La apuesta de Ruta N por llegar a los barrios de Medellín

La apuesta de Ruta N por llegar a los barrios de Medellín

Javier Fernández, director de Ruta N, habló con EL TIEMPO a raíz del aniversario de la corporación.

Javier Darío Fernández, director de Ruta N

Javier Dario Fernández, director de Ruta N.

Foto:

Cortesía Ruta N

Por: Jacobo Betancur Peláez
24 de noviembre 2020 , 02:00 p. m.

El pasado 13 de noviembre, Ruta N, la corporación encargada de impulsar el emprendimiento y la innovación en Medellín, cumplió 11 años de existencia. Con un consolidado de 10.616 empleos generados y un porcentaje del 2,27 por ciento del Producto Interno Bruto local (PIB) invertido en ciencia, tecnología e innovación (CTI), la entidad hizo un balance positivo de su gestión durante la última década.

En diálogo con ADN, Javier Darío Fernández Ledesma, quien asumió la dirección de la corporación el pasado 1 de septiembre, hace un recuento de los logros alcanzados durante los últimos años y explica el nuevo enfoque que el gobierno local pretende instaurar en la entidad.

Ruta N nació en 2009 con el objetivo de promover los emprendimientos y los procesos de innovación en Medellín, transcurrido ese tiempo ¿que balance podría hacerse?

Yo creo que son muchos legados. Podemos decir que la ciudad ha llegado a invertir, a hoy, el 2,27 por ciento del PIB en CTI, cuando hace una década no llegábamos ni al 1 por ciento. Este año, por ejemplo, hemos logrado generar 1.298 empleos y atraído a 28 compañías al territorio. En diez años son más de 10.300 empleos generados y 310 organizaciones que han sido atraídas. En resumen, hemos logrado atraer empresas, generar empleo, y generar capacidades para poder apuntarle a grandes retos.

Dado que su llegada a la entidad es muy reciente ¿en qué estado encontró los procesos? ¿qué anda bien y qué se puede mejorar?

Estos once años nos han permitido ganar en capacidades. Inspiramed, por ejemplo, fue un reto de proponer una solución local a un reto global. Hoy son 300 respiradores mecánicos construidos en territorio nacional, donde la academia, el empresariado y el gobierno jugaron un papel fundamental. Eso fue posible gracias a la capacidad que hemos logrado en estos once años, de articularnos en un ecosistema. Por el lado de los retos, hay muchos. Debemos repensar la corporación para democratizar el emprendimiento y la innovación.

(Le puede interesar: La pesadilla de dos jóvenes que se conocieron por internet en Colombia)

¿A qué se refiere con democratizar?

Democratizar es que Ruta N garantice que la innovación y el emprendimiento sean derechos y bienes públicos, donde el ciudadano de a pie se beneficie realmente de ese emprendimiento. Que nosotros podamos atender al ciudadano escuchándolo y acompañándolo en sus apuestas para generar valor y riqueza. Esa es una de las cosas que no se ha hecho, que hay que hacer. Ruta N, como entidad, tendrá que apostarle más a lo social. Ese es el enfoque fundamental que hoy tenemos.

¿Eso significa que se busca descentralizar la entidad?

Hoy es muy estratégico pensar Ruta N en los barrios, en las comunas y en el territorio. Tenemos un gran mandato de la junta directiva y es buscar cómo hacemos de Medellín la ciudad más fácil para emprender e innovar. La clave para recomponer el tejido empresarial y social está en pensar en una reindustralización basada en la economía del conocimiento. Esa es la apuesta más importante de esta administración.

¿Y cómo se pretende lograr ese cambio de enfoque que usted menciona?

Hay que entender que la innovación es un trabajo en equipo, es ese ADN que se instala en las ciudades para que todos quepamos. Cabe la academia, cabe el empresariado, cabe la ciudadanía y cabe el gobierno. El objetivo es vincular con la ciudadanía esa apuesta de generar talento, de cocrear, idear y acelerar emprendimientos. Vamos a estar en el corazón de los barrios, las comunas, con una estrategia que son los centros del valle del software. También tenemos la meta de llegar a un 3,2 por ciento de inversión del PIB local en CTI.

La llegada del Centro para la Cuarta Revolución Industrial cumplió un año ¿qué papel juega ese proceso en la estrategia de la nueva administración?

Yo pienso que lo que se ha hecho ha estado bien, en el sentido de que hemos pensado y aterrizado los conceptos. Pero el centro no solamente puede ser un escenario de generación de política pública. Más que un mito debemos empezar a hablar de la cuarta revolución industrial para satisfacer las necesidades de los ciudadanos y del tejido empresarial. Una ciudad inteligente no son los artefactos que yo pongo en la ciudad, no son los sensores o las luminarias inteligentes, son los ciudadanos con información que pueden tomar decisiones de manera consciente y de manera inteligente.

(Además: Exdirectores de Ruta N cuestionan a Quintero por manejo de la entidad)

¿Cuál es el legado que espera consolidarse para los próximos años?

Dentro de nuestras metas está ir más allá de nuestro edificio y apostarle a ese distrito de innovación. La idea es llegar a los barrios, a las comunas, para entender los problemas del ciudadano y transformarlos en soluciones. Reindustrializar a Medellín en una economía basada en el conocimiento pasa por entender al ciudadano, comprender cuáles son sus necesidades y convertirnos en un valle de soluciones.

Quién es Javier Fernández

Javier Fernández es un ingeniero industrial de la Universidad de Antioquia, con una maestría en Ingeniería y un doctorado en Ingeniería Electrónica.

Según aparece en su hoja de vida, durante la última década se ha desempeñado como investigador y profesor de la Universidad Pontificia Bolivariana. En su experiencia laboral, también aparece la gerenciación del programa de Transformación Tecnológica y Cuarta Revolución Industrial de Empresas Públicas de Medellín (EPM).

La estrategia del valle del software

Según explica Fernández Ledesma, el papel de Ruta N en la estrategia del valle del software, el programa bandera de la actual administración, consistirá en incentivar las alianzas y articular al sector privado y la academia para alcanzar las metas propuestas.

(No se quede sin leer: El impresionante antes y después de Providencia tras el paso de Iota)

“El objetivo será que el ciudadano tenga un espacio en donde pueda desarrollar su emprendimiento y poder acercarle mercados; es decir, tener un ecosistema alrededor de los barrios que nos permita hacer bien allí, en el territorio, lo que hoy estamos haciendo bien al interior de Ruta N”, agrega el director.

JACOBO BETANCUR PELÁEZ
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.