Joven busca ayuda para comprar dispositivo que le permita estar de pie

Joven busca ayuda para comprar dispositivo que le permita estar de pie

María José necesita 16 millones de pesos para comprar un exoesqueleto creado por un ingeniero paisa.

María José exoesqueleto

María José vive en España con su madre y su hermana.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Por: Esneyder Gutiérrez Cardona
08 de septiembre 2018 , 12:15 p.m.

“Estar de pie me ha devuelto las ganas de vivir y de cumplir mis sueños”. Estas son las palabras de María José, una adolescente con parálisis cerebral que vive en España, pero que está de visita en Medellín, su ciudad natal, para cumplir el sueño de celebrar sus 15 años de pie.

 El pasado fin de semana pudo vivir la fiesta que tanto anhelaba, gracias a que un emprendedor paisa le prestó un exoesqueleto, dispositivo que le permite pararse y desplazarse erguida. Pero su mayor deseo es conseguir su propio exoesqueleto, el cual no ha podido comprar porque cuesta 16 millones de pesos.

María José exoesqueleto

María José celebró su cumpleaños con amigos y familiares cercanos.

Foto:

Cortesía Sara Inés Quiceno

Por eso, también aprovechó su visita a la capital antioqueña, que finaliza este martes 12 de septiembre, para pedir apoyo de las personas con donaciones para recolectar el dinero. Y para lograrlo, abrió una cuenta de ahorros en un banco de la ciudad.

María José nació prematura en 2003 con apenas 24 semanas. Por eso fue necesario que pasara dos meses en una incubadora bajo estrictos cuidados, pero luego de un tiempo comenzaron a notarse las dificultades de salud que padecería. Los médicos le diagnosticaron leucomalacia periventricular (LPV), un tipo de lesión cerebral que afecta comúnmente a los bebes prematuros que nacen entre las semanas 24 y 34 y que les afecta los sentidos y las capacidades motrices.

La niña, contra muchas dificultades, logró crecer, hasta convertirse en una joven, gracias al apoyo y el amor de su madre Sara Inés Quiceno y su hermana Valentina, de 17 años. Las tres han tenido que pasar por grandes desafíos y dificultades y retar los comentarios que los médicos les hicieron en el pasado sobre que María José no iba a poder ver, hablar o caminar. “Nos decían que ella iba ser como un vegetal”, recuerda la madre.

Estar de pie me ha devuelto las ganas de vivir y de cumplir mis sueños

Hace 10 años viven en España, a donde se fueron en buscan de una mejor calidad de vida. Sin embargo, no ha sido fácil. María José necesita la ayuda de una persona permanentemente y por estar pendiente de ella y su otra hija, la madre ha perdido varios empleos.

En Medellín,  encontraron una esperanza. Freddy Leonardo Luna, un ingeniero mecánico de 36 años y graduado de la Universidad de Antioquia, es el creador del esqueleto externo ‘exoesqueleto’, un dispositivo parecido a una silla de ruedas, que además de mejorar la salud de los pacientes, les permite ver el mundo desde otra perspectiva. Este equipo, que el ingeniero le prestó para su fiesta de 15, le devolvió los sueños a María José, quien fabrica artesanías que ella misma comercializa con la intención de recolectar el dinero para comprar su exoesqueleto.

María José exoesqueleto

Freddy Leonardo Luna es un ingeniero mecánico de 36 años y graduado de la Universidad de Antioquia, es el creador del esqueleto externo ‘exoesqueleto’.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

El sueño de la joven se refleja en el trabajo que ha hecho Luna durante años, quien siempre ha querido construir un exoesqueleto que le permita al profe Luis Fernando Montoya, en el futuro, estar de pie y caminar. Sin embargo aclara que “es un proceso demorado, teniendo en cuenta la dificultad de la lesión del profesor y los problemas para reacondicionar el cuerpo de nuevo a esa posición, el proyecto está en desarrollo y va en un 10 por ciento de avance”. 

El ingeniero lleva 16 años trabajando en el proyecto del exoesqueleto y ha logrado encontrar materiales livianos, de calidad y con componentes mecánicos y automáticos para las diferentes lesiones, gustos y posibilidades de los clientes. “Esto ha sido una experiencia muy bacana, antes solo lo veía desde el punto de vista de la ingeniaría, sin embargo la parte humana era lo que no pensaba que había detrás de esto y comprobé que es lo más importante” asegura.

María José exoesqueleto

La adolescente abrió una cuenta de ahorros en un banco de la ciudad para las personas que la quieran ayudar con donaciones para comprar el exoesqueleto.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Es que otras ventajas es que los potenciales usuarios del dispositivo, por permanecer tanto tiempo sentados, sufren de problemas en los riñones, incontinencia, problemas de cadera, de fémur y hasta del corazón, los cuales podrían disminuir con el exoesqueleto.

María José espera comprar el exoesqueleto, con lo poco que gana de sus ventas de artesanías y con la ayuda de las personas que quieran apoyarla. El domingo 9 de septiembre celebrará de nuevo las 15 primaveras, volverá a bailar el vals de pie con el vestido de sus sueños, en su ciudad de nacimiento, la cual no conocía pero que la tiene feliz.

MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.