La atroz ola criminal en Bello, donde restos humanos irían a marranera

La atroz ola criminal en Bello, donde restos humanos irían a marranera

Extorsiones, homicidios y actividades ilegales siguen siendo los retos de las autoridades.

Bello, Antioquia

En el municipio de Bello los enfrentamientos entre varios grupos armados tienen en alerta máxima al gobierno local.

Foto:

Guillermo Ossa. Archivo EL TIEMPO

Por: Medellín
17 de julio 2019 , 02:24 p.m.

Las autoridades abrieron una investigación para determinar la veracidad de la denuncia hecha por el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, según la cual en Bello, municipio del norte del valle de Aburrá, estarían desapareciendo personas, para luego asesinarlas y darles de comer a los cerdos. 

Aunque la afirmación la hizo el mandatario departamental en el consejo de seguridad de este martes, la Policía Metropolitana, la Fiscalía y el Ejército no tenían indicios o denuncias de esta situación. 

Según el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá (Meval), aunque las tres instituciones trabajan de la mano en los casos de inseguridad en Bello, ninguna tiene elementos que permitan corroborar que la denuncia sea cierta. Sin embargo, agregó, no es posible descartar que esto suceda. 

También recordó que hay un joven de Bello que continúa desaparecido, pero que no hay más casos de desapariciones reportados. 

Sobre este tema, Adriana Salas, alcaldesa del municipio, sostuvo que no tenían conocimiento de que esta práctica esté sucediendo, pero que se debe investigar si es cierta. La funcionaria agregó que no hay muchas denuncias de desaparición forzada, pero sí de otros hechos como desplazamiento intraurbano, extorsiones y homicidios.

Mientras este aberrante caso se investiga, se sabe, por declaraciones del gobernador, que la persona que denunció, quien está bajo protección de las autoridades, fue encontrada con varios signos de tortura y que dijo  esta práctica formaría parte de las disputas entre las estructuras criminales que operan en el territorio. 

Estas disputas han disparado los problemas de orden público en los últimos meses, tanto así que las autoridades implementaron un plan especial y están en la zona con acciones conjuntas que permitan disminuir la inseguridad. 

En el transcurso de 2019, en Bello se han registrado 91 homicidios, de los cuales al menos 50 son por causa de las confrontaciones entre los grupos criminales organizados. Los demás serían por factores como intolerancia o hurtos, manifestó Camacho.

Pero las medidas que se han implementado en la zona, en un trabajo entre Policía, Fiscalía, Ejército e inteligencia, han permitido resultados como 875 capturas, de las cuales 120 son de personas directamente relacionadas con las estructuras criminales, la identificación de 2.480 motocicletas que han participado en actividades ilegales y la incautación de armas especializadas. 

Aunque en Bello van 10 días consecutivos sin que se registren homicidios, las autoridades siguen trabajando para disminuir todos los hechos de inseguridad, entre los que se cuentan las extorsiones a comerciantes, transportadores, construcciones y viviendas. 

Las estructuras criminales organizadas que operan en Bello

Aunque la inseguridad en Bello se convirtió en uno de los temas más sonados de los últimos meses, por el recrudecimiento de la violencia, es una situación que ha estado presente hace varios años. 

El lugar es uno de los corredores de movilidad más importantes y de ahí que este municipio y otros del área metropolitana tengan delitos como homicidios, microtráfico, hurtos y extorsiones.

Allí tienen injerencia cuatro grupos delincuenciales organizados (GDO): los ‘Chatas’, los ‘Pachelly’, ‘Niquía Camacol’ y los ‘Triana’, así como un grupo delincuencial criminal organizado (GDCO): el 'Mesa’.

Las cuatro estructuras organizadas tienen un actuar muy definido: tecnología, pie de fuerza y logística. Esto hace que suban los homicidios, las extorsiones y el microtráfico. Su principal fuente de financiación son las rentas ilegales.

Antes de que se implementara la estrategia de seguridad conjunta, el municipio tenía una baja capacidad para enfrentar los problemas de seguridad. Hace cuatro meses, Bello solo tenía 230 uniformados y 21 cuadrantes para más de 600.000 habitantes. 

Hoy, a esos 230 se suman 120 policías de apoyo, sin contar los soldados del batallón de Ingenieros Pedro Nel Ospina, que apoyan los operativos, tales como requisas y jornadas de desarme y el personal de la Fiscalía. 

Nuevas medidas de seguridad

Entre tanto, este martes, las autoridades decidieron que se realizará un consejo de seguridad en Bello todos los lunes en las tardes, de modo que puedan recoger conclusiones importantes que sean llevadas al consejo departamental al día siguiente. 

Asimismo, se harán acercamientos con los distintos sectores víctimas de extorsiones para que se sientan acompañados y empiecen a aumentar las denuncias. 

Además, los establecimientos públicos solo podrán estar abiertos hasta las 12 de la noche y los menores de edad no podrán circular por las calles después de esta hora si no están acompañados con un adulto que certifique que es su padre, madre o familiar acudiente.

MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.