Los últimos momentos del colombiano muerto en puente de Génova

Los últimos momentos del colombiano muerto en puente de Génova

Henry Díaz, de 30 años, era fanático de Inter y culminaba sus estudios de ingeniería mecánica aérea.

Henry Díaz

Henry Díaz era fanático del Inter de Milán, club con el que organizó cenas de beneficencia para ayudar a niños colombianos. En la foto, Walter Samuel, Iván Ramiro Córdoba y Javier Zanetti.

Foto:

Cortesía de Emmanuel Díaz

Por: Cristian Ávila Jiménez
15 de agosto 2018 , 04:20 p.m.

Emmanuel Díaz se despidió de su hermano mayor, Henry, en un aeropuerto italiano el pasado lunes. Lo abrazó, le dijo cuanto lo amaba y emprendió su vuelo de retorno a Colombia. 24 horas después, el hombre observó en las noticias que un puente en Génova, el mismo que había transitado el día anterior, se derrumbó.

En Colombia, Emmanuel empezó a buscar el contacto de su hermano Henry, un joven de 30 años apasionado por el Inter de Milán y que culminaba sus estudios en ingeniería mecánica aérea. Sus llamadas y mensajes no lograban contactarlo ni su mamá, también en Italia, daba razón de dónde estaba el mayor de sus hijos.

Ya en Medellín, su hermano pidió afanosamente la ayuda de amigos en Italia para averiguar si Henry estaba recluido en un hospital, pero entre las listas de pacientes no aparecía su nombre.

“Me preocupé ante la posibilidad de que le hubiera pasado algo mi hermano. Era muy remoto, lejano, no era fácil que ocurriera”, señala Emmanuel sobre el accidente en ese puente de Génova, el cual asegura que su reparación era una protesta continua de la comunidad, pues desde su construcción en los años 60 nunca se le hizo mantenimiento.

Tras sus dificultades para comunicarse con su hermano, empezó a seguir la transmisión en vivo a través de redes sociales de la cadena italiana ‘Sky 24’. “En cierto momento, entre los escombros, vi que sacaron nuestro carro amarillo. Yo vi el carro y lo reconocí, antes que se dieran cuenta desde Italia que mi hermano estaba muerto, yo lo noté desde acá en Colombia”, dice Emmanuel, de 27 años, sobre el vehículo Opel, el cual llamaban ‘giallo’.

Henry llegó a Italia en el 2005 tras seguir los pasos de su mamá, quien años antes había dejado su pueblo natal, El Peñol (Antioquia), para buscar un mejor futuro para sus hijos, pues por esa época la violencia estaba desatada en ese municipio.

La familia se instaló en Uscia, cerca de Génova, donde siempre vivierondurante sus 13 años en Italia. Por su cercanía a Milán, los hermanos Díaz cultivaron una pasión por el Inter, un tradicional club italiano en el que jugaron colombianos como Iván Ramiro Córdoba, quien los ayudaba a realizar cenas benéficas con el equipo y así conseguir recursos para niños en su país natal.

Desde hace años la comunidad pedía que se arreglara el puente. Se veía que era una trampa en el cielo

“Somos muy hinchas del Inter de Milán, con ellos hacemos cenas para beneficencia para niños colombianos. Somos orgullosos de ayudar al pueblo colombiano, somos un país maravilloso”, cuenta Emmanuel.

Sobre el accidente, Emmanuel dice que es un agradecido con Génova, ciudad que les abrió muchas oportunidades, pero agrega que lo que pasó demuestra que allá también hay cosas que no funcionan. “Desde hace años la comunidad pedía que se arreglara el puente. Se veía que era una trampa en el cielo”, comenta.

El día del accidente en el que falleció Henry, con otras 38 personas, Emmanuel cuenta que su hermano salió en el carro a desempeñar una de las actividades con las que se sostenía, pues sus amigos y conocidos lo llamaban para que los transportara para realizar distintos movimientos en la ciudad.

Henry Díaz

Henry Díaz con el futbolista Iván Ramiro Córdoba.

Foto:

Cortesía de Emmanuel Díaz

Según lo que ha conocido Emmanuel, Henry transportaba a una señora de su pueblo y dio la casualidad que debían pasar por ese puente cuando ocurrió la tragedia.

“Estoy seguro que la persona que falleció con él en ese carro, una señora, era conocida de él”, cuenta Emmanuel, quien este miércoles retorna a Italia para acompañar a su madre en el sepelio de Henry.

El antioqueño también añade que su hermano estaba pasando por buenos momentos, además de estar próximo a culminar sus estudios, se encontraba tranquilo y feliz porque sus planes estaban saliendo bien.

Henry era un talento impresionante. Tenía muchos proyectos para Colombia, siempre tuvo el deseo por ayudar al otro, eso era marcado en él

“Era un tiempo glorioso para Henry. Todo se le estaba dando. Esto me duele en el alma, pero me alegra también saber que él estaba tranquilo en estos tiempos, la muerte llegó y él no se dio cuenta”, narra.

Entre las cenas de beneficencia, cuenta Emmanuel, en septiembre tenía planeado reunirse con Falcao García para organizar una ayuda para niños en Colombia. "Henry era un talento impresionante. Tenía muchos proyectos para Colombia, siempre tuvo el deseo por ayudar al otro, eso era marcado en él", recuerda.


CRISTIAN ÁVILA JIMÉNEZ
Redactor de NACIÓN

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.