La historia del cadáver perdido desde hace 5 años por Medicina Legal

La historia del cadáver perdido desde hace 5 años por Medicina Legal

Familiares exigen saber qué pasó con los restos de Gildardo Ochoa, perdido en Medellín.

Medicina Legal

Un plantón se organizó el pasado jueves, 1 de agosto, en las inmediaciones de Medicina Legal en Medellín. Exigen que se encuentre el cuerpo de Gildardo Ochoa.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Miguel Osorio Montoya
05 de agosto 2019 , 04:55 p.m.

Una tumba vacía, protestas, sanciones a funcionarios y un sinfín de inquietudes son los ingredientes de un caso que comenzó en el 2014 con la pérdida de un cuerpo en Medicina Legal de Medellín. Hoy, cinco años después, son muchos los interrogantes que siguen abiertos y que, según algunos funcionarios de la entidad, son producto de un cúmulo de malas decisiones e irregularidades.

Esta historia comenzó ese 2014 en el municipio de Santa Bárbara, suroeste de Antioquia. Allí se reportó, por parte de su familia, la desaparición de un hombre de 83 años, identificado como Gildardo Ochoa Arenas. Luego de 20 días de búsqueda se dio con el cuerpo: estaba cerca de una cañada, altamente deteriorado.

El cadáver, que presentaba ya un estado esquelético, fue llevado donde el médico rural del municipio. Pero, por el estado del cuerpo, tuvo que ser remitido a Medellín para que se le hicieran exámenes más específicos. Javier Oviedo, presidente de Sindemedilegal, el sindicato de trabajadores de Medicina Legal, cuenta que fue en ese momento cuando comenzaron a ocurrir cosas extrañas.

Según Oviedo, el cuerpo de Ochoa fue entregado a la antropóloga Carolina Aguilar.

“Ese día hubo un enfrentamiento guerrillero y ella, al ser la única antropóloga de la regional, tuvo que hacerse cargo de eso. Cuando regresó, el cuerpo del señor Gildardo Ochoa había desaparecido. Ella no alcanzó a tener contacto con el cuerpo”, cuenta Oviedo.

Con el cadáver desaparecido comenzó una investigación disciplinaria para la antropóloga y su asistente. Según Oviedo, las medidas de investigación no se estaban tomando de manera correcta y, por ello, Aguilar decidió pedir un poder preferente de la Procuraduría.

“La Procuraduría no se pronunció y ella fue sancionada junto a su asistente. Sale de Medicina Legal y con el antecedente casi queda que anulada para conseguir trabajo”, anota el presidente del sindicato.

A mí no me interesa ninguna indemnización, lo único que quiero es saber dónde está el cuerpo

Luego de eso, Aguilar interpuso una acción para que su caso se revisara de nuevo en el Ministerio Público.

Pero, mientras la antropóloga tomaba estas acciones, la angustia se apoderaba de la familia de Ochoa. El presidente del sindicato cuenta que Kevin Mejía, director regional de Medicina Legal, le entregó a la familia unas cenizas que, supuestamente, eran los restos de Gildardo Ochoa. “Les dijo que se habían equivocado y habían cremado el cuerpo. La familia respondió: nosotros no les vamos a recibir eso”, relata Oviedo.

Este hecho lo ha confirmado en reiteradas ocasiones Gustavo Ochoa, nieto de Gildardo y quien ha estado al pie del proceso. Sin embargo, tres años después, en el 2017, Carlos Valdés, entonces director nacional de Medicina Legal, reconoció que el cuerpo efectivamente se perdió. “No es que se haya cremado, sino que se perdió. Las cenizas no pertenecían a Gildardo Ochoa”, sentencia Oviedo.

Debido a estos hechos y aceptando el error, Medicina Legal llegó a un acuerdo de indemnización por 413 millones de pesos. Pero, a pesar de eso, el nieto no se quedó tranquilo. Por eso organizó, junto con funcionarios de la entidad, un plantón de protesta el pasado jueves.

No es que se haya cremado sino que se perdió, las cenizas no pertenecían a Gildardo Ochoa

El nieto añade que no le interesan la plata ni el tema de la indemnización. Para él, lo más importante es conocer con seguridad en dónde está el cuerpo de su abuelo. “En la versión de Medicina Legal hay un vacío: primero nos entregaron las cenizas que no son de mi abuelo y luego nos dijeron que la antropóloga había extraviado el cuerpo. Hay un pedazo de esa historia que no me cuadra. A mí no me interesa ninguna indemnización, lo único que quiero es saber dónde está”, anota Gustavo Ochoa.

A finales del 2018, la Procuraduría exoneró a la antropóloga Aguilar. El Ministerio Público declaró que no había tenido responsabilidad en la pérdida del cadáver. Oviedo, con este argumento, exige la renuncia del director regional de Medicina Legal: “Él no nos recibe a nosotros, no habla ante los medios. Consideramos que le mintió a la familia y le mintió a la Procuraduría”.

Por ahora, el nieto sigue exigiendo con vehemencia que se sepa a ciencia cierta qué fue lo que pasó con el cuerpo de Gildardo Ochoa.

MIGUEL OSORIO MONTOYA
PARA EL TIEMPO
MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.