Secciones
Síguenos en:
‘Los ODS del planeta para el 2030, no se alcanzarán’
Robert Watson

Watson es británico, trabajó para la NASA y fue director asociado de Medio Ambiente de la Casa Blanca. En 2012 fue nombrado caballero.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

‘Los ODS del planeta para el 2030, no se alcanzarán’

Robert Watson, presidente de Ipbes, habló sobre la pérdida de biodiversidad.

La pasión atropella con frecuencia las palabras del reconocido científico medioambiental Robert Watson, presidente de la plataforma intergubernamental Ipbes. Es optimista, aunque él mismo ha dedicado toda su vida a producir evidencia que demuestra lo que todos sabemos, pero ignoramos a propósito. Estamos destruyendo el planeta.

Acompañado por 750 expertos internacionales, Watson estuvo en Medellín debatiendo y aprobando unos informes completos que ilustran el estado actual de las cuatro regiones del globo. Las Américas, África, Asia-Pacífico, Europa-Asia Central. La cantidad de especies de flora y fauna de cada continente, los índices de deforestación y los efectos de las prácticas sociales sobre la tierra, fueron algunos de los aspectos evaluados por científicos y delegaciones de 128 países.

Los reportes sirven como evidencia para la toma de mejores decisiones sobre el uso de recursos naturales por parte de gobiernos. Pero los resultados son alarmantes.

Tanto, como que en 2050 América habrá perdido el 40 por ciento de su biodiversidad. Como que el 62 por ciento de los africanos dependen de la naturaleza silvestre que se está perdiendo. O como el hecho de que la costa del pacífico podría perder todos sus recursos pesqueros para 2048.

¿Qué evidencian los reportes?

Hay números importantes que ilustran el nivel de deterioro de cada región, todos validados por expertos. Muestran una continua pérdida de biodiversidad, cada vez menos población de especies. Hasta ahora, la amenaza número uno es el cambio en el uso de los suelos, la agricultura insostenible.

Hemos proyectado que para 2050, el cambio climático podría ser igual de problemático que el cambio en el uso de la tierra. Todos van a sufrir, incluso la gente de Estados Unidos, la gente de Europa, pero las personas más vulnerables son pobres, de países en desarrollo, quienes ya están en desventaja.

¿Por qué es tan grave el asunto?

Este no es un simple problema medioambiental, este es un problema de desarrollo, social, ético, moral. Es una potencial amenaza para el agua, la comida, la energía, la salud humana. Si alguien me pregunta qué tan importante es este asunto, yo diría que es igual de importante que combatir el cambio climático.

Necesitamos integrar la preocupación por el medio ambiente y la biodiversidad, con políticas agrícolas, sobre la energía, sobre el agua. Necesitamos políticas intersectoriales, necesitamos mejores sistemas de gobierno con mucha más participación desde nuestra visión para el futuro y nuestras necesidades.

La situación muestra que los objetivos que el planeta se puso para el 2030, en muchas regiones del mundo, no se van a cumplir, no vamos a alcanzarlos

¿Y hay algún avance?

Los gobiernos reconocen que tenemos un problema, ahora es el tiempo de actuar. En el mundo hay más áreas protegidas de las que había 10 o 20 años atrás, tanto terrestres como marinas. Hay varias áreas degradadas que ahora están siendo restauradas. Hay buen progreso, pero todavía no es suficiente.

El reto es que en los próximos 50 años la población del mundo aumentará, el crecimiento económico aumentará, entonces habrá más gente, más dinero para gastar, eso significa más demanda de alimento, agua, energía. Esto hará una presión enorme sobre nuestros ecosistemas. La situación muestra que los objetivos que el planeta se puso para el 2030, en muchas regiones del mundo, no se van a cumplir. Hay buen progreso en algunas y falta progreso en otras, pero en general no los alcanzaremos.

¿Podemos hacer las cosas mejor?

Absolutamente. Hay mejores políticas alrededor del mundo, mejores estructuras de gobierno. Pero necesitamos un cambio en el comportamiento de los individuos. Debemos entender que las acciones individuales tienen peso y para lograrlo, hay que hacer una transformación con la educación como base. La naturaleza es fundamental para el bienestar humano.


Valentina Vogt
Para EL TIEMPO
valalb@eltiempo.com
@ValentinaVogt

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.