‘Consolidamos el concepto de universidad-parque’: Juan Luis Mejía

‘Consolidamos el concepto de universidad-parque’: Juan Luis Mejía

El rector de la Universidad Eafit conversó con EL TIEMPO sobre sus logros en distintos aspectos.

Rector

Juan Luis Mejía dejará la rectoría en diciembre de este año.

Foto:

Cortesía Universidad Eafit

Por: David Andrés Calle Atehortúa
14 de septiembre 2020 , 05:50 a. m.

Luego de 16 años de estar liderando a la Universidad Eafit, una de las más prestigiosas en la capital antioqueña, Juan Luis Mejía dejará el cargo. Cuando anunció esta decisión, el mundo académico e intelectual del país lo lamentó.

El abogado ha tenido una exitosa carrera pública. Se le reconoce su trabajo como ministro de Cultura en la administración de Andrés Pastrana, además fue secretario de educación de Medellín durante la alcaldía de Juan Gómez Martínez.

(Le puede interesar: Juan Luis Mejía anuncia su salida de la universidad EAFIT)

Desde 2004 es el rector de Eafit. Además, desde mayo de 2008, es miembro correspondiente de la Academia Colombiana de la Lengua y pertenece a varias juntas directivas. Es un humanista, amante de la lectura, cree en la universidad, en la formación pero ya dijo que es el momento de dar un paso al costado y dedicarse a ámbitos más personales.

Si de pronto en 10 años alguien quiere hacer una biografía de usted, ¿qué le respondería sobre cuál fue su mayor logro en Eafit en estos 16 años?

Qué pregunta. Yo creo que son varias en una. Uno, haber consolidado un grupo humano con una visión compartida que permitió integrar mucho más a Eafit con la sociedad y que ha ido incorporando nuevas áreas del conocimiento para crear una idea de universidad afín al concepto de universalidad.

En 16 años, la universidad creó muchos programas y creció en infraestructura, ¿qué destaca?

Sobre los programas, creo que haber consolidado los segundos y terceros ciclos universitarios. Cuando yo llegué no había doctorados, había muy pocas maestrías, creo que eso ha sido un logro muy grande y tener hoy 6 doctorados y 43 maestrías muchas de ellas de investigación, me parece que es importante.

Lo otro, haber consolidado y haber escindido economía y finanzas de administración y haber creado la Escuela de Ciencias, con ciencias de la tierra, ciencias físicas, ciencias matemáticas y todo esto se va a consolidar y es como el símbolo que queremos dejar con el gran Edificio de Ciencias que abriremos ahora en octubre.

Y lo otro, haber incorporado nuevas áreas del conocimiento especialmente biología, las ciencias de la vida y últimamente las ciencias agronómicas y me parece que en la construcción de esa idea de universidad me parce que es importante eso.

(También puede leer: Así es como las universidades paisas arrancaron un nuevo semestre)

Juan Luis

El parque de las orquídeas, uno de sus lugares preferidos en la universidad.

Foto:

Cortesía Universidad Eafit

Y en cuanto a infraestructura porque la universidad también creció…

Sí. Creo que hay varias cosas. Una, fue consolidar el concepto de universidad-parque. Nosotros nos preguntábamos qué es Eafit y no tiene la aspiración de ser una ciudad universitaria como la de la Universidad de Antioquia y qué éramos dentro de la ciudad, y ahí poco a poco fuimos llegando al concepto: convirtamos este espacio de la universidad en un parque respetando esa flora nativa que tenemos.

Al principio comenzamos por sembrar orquídeas, las más finas las sembramos muy alto para que no se las fueran a llevar y, nada, hoy para todos es un orgullo el jardín de orquídeas que es hoy Eafit. Lo otro que le dimos la oportunidad a arquitectos contemporáneos para que pudieran expresarse con una arquitectura contemporánea pero siempre interpretando las necesidades de la academia.

Lo otro, que los principios de universidad se reflejen en su misma arquitectura. Es decir, que el principio de transparencia de la universidad se refleje en los edificios, que las oficinas, los laboratorios, todo sea a la vista, que no tengamos nada que ocultar. También, tratar de que los primeros pisos fueran porosos. Es decir, que los primeros pisos no interrumpieran la vida del campus.

En todos estos años, ¿qué tal fue su relación con los estudiantes?

En mi carta anunciando mi retiro decía, primero, la buena relación que tuvimos dentro de un marco de respeto mutuo. Segundo, respetar los canales institucionales de conversación. Ahora a las 10 de la mañana (del día de la entrevista), por ejemplo, voy a la posesión de los nuevos representantes elegidos con más de 4 mil votos.

La universidad es una sociedad a escala y ese fortalecimiento de la idea de democracia tiene que partir de ahí y rescatar siempre los canales democráticos; y lo otro: uno tiene que agradecer siempre en la vida. Mi suegro decía que cuando uno es joven debe ser amigo de los mayores que le dan experiencia pero cuando uno es mayor debe tener cercanía con la juventud que le da ilusiones, esperanzas, sueños y una idea de futuro.

¿Y qué tal ha sido la relación con los profesores?

Magnífica. Yo creo que lo importante es marcar un esquema de respeto. Obviamente los administradores universitarios somos un apoyo a la academia pero la esencia de la universidad son los profesores y somos un apoyo para que ellos puedan realizar su acción dentro, eso sí, de un marco de libertad de expresión, libertad de cátedra y libertad de pensamiento. Cuando la administración intente meterse en los contenidos de la academia, creo que se desvirtúa la función de la autonomía universitaria.

(Le sugerimos leer: ¿En qué va el regreso a clases presenciales en las universidades?)

Eafit

Esta es una de las universidades más destacadas de Antioquia y de Colombia.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

¿A usted qué le hubiera gustado estudiar en Eafit?

Tantas cosas que me hubiera encantado. Me hubiera encantado estudiar biología, ciencias políticas, profundizar más en matemática que es la lengua de la ciencia y yo me siento muy limitado pa’ entender. A mí me gusta mucho, por ejemplo, la astronomía y tengo la gran limitante de que mis matemáticas son muy esenciales y no puedo acceder a esos otros contenidos.

Me hubiera encantado estudiar geología, por ejemplo. Para mí, hacer un paseo con el profesor Michel Hermelín era como leer el libro abierto de la tierra. Entonces para mí antes un barranco era un barranco y ahora es una página abierta de la tierra.

Supongo que un rector no trabaja ocho horas, pero ¿qué hace en su tiempo libre? ¿Se lo dedica al cine o la lectura?

Como te parece que hace mucho tiempo no voy a cine, que me encantaba pero cuando me vine a vivir a las Palmas (sector de El Poblado en Medellín) es más Netflix. Pero ante todo lectura, jardinería, con mis árboles, mis plantas, mis orquídeas, pero ante todo la lectura y poder estar con la familia porque a veces a uno lo absorbe el trabajo y se le olvida algo que es un ser social y un ser en pareja.

¿Qué está leyendo?

En esta pandemia lo que hecho es releer y acabo de terminar un libro maravilloso que se llama Vivir con los dioses que es del que fue el director del Museo Británico (Neil MacGegror ) y es una historia de la humanidad a través de los objetos religiosos. Pero me he releído mucha cosa. Lo último fue un libro que hacía años había leído de Germán Arciniegas que es la Biografía del Caribe. Me leí hace poquito Yo el supremo de Augusto Roa Bastos.

(Lea: ¿Cómo son los protocolos de bioseguridad para el regreso a clases?)

Eafit

Poco a poco va retornando la comunidad universitaria a este campus en El Poblado.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Volviendo a la universidad, ¿cómo ha enfrentado este año tan atípico, con las clases virtuales y la alternancia?

Primero, una gran admiración con el grupo humano de la universidad. Nosotros cerramos la universidad el viernes 13 de marzo a las 6 de la tarde y el lunes 23 de marzo estábamos dando clases virtuales remotas. Es decir, que en ocho días la universidad se adaptó tecnológicamente, los profesores hicieron un esfuerzo inmenso para adaptarse y eso lo valoro muchísimo.

Obviamente hubo muchas dificultades pero en la evaluación del primer semestre, para nuestra sorpresa, los resultados fueron mucho mejores que el que esperábamos y hubo mejores resultados en los promedios y en casi todas las materias, hubo menos deserción, menos cancelación de materias. Obviamente, es lógico porque los estudiantes estaban más pendientes de sus clases.

No nos limitamos a que la relación del estudiante con su universidad fuera solamente con su profesor, nosotros lo que tratamos fue proyectar el campus físico con un campus en la nube y no nos limitamos solamente a dar clases sino que proyectamos todos los servicios de la universidad: Bienestar Universitario, biblioteca, deportes, hasta el gimnasio, todo lo proyectamos para que fuera la universidad completa.

¿Qué espera del próximo rector de la universidad? ¿Cómo debe ser?

No soy nadie para darle consejos. Espero que el Consejo Superior elija una magnifica persona y estoy seguro que será una persona que cuidará la universidad con tanto afecto como lo hemos hecho los anteriores rectores.

¿Ya tiene pensado qué va a hacer en diciembre cuando termine su periodo?

Me voy de vacaciones y me iré a conversar con el río Cauca a ver qué me aconseja.

DAVID ANDRÉS CALLE ATEHORTÚA
EL TIEMPO
EN TWITTER: @davidcalle1

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.