Así funciona la primera línea de buses eléctricos en Medellín

Así funciona la primera línea de buses eléctricos en Medellín 

La Línea O cuenta con 17 vehículos. Se espera que movilice cerca de 19.000 pasajeros al día.

Línea O del Metro en la carrera 80

Con su funcionamiento se dejarán de emitir 3.274 toneladas de CO2 por año y más de 79 kilogramos de PM2,5.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Por: Isabella M. Quiceno
04 de diciembre 2019 , 06:30 a.m.

Santiago Espinosa está listo para empezar su primer día de trabajo comercial en la recién inaugurada Línea O, de Metroplús, que exclusivamente con buses eléctricos ya rueda sobre la carrera 80, en el occidente de Medellín. El primero con estas características sostenibles en la ciudad.

Bajo un sol canicular de mediodía, Espinosa, joven conductor de 25 años, aborda el moderno vehículo, se sienta tras el volante y se pone unas gafas oscuras que refulgen por los sofocantes rayos que llegan desde el cielo.

La Línea O es un corredor que conecta al sistema de transporte Metro y, por lo tanto, a la ciudad, desde la estación Caribe, a la altura de la terminal del Norte, hasta La Palma, estación de Metroplús, entre la calle 30 con carrera 80. Funciona con la tarjeta Cívica.

En una vía que Espinosa ya conoce, no solo porque acaba de aprobar el curso teórico - práctico impartido por la Institución Universitaria Pascual Bravo que certifica que durante más de tres meses se estuvo capacitando para operar de manera eficiente estas unidades, sino porque, además, trabajó en Circular, en buses, también, de transporte público, en este mismo sector.

Aunque su turno apenas comienza, los primeros dos buses empezaron su ruta desde las 4:30 a. m., en ambos sentidos.
 En total son 17 los vehículos que operan en esta línea, en un corredor que hoy tiene dispuestas 14 paradas, algunas en obras, pero que en marzo de 2020 contará 27, confirmó el alcalde de la ciudad, Federico Gutiérrez.

Y desde la parada de La Palma, en sentido oriente - occidente, Espinosa acciona el motor para arrancar el vehículo. Por donde pasan, estos buses llaman la atención, no pueden no hacerlo: sus vívidos colores, algunos verdes y otros azules, rompen con el esquemático asfalto gris de esta transitada y caótica vía.

Línea O del Metro en la carrera 80

La línea O  comenzó su servicio comercial el pasado, 2 de diciembre, y la afluencia de pasajeros ha sido baja. Se espera que, en un futuro próximo, movilicen cerca de 19.000 pasajeros al día.

Foto:

Isabella Morales

Algunos preguntan y otros contestan de qué se trata. Los transeúntes asienten a su paso, como aprobando que esta ruta de unidades vehiculares se integre con las más de 27 que ya tiene la zona, pero que, a veces, parecen no ser suficientes para la demanda del público.

Demanda que parece poca estos primeros días de operaciones puesto que, en la primera estación, tan solo se montaron dos pasajeros y en las dos siguientes, tres, en cada una.

Espinosa atribuye este hecho a la poca información que tienen los ciudadanos: “Sí, se habló de la llegada de los buses y tuvimos dos días no comerciales, para que la gente se familiarizara con las unidades, pero la afluencia ha sido muy poca (…) la información ha sido incierta por lo de las obras, porque la gente no esperaba que empezara a funcionar”, relata.

A su testimonio se suma el de Manuel Benavides, un pasajero del bus que hoy se monta por primera vez y que se siente “más feliz que niño estrenando juguete en diciembre (…), aunque, la verdad fue por pura curiosidad que me monté, uno ve a los obreros trabajando en las paradas y no piensa que ya los buses estén operando. Es confuso eso de las montadas, lo que toca es preguntar, pero igual estoy muy contento”, comenta.

Y aunque los pasajeros son pocos, las preguntas durante el camino sí son muchas. “¿Estos buses son nuevos?” Pregunta una ciudadana sobre el andén mientras el vehículo se detiene en Los Colores, la octava estación. “Sí, son nuevos”, responde el operador.

“Igual, apenas nos estamos adaptando a los sectores, a que la gente nos vea más seguido y se pregunte si esa ruta puede servirle. No hemos estado muy visibles también por lo de las marchas”, expresa Espinosa.

Más feliz que niño estrenando juguete en diciembre (…), aunque, la verdad fue por pura curiosidad que me monté, uno ve a los obreros trabajando y no piensa que ya los buses estén operando.

¿Hacia dónde van? ¿Dónde terminan? ¿Pasan por la Universidad de Antioquia?” Preguntan.“Por la 80, hasta la estación Caribe, en la terminal del norte, por la Universidad de Antioquia y hasta por la Facultad de Minas”, contesta Espinosa.

Se espera que las obras en las primeras paradas finalicen antes de acabar este año. Estaciones que son necesarias debido a que, comenta Espinosa, estos buses tienen unas especificaciones y las paradas deben ser adecuadas, “porque los bordillos son algo que puede dañar el vehículo, hay que pararse a una distancia determinada, las personas con movilidad reducida necesitan más espacio para poder accionar la plataforma”.

Al llegar a Caribe el recorrido, en este sentido, finaliza, y el operador empieza una ruta de retorno a La Palma, en un tránsito de 9,2 kilómetros de longitud que, sin contratiempos, culmina luego de una hora y media, aún con los sofocantes rayos solares sobre sus hombros.

Todavía el bus tiene un 80 por ciento de carga, esto gracias a que, de acuerdo con el manejo y dependiendo de los rangos de operación, tiene una capacidad regenerativa.
Además, cuenta con una autonomía de 280 kilómetros al día por recarga, lo cual es suficiente para su operación diaria.

La Línea O se integra con la Línea A del Metro, en Caribe; con la B, en Floresta y con Metroplús, en La Palma. Igualmente, en cinco paraderos se puede hacer integración física y tarifaria con el sistema Metro. Es decir, si un pasajero pasa del Metro a la Línea O, o viceversa, no se le cobra un viaje adicional.

Los buses pasan con una frecuencia de 10 minutos sobre las paradas y aunque, durante este viaje Espinosa solo haya transportado, en promedio, seis personas, estos tienen capacidad para 80 pasajeros.

Poco a poco, la demanda incrementará, como esperan Espinosa y los demás operadores, pues se tiene previsto que estos buses eléctricos movilicen 19.000 pasajeros diarios en un día típico laboral.

La primera de su tipo en Medellín

La línea O es pionera en la ciudad al contar con un tránsito exclusivo de buses eléctricos. Las unidades tienen habilitadas red wifi, puertos para cargadores USB y son aptas para personas con discapacidad.

“Esto es un punto de inflexión en la ciudad, es apostarle al futuro, es entender que tenemos que cuidar el medioambiente, es un paso para que se convierta en capital de la movilidad eléctrica en América Latina”, declaró el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

Cabe resaltar que la línea O es la primera en la región con una flota de buses eléctricos adquirida con recursos 100 por ciento públicos. Con su entrada en funcionamiento, se dejarán de emitir a la atmósfera, aproximadamente, 3.274 toneladas de CO2 por año

ISABELLA M. QUICENO
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN@Isamquiceno

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.