan la oportunidad de soñar, jugar, estudiar y forjar un proyecto de vida. Hoy y siempre rechazamos cualquier vulneración a sus derechos”, manifesta la secretaria de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.

De 2020 a la fecha, 7.102 niños, niñas y adolescentes han participado en actividades de prevención y promoción, acompañamiento psicosocial, procesos familiares y activación de las rutas de atención para el restablecimiento de derechos, informó la administración municipal.

De otro lado, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá anunció que avanza en los controles en los barrios y pidió que se denuncien este tipo de casos. 

DAVID ANDRÉS CALLE ATEHORTÚA
EL TIEMPO MEDELLÍN
EN TWITTER: @davidcalle1

Más noticias de Colombia

-Con programas de vida saludable buscan reducir la obesidad en Cali

​-Menor de 17 años que estaba embarazada fue asesinada por expareja

-Decretan alerta naranja en Quindío por fuertes lluvias

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.