Secciones
Síguenos en:
Expertos explican los daños para EPM por inestabilidad de su directiva
Edificio EPM

Foto del edificio EPM, ubicado en el centro de Medellín

Foto:

Cortesía EPM

Expertos explican los daños para EPM por inestabilidad de su directiva

En medio de polémicas, Jorge Andrés Carrillo fue designado como nuevo gerente de la empresa.

La llegada de Jorge Andrés Carrillo a la gerencia de EPM comenzó a generar opiniones encontradas sobre el rumbo que se le está dando a la compañía, considerada la 'joya de la corona' de Medellín.

En poco más de 15 meses de la alcaldía Quintero, por EPM han pasado cuatro gerentes: Álvaro Guillermo Rendón, declarado insubsistente a comienzos de febrero de este año; Mónica Ruiz Arbeláez, quien fue designada como gerente encargada, y Alejandro Calderón Chatet, quien duró poco menos de una semana en el puesto y terminó renunciando por “los ataques y la polarización” que causó su nombramiento.

Ahora, Jorge Andrés Carrillo se convirtió este martes en el cuarto en ocupar el cargo en este gobierno. Carrillo se venía desempeñando como miembro de la junta directiva de EPM e ISA.

"Aspiro a que me dejen llevar a EPM a un nuevo nivel donde todos queden tranquilos y satisfechos de que se cuidó el patrimonio público y que EPM creció, potenciando el talento que tiene adentro, como los empleados y una junta directiva que depositó un voto de confianza muy importante en mí y que hace exigirme más” fueron las primeras palabras de Carrillo, quien se posesionaría este miércoles 14 de abril según contó el alcalde Daniel Quintero.

(En contexto: Tras cuestionamientos por sus títulos, renuncia gerente de EPM)

Fue viceministro de Aguas.

Foto:

Tomado de Twitter

Sobre las críticas que se han generado en torno a la empresa y a quién lleve sus riendas, el nuevo gerente hizo un llamado a ser solidarios con EPM.

"Si nos dan la oportunidad de que la empresa puede avanzar, vigilada, controlada, les daremos resultados satisfactorios a todos los antioqueños y a todos los colombianos y a los mercados donde estamos”.

Sin embargo, a Carrillo ya le salió la primera polémica, por una presunta inhabilidad por ser miembro de la junta directiva de la empresa.

De acuerdo con el abogado y diputado de Antioquia Luis Peláez, quien le ha hecho estricto control al tema EPM, "el artículo 79 y 102 de la ley 489, así como el artículo 10 del decreto 128, inhabilitan al señor Carrillo para asumir la gerencia de EPM, al ser parte de la junta directiva de la empresa".

Dichos conceptos indican que los miembros de las juntas directivas de los establecimientos públicos hacen parte de las inhabilidades e incompatibilidades "para ser miembro de los consejos directivos, director, gerente o presidente" de dichos establecimientos públicos.

Y aunque el alcalde Quintero aseguró que el decreto-ley 128 de 1976 no se aplica en este caso y que EPM enviará un comunicado detallando el porqué, se reveló que el código de gobierno corporativo de EPM indica en el numeral 3.4 (inhabilidades, incompatibilidades y conflictos de interés) que "a los miembros de junta directiva, en su calidad de administradores de una empresa industrial y comercial del Estado y como particulares que ejercen una función pública, se les aplica el régimen de inhabilidades e incompatibilidades establecido en el ordenamiento jurídico colombiano".

Sobre el tema, EPM manifestó en un comunicado lo siguiente: "De conformidad con lo establecido por el artículo 10 del Decreto Ley 128 de 1976, en concordancia con el concepto 11001-03-06000-2018-00160-00 del Consejo de Estado, Sala de Consulta y Servicio Civil, del 5 de febrero de 2019, un miembro de la junta directiva de una empresa como EPM sí puede ser nombrado gerente general; en efecto, el Consejo de Estado en el mencionado concepto manifestó: 'Así las cosas, debe entenderse como permitida la vinculación legal y reglamentaria de los exmiembros de juntas o consejos y de los exgerentes y exdirectores tanto en las entidades descentralizadas y en las empresas oficiales de servicios públicos domiciliarios, en las que actuaron, como en el sector administrativo implicado'".

Para David Suárez, profesor investigador de derecho público de la Universidad Eafit y quien también fue secretario general de EPM, "los conceptos de la Sala de Consulta y Servicio Civil son eso: simples conceptos, opiniones, no obligan, no vinculan, no tienen fuerza normativa".

Y agregó que, para él, nadie tiene la respuesta correcta. "La respuesta la daría la jurisdicción administrativa si alguien demanda el nombramiento (...). El punto es que nuevamente la gerencia de EPM queda en entredicho, en duda, bajo sospecha, y seguro se vendrán muchas demandas contra el nombramiento".

Por eso, sobre el nuevo gerente, indicó que resalta la experiencia en aguas y su trayectoria. Sin embargo, le quedan muchas dudas.

Pero no es solo el alcalde, esta junta directiva lleva 6 meses en silencio con todo lo que está pasando

"No sé qué tanto carácter tenga, criterio y conocimiento de la ciudad. Me queda la duda sobre qué tanta autonomía tenga para decirle 'no' al alcalde cuando considere necesario", opinó Suárez.

Una de las consecuencias de esta inestabilidad gerencial, para él, va más allá de EPM y repercute en la imagen del alcalde Quintero, pues en su periodo de gobierno ya lleva tres gerentes de EPM, tres directores de Planeación, tres directores del Inder, tres secretarios generales y tres directores de Ruta N.

"Se afectan conceptos de credibilidad, confianza y reputacional. Pero no es solo el alcalde, esta junta directiva lleva 6 meses en silencio con todo lo que está pasando. Esto muestra falta de rigor, tanto en la salida de Álvaro Rendón como con la situación con el reciente exgerente", agregó el abogado.

El docente agregó que hay otra afectación, de la que poco se habla, y es la que se da en el interior de la empresa, pues con tanto cambio, los empleados no han podido adecuarse a un estilo de trabajo.

"Se genera mucho desconcierto y creo que hasta parálisis. Cuando una empresa no tiene continuidad en la cabeza, muchos procesos, decisiones y proyectos se quedan en el congelador o se retrasan", expresó Suárez.

En palabras de Carlos Arias, docente de la Universidad Externado y analista político, las decisiones que tome Quintero tienen un ingrediente político por lo que hoy representa él, “no solamente para Medellín, sino en el escenario nacional, con miras a las próximas elecciones”. Sin embargo, agrega Arias, eso no les resta a la responsabilidad y “la falta de planeación que ha tenido Quintero en la designación de los gerentes”.

Otra consecuencia de lo que pasa en EPM tiene que ver con las calificadoras. El viernes pasado, la calificadora Fitch Ratings “mantuvo en observación negativa” las calificaciones ‘AAA (col)’ de emisor de largo plazo y de las emisiones locales de EPM.

(Le puede interesar: Uribismo celebra la renuncia del gerente de EPM)

La firma argumentó que las principales razones para esto son la interferencia que ha llevado a debilitar su gobierno corporativo y los retrasos en el progreso del proyecto Hidroituango.

“Las calificaciones de EPM reflejan el fuerte vínculo con su propietario, el municipio de Medellín, así como su importancia estratégica para la ciudad en términos de ingresos dado que las distribuciones de la organización históricamente han representado 20 % de los ingresos de Medellín”, señala Fitch Ratings.

Luis Carlos Guevara, gerente de la calificadora Value & Risk, le dijo a Portafolio que, precisamente, el gobierno corporativo es el que le ha representado a EPM la confianza y reputación, no solo entre sus stakeholders, sino además en su solidez en cuanto al grado de inversión.

Personería pone lupa

De otro lado, y aunque Calderón Chatet dimitió al cargo, aún quedan dudas sobre su nombramiento, por lo que los organismos de control ya le pusieron lupa al tema.

La Personería de Medellín informó que recibió la información solicitada a EPM, consistente en una copia de la hoja de vida con anexos del servidor, actos administrativos del nombramiento y de posesión del entonces nuevo gerente de la empresa, Miguel Alejandro Calderón Chatet.

Esto se solicitó gracias a que el área de Vigilancia Administrativa de la Personería pidió una vigilancia de reacción inmediata, por presuntas irregularidades con respecto a la información consignada en la hoja de vida del señor Calderón.

“La Personería se encuentra realizando dicha vigilancia administrativa en relación con la información suministrada, para decidir lo que en derecho corresponda y si es el caso de advertir si ha existido alguna conducta que merezca reproche disciplinario en el servidor público o su nominador. Si los hallazgos de la gestión son concluyentes, se pondrán en conocimiento de la entidad respectiva, bien sea el área de averiguaciones Disciplinarias de la Personería o la Procuraduría General de la Nación”, indicó Mateo Gómez López, personero delegado del área de Vigilancia Administrativa.

MEDELLÍN

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.