Secciones
Síguenos en:
Habitantes de calle de Medellín juegan su propia ‘Copa América’
Inclusión habitantes de Calle

Partido inaugural en el coliseo Unidad de Vida Articulada Sin Fronteras (sector Tricentenario).

Foto:

Jaiver Nieto

Habitantes de calle de Medellín juegan su propia ‘Copa América’

FOTO:

Jaiver Nieto

Alrededor de 80 personas participan de este programa de inclusión social.

El 9 de Paraguay, Santiago Martínez, parecía una fuente de agua imparable. No solo cumplía a cabalidad con su puesto de volante de creación y delantero para tratar de vulnerar el arco contrario, sino que, cuando su equipo perdía la pelota, corría presuroso a defender en su propia cancha.

Literalmente, en cada minuto sudaba la camiseta para llevar a su equipo a ganar el partido y él mismo dar pasos con el fin de convertirse, ojalá, en goleador de la ‘Copa América’.

Solo que este no es el espectáculo continental que se juega desde el domingo pasado en Brasil con deportistas profesionales y que duermen en camas blandas, sino a casi 4.000 kilómetros de ese país, con habitantes de calle de Medellín que han tenido las aceras como colchones y cualquier plástico o cartón por cobija.

Los escenarios en este caso no son tampoco grandes estadios sino las sedes deportivas que están bajo el cuidado del Instituto de Deportes y Recreación (Inder Medellín).

(Le puede interesar: Instalarán pantallas gigantes en Medellín para ver la Copa América)

Jhon Montoya, profesional del área de deportes del componente de Atención Básica, adscrito a la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, cuenta que una metodología dentro del programa de Habitantes de Calle es recrear todos los acontecimientos de orden local, nacional e internacional “como una apuesta por la inclusión y dignificación de estas personas”.

Es una apuesta por la inclusión y dignificación de estas personas

En ese contexto, ahora se toma en particular la Copa América y los equipos están identificados con un país de esta parte del planeta, de manera que a Paraguay lo representan los beneficiarios de las granjas que tiene la Alcaldía de Medellín para procesos de resocialización; a Colombia, el equipo administrativo del Sistema Habitante de Calle Adulto; a Bolivia los empleados del Inder; a Uruguay los usuarios del Centro Día 2; a Perú los que van a resocialización a la sede de Prado Centro; a Argentina los del albergue de Buenos Aires; a Brasil los que pasan por Atención Básica, y a Chile los del centro de Atención a Población Crónica en Calle con Trastorno Mental y/o Discapacidad Física, en Girardota.

Y no se juega fútbol sino microfútbol y voleibol, para un total cercano a 80 integrantes del Sistema Habitantes de Calle participando, entre hombres y mujeres.

Inauguración con talento local

Montoya relata que desde que se empezó a planear esta Copa América callejera -por llamarla de alguna manera para distinguirla de la original- el entusiasmo fue general y la expectativa gigante porque “ellos pasan de ser simples espectadores a protagonistas de una copa que es más divertida que la de Brasil”.

El martes pasado, 15 de junio, se hizo la apertura del torneo de microfútbol en el coliseo de la Unidad de Vida Articulada Sin Fronteras (sector Tricentenario) donde, en contraste con el espectáculo de luces e imágenes computarizadas que se apreció en la ciudad de Brasilia el domingo anterior, brilló el talento local con una demostración de manejo del platillo volador y una revista con ejercicios de cuerdas.

Posteriormente, el secretario de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, Juan Pablo Ramírez, hizo el saque de honor para poner a rodar el balón.

En el primer partido, entre Paraguay y Uruguay, tres tocayos fueron figuras: Santiago Gutiérrez, quien convirtió el primer tanto del campeonato; su compañero Santiago Martínez, el 9 del mismo onceno, que hizo el 2-0, y Santiago Posada, que marcó el descuento de Uruguay.

Partido inaugural en el coliseo Unidad de Vida Articulada Sin Fronteras (sector Tricentenario).

Foto:

Jaiver Nieto

Martínez tiene 26 años y ya casi completa en las granjas su proceso de resocialización. La dureza de la calle no le quitó ni su sonrisa blanca ni la cara de “niño bueno” que permiten adivinar que proviene de una familia en la que no le faltaban las atenciones y que no llevaba mucho tiempo entre los azares del pavimento.

De hecho, contó que estudió hasta noveno grado y consumía estupefacientes ocasionalmente. A la par, era habilidoso con el balón, al punto de que llegó a la Liga Antioqueña de Fútbol y las divisiones inferiores del Deportivo Independiente Medellín.

(Le recomendamos leer: ‘Amparo’, la película paisa con actores naturales que va a Cannes)

Pero el vicio le cogió tanta ventaja que lo alejó del colegio, de varios trabajos y de la práctica de su gran pasión.

De la copa América que se juega en Brasil admira a Argentina y a la selección anfitriona, aunque ahora le toque representar a Paraguay. “Estoy dando lo mejor de mí, dando todo mi potencial”, expresó.

Son problemas de la vida de los que nadie está exento, la droga y el alcohol; esto le puede pasar a cualquiera

“Gracias a Dios, hoy se mojó la pelota, se logró el objetivo que era ganar en equipo”, añadió como repitiendo ese libreto que parece calcado en los jugadores de fútbol.

Y no es el único participante que antes de caer en desgracia trasegó por el camino hacia el profesionalismo en el deporte.

Por ejemplo, Jorge Luis Granados, de 36 años, lateral derecho y coequipero de Martínez, hizo el mismo recorrido que este, solo que unos años antes y truncó su destino en parte por razones parecidas.

“Son problemas de la vida de los que nadie está exento, la droga y el alcohol; esto le puede pasar a cualquiera”. Estuvo alrededor de cuatro años en situación de calle y ahora pasa por un proceso de resocialización en las granjas.

También, Maicol Vargas, de 30 años, de la selección “criolla” de Brasil, fue figura en un pueblo del que evadió decir el nombre y relató que se probó en las escuelas del Envigado Fútbol Club, hasta que bajó el rendimiento debido a las drogas y una lesión de ligamentos.

(Lea, además: Mayores de 45 años ya pueden vacunarse sin cita en Medellín)

Confiesa que en su deambular por la ciudad suele estacionarse en los alrededores de las canchas a la espera de que lo inviten a probar sus cualidades con la pelota.

Además, en el Centro Día trata de no perderse ningún partido de la Copa América ni de la Eurocopa que se juegan actualmente.

El martes lucía ansioso esperando a que pasaran los días, pues su equipo fue programado para el cuadrangular del viernes. Los ganadores de ambas jornadas irán a semifinales el martes próximo y la gran final será el viernes 25 de junio.

Las dos únicas mujeres en las justas futboleras son Mónica Posada y Tatiana Restrepo, de Perú. En voleibol, el torneo es mixto (hombres y mujeres). Comenzó el viernes 11 y se desarrolla en Centro Día 2, los miércoles. Ahí están Brasil (Centro Día 2), Bolivia (Inder), Perú (sede Prado) y Uruguay (Atención Básica).

“Colombia, mi equipo adorado, ha estado excelente, muy parado y firme”, dijo Vargas. Luego narró, como si estuviera frente a un micrófono, recreó la narración del gol con el cual el onceno nacional le ganó a Ecuador, marcado por Edwin Cardona, cuya actuación calificó de “excepcional” porque “arrancó y terminó la jugada de laboratorio que tenían preparada”.

Pasión y juego limpio

El martes cada uno a su manera, dentro y fuera del campo, vivió intensamente el momento. Quienes estaban adentro, a pesar de que sus pulmones en general han estado sometidos a la intoxicación con drogas alucinógenas por años, mantenían un ritmo de juego frenético, con idas y vueltas de cancha a cancha, como impulsados por una energía que va más allá de lo físico. Ninguna pelota se daba por perdida.

Curiosamente, también en contraste con lo que se puede esperar el ambiente agresivo en que estas personas sobreviven cotidianamente, en varios choques que produjeron caídas estrepitosas los afectados se ayudaron para reincorporarse, dándose la mano con gestos constantes de juego limpio.

(También lea: Se inician estudios de línea de transporte entre Medellín y el Aburrá)

“Presión, presión, presión”, gritaba insistente el asistente técnico de Uruguay, Cristian Arias, cada que los rivales pisaban su terreno generando riesgo. A no ser por la juventud de este, cualquiera hubiera temido que le diera un infarto.

La fiesta también se vivió en las gradas, donde los barristas -con el debido distanciamiento social y dotados de tapabocas- gritaban para animar a su equipo de preferencia.

Hoy vine fue a divertirme, así sea haciendo bulla

“Hoy vine fue a divertirme, así sea haciendo bulla, porque tampoco me gusta jugar”, dijo Óscar Eduardo Rojas Londoño, quien le daba golpes fuertes sin parar a un tambor, para animar a Uruguay.

Este joven de 27 años vive en la calle desde los 9 años y suele asistir al Centro Día 2 para comer, asearse y recibir acompañamiento psicosocial. Prometió que, si lo llevan, no se perderá partido de la copa callejera.

Desde distintos lados ensordecían las vuvuzelas, otros hacían sonar panderetas y unas más actuaban como porristas, debidamente uniformadas de azul y rojo, blandiendo pompones de un lado a otro a fin de marcar el ritmo de los cánticos.

En la entrada del coliseo, dos personas, también habitantes de calle, le ofrecían jabón antiséptico para lavarse las manos a cualquiera que cruzara la puerta. Todos y todas se apropiaron de su papel, como en una película con la que esperan consagrarse.

MEDELLÍN

Más noticias de Colombia

'Amiga' la engañó con oferta de trabajo para llevarla a red de trata

El falso futbolista que 'anotó' más estafas que goles

Hasta 15 años de cárcel pagarán quienes quemen vehículos en Cali

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.