Expertos cuestionan efectividad de la ley seca en Medellín

Expertos cuestionan efectividad de la ley seca en Medellín 

Apuntarle a la cultura ciudadana es lo que sugieren diversos sectores para el manejo de la pandemia.

Policias hacen controles en Medellín

En las calles de la ciudad, la Policía continúa revisando que los ciudadanos cumplan con medidas como Pico y cédulas para salir.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Por: Melissa Álvarez Correa
09 de julio 2020 , 06:00 a.m.

Se escuchan voces de rechazo a las últimas decisiones del alcalde Daniel Quintero, desde que anunció que habría ley seca todos los fines de semana y toque de queda en los puentes festivos, para frenar los contagios de covid-19.

De acuerdo con expertos y ciudadanos, las decisiones deberían enfocarse en más cultura ciudadana y menos en la represión, en un momento en el que las personas van a ajustar cuatro meses encerrados.

‘Fiestas clandestinas’ es el término que más se ha escuchado por estos días por parte de la Policía y la Alcaldía, y fue el argumento que usó el alcalde para la medida. Según él, durante el último puente de junio las autoridades intervinieron 1.877 fiestas, motivo por el que reforzó las medidas para enfrentar el pico de contagio en la capital antioqueña, quese estima será entre julio y agosto.

Durante el primer fin de semana con las nuevas medidas, las autoridades calificaron como positivo el balance. Durante el viernes y el sábado pasados no hubo homicidios en la ciudad, y se impusieron 134 comparendos por incumplimiento de ley seca y 59 por riñas.

Además, la Policía Metropolitana informó que intervino 171 fiestas en lugares públicos y 162 en lugares privados en todo el valle de Aburrá, sin especificar cuántas de estas reuniones fueron en Medellín, donde había ley seca. En ese mismo fin de semana, 28 personas fueron sorprendidas en un establecimiento abierto al público, incumpliendo las medidas de aislamiento preventivo obligatorio y ley seca.

Medidas, pero no así

Aunque la ciudad ha sido destacada a en el ámbito nacional e internacional por el manejo de la contingencia provocada por el coronavirus, los casos aumentan cada día. Hasta el 7 de julio, había 2.215 casos activos y 3.386 casos confirmados en total, casi 1.000 más que el día del anuncio de las medidas (ese día iban 1.276 casos activos).

Ante esto, hay voces a favor y en contra de las nuevas medidas, pero ninguna niega que sí se deben continuar con medidas como el distanciamiento social, el autocuidado, la responsabilidad individual y el respeto a las restricciones actuales.
La disyuntiva está en la forma. Algunos consideran que deberían reforzarse las campañas para que la gente se cuide.

La cultura ciudadana en estos momentos va a ser la salida a la pandemia, más allá de la prohibición porque cuando existen tantas prohibiciones, el ciudadano intenta sobrepasar la norma

“La cultura ciudadana en estos momentos va a ser la salida a la pandemia, más allá de la prohibición porque cuando existen tantas prohibiciones, el ciudadano común y corriente intenta sobrepasar la norma”, explicó Clara Mira González, docente de la Facultad de Derecho de la Universidad CES.

Para la docente, el exceso de prohibiciones lo que causa es un comportamiento resistente en las personas, lo que lejos de controlar el problema, lo agrava. Otro aspecto es que, a la par, cada vez hay nuevas medidas, lo que imposibilita que haya una adaptación a las mismas, lo que sí ocurrió con aspectos como el Pico y cédula.

“Es hora de establecer medidas que lleguen a esa cultura de la educación, y también incentiven ese comportamiento, más desde lo positivo, desde el incentivo, el autocuidado, desde es que es su salud, es realmente usted quien tiene que tener consciencia de esa salud más allá de la prohibición. Creo que hay una avalancha de restricciones”, expuso Mira González.

Los barrios más indisciplinados durante la cuarentena en Colombia

Este, por ejemplo es uno de los casos recientes, en el que 10 extranjeros y cuatro colombianos que realizaban una fiesta en la zona de Laureles.

Foto:

Cortesía Policía Metropolitana

Y es que la medida podría llevar un mensaje falso porque el licor no es el que causa el contagio, sino la aglomeración de personas, algo que podría combatirse con pedagogía.

Trinos, videos, imágenes y comentarios en redes sociales ha mostrado más de una vez, sectores de la ciudad en los que no se respeta la cuarentena, pero para la docente esto no determina que la medida sea afectiva.

Según las autoridades, por poner un ejemplo, San Javier, la zona céntrica y Manrique son los Barrios de Medellín donde más personas han sido capturadas por el delito de la violación a las medidas sanitarias, por las que han sido capturadas 433 personas.

“El juicio, que no es el más adecuado, que se hace muchas veces es "la gente está tomando esto como si fuera una fiesta", no es real, porque mucha gente en Medellín está tomándose en serio las medidas

“El juicio, que no es el más adecuado, que se hace muchas veces es "la gente está tomando esto como si fuera una fiesta" y no es tan real, porque mucha gente en Medellín está tomándose en serio las medidas, hay mucha gente en Medellín que se está tomando en serio las medidas, debemos aumentar eso”, sostuvo la docente de Derecho.Otro de los aspectos que deja más dudas que certezas es la aseveración del alcalde al respecto de la duración de esta medida, pues afirmó que serían hasta que termine la pandemia.

¿Y la tienda del barrio?

Dentro de los productos que más margen de ganancia le deja a los tenderos es la cerveza, señaló la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF).
En el país hay un millón de ellos, que además en su mayoría pueden ser llamados trabajadores independientes. A su vez, los recursos que llegan al departamento por cuenta de esta industria licorera y cervecera se va para el rubro de la salud, lo que paradójicamente contrasta con que esta medida se tome para “la salud”.

Para Mauricio Santamaría, presidente de ANIF, los gobiernos locales no están tomando las mejores decisiones para contener el virus.

La gente que quiere hacer la fiesta de todas maneras va a hacer la fiesta y van a comprar el trago de contrabando, o peor aún lo van a conseguir adulterado, que tiene impactos sobre la salud

“Ellos ponen la ley seca con la disculpa de que es que hay gente que hace fiestas y que entonces en esas fiestas se propaga el virus muy rápidamente. La ley seca no va a controlar eso, la gente que quiere hacer la fiesta de todas maneras va a hacer la fiesta y van a comprar el trago de contrabando, o peor aún lo van a conseguir adulterado, que tiene impactos sobre la salud muy grandes”, detalló Santamaría.

Y es que con este panorama, además de la gran cantidad de tenderos, es un golpe para quienes venden el licor legalmente, dentro de los que se incluyen bares y discotecas que ante la imposibilidad de abrir, han implementado ventas virtuales de licores. A ello se suma que los mismos municipios pierden las rentas de los impuestos.

Según cálculos de ANIF una semana de Ley seca en Antioquia representaría una pérdida de recaudo de alrededor de 9.500 millones de pesos, incluyendo licores, vinos y cerveza. Es así como en cuatro semanas con esta medida las pérdidas serían de 37.000 millones de pesos en pérdida de recaudo de impuesto al consumo.

Le puede interesar: Restaurantes de Medellín, aún a la espera de arrancar

En cuanto a los aportes a la salud, en el país representan entre todos casi cinco billones de pesos y empleos directos en la industria son entre 80.000 y 120.000 empleos, sin contar la cadena de distribución.

“Uno tiene que ver un poquito más allá y ver estos efectos negativos y decir, yo lo que tengo que hacer como alcalde es controlar la aglomeración, o sea poner a la Policía a que vigile que la gente no se aglomere, pero no prohibiendo el trago van a evitar las aglomeraciones”, expuso Santamaría, que subrayó el hecho de que algunas de las empresas son públicas, empresas departamentales de licores como la FLA.

Además, los licores hacen parte también del gremio de los restaurantes, que justo están en el proceso de reactivación de manera presencial.

Así lo señaló Carlos Pineda, director ejecutivo de Fenalco Antioquia: “es parte de lo que le dijimos al señor alcalde, ¿por qué se empiezan a dar las rumbas y estas fiestas clandestinas? Es que ya vamos para cuatro meses de encierro, la gente ya no soporta, pero la salida es buscar alternativas, como abrir los restaurantes. La nueva normalidad es vivir con el virus”.

Lea también:- Extienden el pico y cédula metropolitano por cuatro semanas más

- Llegarán 186 ventiladores para reforzar las UCI de Medellín

- En el Metro de Medellín hacen pruebas gratuitas de covid-19

Melissa Álvarez Correa
En Twitter: @Melissalvarez3

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.