Secciones
Síguenos en:
La consigna es que el proyecto Hidroituango funcione: Gerente del IDEA
Julián Santiago Vásquez Roldán

Julián Santiago Vásquez Roldán es economista, con amplia formación académica. Es candidato a Doctor en Economía.

Foto:

Cortesía IDEA

La consigna es que el proyecto Hidroituango funcione: Gerente del IDEA

Julián Vásquez, al frente de la entidad, propietaria mayoritaria de la obra, habla con EL TIEMPO.

Las noticias no pueden ser mejores este 2020 – el año del aniversario número 56– en el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA).

A pesar de una pandemia que ha arrastrado al mundo a una crisis económica, el IDEA ha celebrado su cumpleaños con salud financiera: Calificación triple A de Fitch & Ratings; la cartera vencida más baja de la última década; dos billones de pesos en activos, y un patrimonio superior a 500.000 millones de pesos.

Al frente de la entidad, en estos casi nueve meses de la nueva administración, está Julián Santiago Vásquez Roldán, su gerente general, que habló con EL TIEMPO sobre el papel del IDEA en la recuperación de la económica después de cinco meses de encierro obligatorio y de temas espinosos, como Hidroituango, obra de la cual el IDEA es socio mayoritario, con el 50,74 por ciento.

¿Qué significa estar al frente del IDEA en estos 56 años?
Son 56 años de una institución que es honra de los antioqueños, una institución que nace de los recursos de la venta del Ferrocarril de Antioquia, y que ha favorecido que surjan muchas otras.

Para mencionar algunas, el IDEA es socio de TeleAntioquia, favoreció el origen de Plaza Mayor, pero además de filiales como la Fiduciaria Central y Rentan, brazo fundamental para el mejoramiento vial en los territorios. Somos dueños de Valor+, tecnología al servicio de los municipios; de Gen+, empresa que promueve proyectos de energía, como las pequeñas centrales hidroeléctricas.

La consigna es que funcione, toda vez que de no llegar a funcionar, pondría una presión importante a la seguridad energética nacional.

El IDEA también es socio de Hidroituango...
El IDEA es propietario del 50,74 por ciento, somos los socios mayoritarios del proyecto que significará el 17 por ciento de la energía del país. Y la consigna es que funcione, toda vez que de no llegar a funcionar, pondría una presión importante a la seguridad energética nacional.

¿Cómo evalúa las controversias que han generado las decisiones de la Alcaldía con Hidroituango?
La principal consigna que tenemos como Gobierno departamental, y así lo hemos conversado en la Junta Directiva, es poner la energía en que el proyecto funcione. Creo que Colombia viene cansado de las batallas políticas y de la destrucción. Estamos más del lado de la unidad y de la construcción.

Hemos dicho que en Hidroituango hay que represar los odios y dejar que fluyan las mejores apuestas para el desarrollo de los antioqueños y del país. La información que hemos recibido de EPM es que el proyecto entrará en operación el primer trimestre de 2022.

Hidroituango

Proyecto Hidroituango en Antioquia

Foto:

EL TIEMPO

¿Ustedes son optimistas en que se cumpla ese plazo?
Se había pensado para el 2021. Hay que decir que Hidroituango tuvo alrededor de mil contagiados y eso generó para el constructor una presión adicional. Y que un proyecto del tamaño de Hidroituango tuviera ese número de contagiados llevó a ralentizar el proceso de construcción.

Creemos que,. a pesar de los debates, EPM dará cuenta de su responsabilidad, en especial de que el proyecto funcione en el 2022.

¿Los sobrecostos que genera la obra, de qué manera afectan al IDEA?
Un tema es la sociedad Hidroituango y otro es el IDEA. La esperanza nuestra es que el proyecto funcione para que otorgue utilidades al IDEA y pueda diseñar, de la mano del Gobierno departamental, política social y económica.

¿A qué atribuye que por siete años consecutivos el IDEA tenga calificación triple A de parte de Fitch & Ratings?
Esta es una institución que, a pesar de los retos que ha impuesto la pandemia, genera confianza en el mercado y se ve ratificado en que tiene excedentes de liquidez.

No hay cosa mejor que resuma lo que hace el IDEA: Es la administradora del capital de los sueños.

Uno aspecto complejo de la pospandemia será recuperar la economía. ¿Qué papel tendrá el IDEA?
La realidad de hoy nos ha puesto sobre la mesa otra pandemia, económica y social. Desde el IDEA, de la mano de la Secretaría de Infraestructura, diseñamos una convocatoria para que los municipios presenten proyectos de pavimentación.

Hoy tenemos 91 municipios elegidos y eso significará inversión de 160.000 millones de pesos en favor de llevar trabajo, inversión y dinamizar el empleo.

Cuando el idea pone un crédito, administra un recurso, finalmente termina en materializar los sueños de vías, de vivienda, agua potable y de educación. No hay cosa mejor que resuma lo que hace el IDEA: Es la administradora del capital de los sueños.

¿Hay o habrá ayudas en la pandemia y pospandemia a los municipios?
En la pandemia, otorgamos alivios financieros por alrededor de 20.000 millones de pesos para ayudar a esa liquidez temporal de los municipios y hemos desarrollado, además del capital de los sueños, un concepto que reúne lo que queremos representar, y es la banca aliada, que entiende los momentos difíciles, da la mano, otorga las mejores condiciones financieras para los municipios, y fomenta el desarrollo económico, social y cultural.

Otra de las obras grandes es el llamado túnel del Toyo. ¿Cuál es la participación del IDEA?
En algunos casos con créditos, en otros casos con administración de los recursos y particularmente el caso del túnel Guillermo Gaviria, conocido como Del Toyo, está pendiente por parte del Gobierno nacional de los recursos adicionales que se requieren, porque no queremos un efecto embudo.

Nada se gana contar con el túnel construido, si las conexiones que necesita no están. Porque no solo es el túnel, estamos hablando de ocho túneles adicionales, de viaductos.

Hemos creado el primer robot para hacer seguimiento a listas restrictivas, comúnmente llamadas listas ONU y OFAC, que pretenden evitar el lavado de activos y la financiación del terrorismo.

Ha hecho énfasis en la modernización tecnológica. ¿Cuáles son los planes para estos cuatro años?
Tenemos dos noticias: La primera, que los clientes se autogestionan en la web. Ya no se hace necesaria la presencialidad ni talonarios. Y, adicionalmente, hemos creado el primer robot para hacer seguimiento a listas restrictivas, comúnmente llamadas listas ONU y OFAC, que pretenden evitar lavado de activos y financiación del terrorismo.

El IDEA nació de la venta del Ferrocarril de Antioquia y hoy lo quiere resucitar...
Así es. El IDEA es uno de los cuatro principales socios. Hemos instado al Gobierno nacional a que se publique el documento Conpes en el cual se comprometan recursos, vigencias futuras, para construir, inicialmente, el tramo Niquía-Industriales, pero pensando en otros tramos: Industriales-Caldas y Niquía-Barbosa. Y a más largo plazo, Caldas-La Pintada y Barbosa-Puerto Berrío.

¿Qué le quiere dejar a Antioquia en estos cuatro años?
Cuatro cosas básicas: Primero, un IDEA sólido en materia tecnológica y financiera. Segundo, que el IDEA siga avanzando en términos de ser esa banca aliada del desarrollo de los antioqueños. En tercer lugar, un instituto de cara al presente pero con visión de futuro y esa visión tiene que estar enmarcada por hacer los procesos ágiles y en especial fáciles.

Y en materia territorial, el IDEA tiene que volver al origen y eso tiene que significar que el IDEA se pregunte más que por la colocación de un crédito cómo le va a la gente. El IDEA quiere volcar la mirada a la gente. Se construye una obra pero cómo le cambia la vida a la gente y cómo mejoran sus indicadores sociales.

IDEA: el inicio ‘natural’ de una carrera política

Tradicionalmente, el IDEA ha sido el vehículo ‘natural’ para que sus gerentes inicien una carrera política. Lo normal es que quien ha estado en el IDEA aspire a un cargo de elección popular.

En el caso de Julián Vásquez, no parece ser diferente, pero él prefiere ser prudente. “Queremos un trabajo en unidad, de la mano de la clase política. Es inevitable. Además, la vemos como una gran aliada”, asegura.

“Uno quisiera –agrega– una gerencia técnica, un equipo técnico y que, además, entienda la política, politécnico. Quizás Julián Vásquez será un gerente para rato”.

Él, por ahora, estará concentrado en eso, en ser un gerente: “No es que vaya a iniciar ya una carrera política”, sostiene.

“Es pedirle mucho a la vida por ahora pensar en otro cargo en este momento –añade–. Y, como en el ciclismo, que me gusta tanto, que sea la ruta la que me ponga en el lugar en el que debo estar”.

ORLANDO LEÓN RESTREPO ESCOBAR
EDITOR DE EL TIEMPO
MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.