Las heridas del hombre atacado por un hipopótamo de Pablo Escobar

Las heridas del hombre atacado por un hipopótamo de Pablo Escobar

La víctima de este animal en Puerto Triunfo sufrió graves lesiones pero se ha ido recuperando.

Hipopótamos Nápoles

Según Cornare, la hacienda Nápoles solo cuenta con un hipopótamo hembra, llamada Vanessa. Los demás, que habitan en el lago, hacen parte de la problemática de la región.

Foto:

Guillermo Ossa

Por: Melissa Álvarez Correa
19 de mayo 2020 , 04:56 p.m.

Quienes han escuchado la historia del primer ataque de un hipopótamo a un campesino de 43 años en el municipio de Puerto Triunfo (Magdalena Medio antioqueño) tienen varias teorías de por qué lo pudo haber hecho. ¿Se asustó por la máquina fumigadora que llevaba a la espalda? ¿Fue el ruido? ¿Fue porque el hombre tomó agua del caño?

La pregunta todavía no tiene respuesta, aún más porque, según los expertos en la materia, esta especie no se comporta de igual manera siempre.

Son impredecibles, silenciosos y aunque parecen inofensivos, no lo son. De hecho, se consideran una de las especies más peligrosas del mundo.

(Lea también: El extraño caso de la desaparición de 3 personas que entregaban ayudas)

“Todo el mundo está muy asustado con lo que pasó. Han salido miles de teorías porque desde que esos animales están acá, eso nunca había pasado”, así resume la situación Saúl Ospina, concejal del municipio y familiar de Luis Enrique Díaz, el campesino que recibió el brutal ataque.

Sobre su estado de salud, dice, ya está mucho mejor que como quedó el 11 de mayo, cuando se encontraba en la vereda Estación Pita y se acercó a un caño para llenar el tanque de la fumigadora.

En ese momento fue sorprendido por el enorme mamífero que lo atacó. Díaz alcanzó a correr mientras recibía la ayuda de uno de sus compañeros, que como pudo, logró espantar al enorme animal.

Está muy estable, ya le quitaron la intubación, ya habla un poco,  hace como tres o cuatro días. Lo operaron de las costillas, lo que era el tórax que lo tenía muy afectado

“Una hermana de él lo está cuidando. Me dice que está muy estable, que ya le quitaron la intubación, ya habla un poco hace como tres o cuatro días. Lo operaron de las costillas, lo que era el tórax que lo tenía muy afectado y en la pierna tuvieron que ponerle tornillos, están muy contentos con la evolución”, relató el concejal.

De acuerdo con Ospina, desde que los hipopótamos andan sueltos por el territorio, las personas ya se han familiarizado con su existencia, al punto de que una escena normal en el pueblo es ver a uno de ellos que se pasea por el parque principal, incluso existen videos y fotografías de otros que parecen estar “domesticados”, cuenta.

(Le recomendamos ver nuestra galería:Estos son los ocho lugares más terroríficos que existen en Colombia)

Recuerda que en los años 80, cuando era trabajador de la parte de limpieza y arborización de la Hacienda Nápoles y teniendo apenas 16 años de edad, llegó el avión con todos los animales. Primero con dos de ellos y a los tres meses trajeron otros dos, “y ahí se fueron reproduciendo y reproduciendo hasta que ahora hay un ataque de esta magnitud, pero esto nunca se había visto, jamás y esos animales están libres por la calle más o menos desde el 1999, que fue que comenzó la parte jurídica de la hacienda”, explicó.

De acuerdo con la Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (Cornare), no tienen un aproximado de la cantidad de animales en la zona que es de su competencia como autoridad ambiental, debido que es complejo tener una cifra exacta, entre otras cosas, porque se encuentran repartidos en distintos lagos y espacios acuáticos.

Hasta ahora, es posible afirmar que más de 40 se hallan en el lago de lo que era la Hacienda Nápoles (que tiene una longitud de cinco hectáreas) y más de 20 en el río Magdalena, afluente por donde podrían llegar a lugares como Caldas, Cundinamarca, Santander, Boyacá, Córdoba, Sucre y Bolívar. De acuerdo con un estudio de varias entidades revelado en 2019, en 10 años, Colombia podría tener 150 peligrosos hipopótamos libres.(Lea también: Temible hipopótamo fue visto paseando en calles de pueblo en Antioquia)

Las medidas tras el ataque

David Echeverri López, coordinador de Bosques y Biodiversidad de Cornare, autoridad ambiental de la región confirmó que tras el ataque visitó la zona y dialogó con el administrador de la finca para la que trabajaba Luis, buscando establecer lo sucedido.

De la visita se pudo establecer que el animal está transitando por un caño que atraviesa esa finca y que está a menos de un kilómetro del río Magdalena.
Ya en campo, no pudo verlo, pero de acuerdo con el video de los familiares del campesino, tres días después el hipopótamo seguía allí. No haberlo visto se debe a que un hipopótamo no es fácil de ver si está dentro del agua. Incluso, otra dificultad es que en la zona ha llovido mucho recientemente, por lo que está inundada.

“Lo que hemos visto a través del monitoreo comunitario, que es la gente que nos mantiene al tanto de la situación, es que se trata de un individuo solitario que está en la zona, llegó cuatro días antes del ataque y no sabemos más", detalló el biólogo.

También dijo que "los resultados de los monitoreos que hacemos de la población de hipopótamos que está ahí en un lago en la Hacienda Nápoles, lo que es que ellos están todo el día ahí y por la noche se van a alimentarse, pero los hipopótamos que están como aislados, que se han ido separando, además tienen un comportamiento muy errático, ellos se ven de día por ahí pastando, no es una situación que siempre se dé, pero a veces se da”.

De los dos grupos poblacionales identificados en el río Magdalena, algunos entran por un río que se llama Río Claro Cocorná Sur y están ahí en la desembocadura, y otros que están más abajo, cerca de Puerto Boyacá y Puerto Perales (corregimiento de Puerto Triunfo).

(Le puede interesar nuestro Mídase a ver: Prepárese para el test de lógica más difícil que haya enfrentado)

¿Qué hicimos nosotros? proyectar la dispersión, de cómo ellos en la medida en que tenemos un montón de hábitats disponibles, pueden entrar a colonizar

Por ende, Javier Guerra, alcalde del municipio, instó a que las acciones para este tema las emprenda el Gobierno Nacional, pues hay presencia de hipopótamos tanto en jurisdicción de Corpoboyacá, como en la de Corantioquia y Cornare, de acuerdo a la parte del territorio.

“¿Qué hicimos nosotros? proyectar la dispersión, de cómo ellos en la medida en que tenemos un montón de hábitats disponibles, que son las que les gusta, ellos pueden si no se hace ninguna acción de manejo, entrar a colonizar todas estas áreas. Son muy territoriales y lo peor es que ese comportamiento que tienen tan agresivo, no lo expresan siempre, a veces se asustan con el ruido, las luces y otras veces el ruido los alborota y atacan contra lo que vean”, explicó el experto.

Para el corporado Ospina, la solución deberá estar articulada entre el Gobierno Nacional, el departamental, el local y Cornare, pero por ahora en el municipio se discute el Plan de Desarrollo, y aunque se ha tocado el tema, se espera una discusión más profunda después.

MELISSA ÁLVAREZ CORREA
Para EL TIEMPO
Medellín

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.