Secciones
Síguenos en:
Siguen amenazas a joven que apoyó el paro nacional en Medellín
Marcha de profesores en Medellín

Los jóvenes universitarios lideraron las marchas del paro nacional en Medellín. 

Foto:

Jaiver Nieto Álvarez / ETCE

Siguen amenazas a joven que apoyó el paro nacional en Medellín

Los jóvenes universitarios lideraron las marchas del paro nacional en Medellín. 

David Pérez Arias denunció que no paran los mensajes. Tuvo que dejar la ciudad y su trabajo. 

“Yo no necesito un escolta, solo necesito que cojan a las personas que me están amenazando y que me dejen de amenazar”. Ese es el clamor de David Pérez Arias, un joven activista de 27 años de edad, quien desde el pasado 4 de junio de este año ha venido recibiendo amenazas de muerte por parte de personas que dicen ser de las Autodefensas Gaitanistas.

Desde ese día su tranquilidad se desvaneció. Comenzaron a llegar más y más mensajes contra su integridad por haber apoyado el paro nacional junto a un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad Eafit, en Medellín, que también han venido recibiendo las mismas amenazas.

(En contexto: Denuncian amenazas a estudiantes y docentes de la Universidad Eafit)

Todo comenzó en 2019, cuando el joven estudiante de derecho de la Universidad de Antioquia empezó un trabajo de activismo con estudiantes de Eafit que luego fue más público con la participación en actividades relacionadas al pasado paro nacional en este 2021.

Pero el 4 de junio llegó la primera amenaza. “Al otro día, se levantó al denuncia en la Fiscalía, la Universidad Eafit me ayudó muchísimo con su equipo jurídico”, recuerda.

Sin embargo, las intimidaciones no pararon. Cuenta que le comenzaron a hacer seguimientos en la calle y personas desconocidas le tomaban fotos. Pero el momento más álgido fue el 31 de agosto cuando caminaba con un amigo por una calle del sector de El Poblado, al suroriente de la ciudad.

“Me golpearon en la calle para quitarme el celular y el computador. Pensé que había sido un hurto, como los tantos que ocurren en Medellín. Pero en la Sijín me dijeron que eso fue un robo de información, porque mi amigo tenía su celular en la mano, su reloj y jamás le pidieron nada y a mí me golpearon en varias veces, me pegaron puños, no me quitaron la billetera”, recordó.

(Le sugerimos leer: Inundación en El Retiro (Antioquia) deja 200 afectados)

David Pérez decidió hacer visible su situación. Pide que paren las amenazas para volver a Medellín.

Foto:

Tomada de Twitter

Luego llegó otra amenaza. Esta vez un ultimátum para dejar la ciudad. Pérez, por recomendación de la Unidad Nacional de Protección (UNP) se fue de Medellín, con la añoranza de volver pronto, aunque eso no ha sido posible.

Tuvo que renunciar a su trabajo como coordinador de ‘Pa’ dónde vamos’, una alianza del sector empresarial, las organizaciones sociales, las universidades y el gobierno local y departamental que impulsa el diálogo social para construir acuerdos para la región.

También suspendió sus estudios de derecho y su activismo en el Consejo LGBTI de Medellín, entre otros.

Ahora, lejos de su ciudad, quiere volver. “Es lo que más deseo pero no puedo poner en riesgo a mi familia, no puedo poner en riesgo a mis amigos y tampoco me puedo poner en riesgo. Tengo que cuidar primero de mí para poder cuidar a otras personas y desafortunadamente hoy, para poderme cuidar, me tengo que ir”, dice.

El joven no tiene protección alguna para su seguridad, la ha pedido sin respuesta positiva en varias entidades pero dice que no es lo más importante, quiere recuperar su estabilidad y por eso rompió el silencio y ayer martes publicó en su Twitter su situación.

“Soy David Pérez, activista, y estoy siendo amenazado de muerte por las Autodefensas Gaitanistas desde junio 04 de este año, por mi participación en el Paro Nacional. Me tuve que ir de Medellín, tuve que dejar mi trabajo, y estoy cansado de guardar silencio con todo esto”, expresó en esa red social.

(Le puede interesar: EPM prepara proceso de licitación para terminar Hidroituango)

Espera que la situación de miedo y amenazas paren tanto para él como a los universitarios de Eafit y los demás activistas que en Cali y Popayán, entre otras ciudades, que también sufren de intimidaciones. Sin embargo, los mensajes contra su vida no paran, la última fue hace una semana.

“Necesitamos reinsertarnos, es importante que todos nos reinsertemos. El proceso de paz nos dejó algo que es muy potente y es que nos dio la oportunidad de reinsertarnos en la sociedad y nos toca volvernos a mirarnos a los ojos, creo que como país nos falta mirarnos a los ojos”, dice.

Y a esa reflexión agrega: “Hice pública esta denuncia porque quiero que miren a los ojos a alguien que está sufriendo por la violencia política en este país y que no es fácil. No por eso vamos a dejar de trabajar por el país y una persona amenazada en un país como Colombia tiene que dolernos a todos”.

MEDELLÍN

Más noticias de Colombia

-¿Están haciendo brujería en cementerio del norte del Cauca?

-Conozca las ciudades que pedirán carné de vacunación para el día sin IVA

-Migración venezolana sigue en aumento

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.