Daniel Quintero: ‘Hay un movimiento revocatorio que está financiado'

Daniel Quintero: ‘Hay un movimiento revocatorio que está financiado'

El alcalde de Medellín habla sobre este tema, de EPM y de las peleas que ha tenido en su gobierno.

Daniel Quintero, alcalde de Medellín

Daniel Quintero, alcalde de Medellín

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Por: Alejandro Mercado
19 de octubre 2020 , 01:52 a. m.

Ni cuando practicaba Taekwondo siendo un niño, Daniel Quintero pensó que tendría tantas peleas como las que ha tenido en menos de un año como alcalde de Medellín.

En la terraza del piso 12 de la alcaldía, el mandatario cuenta que dicho deporte lo ponía a combatir casi todos los días, pero le enseñó desde muy pequeño a no volver personal el combate.

(Lea también: Los 'sacrificados' para que Medellín tenga un nuevo tramo del Metro).

Por eso, dice que le es difícil observar al otro como un enemigo, sin importar la cantidad de ataques que haya de lado y lado. “Lo veo como una persona que está en la otra esquina y que tiene unos intereses y que los está defendiendo. Y aquí está otra persona que tiene otros intereses, que en mi caso son los de la ciudad y que los está defendiendo”, agrega.Quintero dialogó con EL TIEMPO sobre las ‘peleas’ que ha enfrentado como alcalde, tanto con el coronavirus como con sus opositores que, según él, están financiando una revocatoria a su mandato.

Hace casi un año que ganó las elecciones, ¿pensó que tendría tantos ‘chicharrones’ en tan poco tiempo?

Yo creo que Dios no le da a uno una carga que no es capaz de llevar. Y no solamente lo que he aprendido en este periodo, sino todo cuanto aprendí en el pasado me ha podido resultar útil en este momento.

¿Cómo qué cosas?

Por ejemplo, en la universidad en medio de tanto estudio veía estadística, estadística y estadística por todo lado, y me encontré con que el coronavirus en sí mismo es un problema estadístico y esta, como herramienta, me sirvió para tener un diálogo fluido no solo con epidemiólogos, sino con otros expertos para sacar inferencias y tomar decisiones que nos han permitido salvar vidas y salvar empleos.

¿Qué ha sido lo más difícil de enfrentar en este tiempo?

Ser alcalde es una responsabilidad de vida. Cuando me levanto pienso en que cada decisión que tome va a significar que una familia pueda o no perder un familiar por el covid.

(Además: Empieza cuenta regresiva para nueva alerta roja por UCI en Antioquia)

Es una presión muy alta que se combinó con un drama personal muy berraco, como fue lo de la bebé. Eso lo pone a uno en un dilema y me ha dado una lección de vida, porque la primera responsabilidad o misión de un gobernante en medio de una crisis es darle tranquilidad a la ciudad, pero ¿cómo le das tranquilidad a la ciudad cuando estás destrozado por dentro? Fue retador…el tener que pararme ante unas cámaras o un público para decir que todo va a estar bien.

¿Cómo le das tranquilidad a la ciudad cuando estás destrozado por dentro?

¿Tiene algún método para lidiar con la presión? Coaching, yoga, valeriana, aguardiente…

Cuando menos tiempo tiene uno para meditar o hacer ejercicio es cuando más lo necesita. Esta responsabilidad nos quitó tiempo para respirar, para meditar. Fueron tiempos muy difíciles que nos llevaron al máximo: o nos rompíamos o cambiábamos de caparazón. Pero ya lo más difícil ha pasado.

Confieso que me pegué mucho a Dios. Respeto todas las creencias, incluso los que no creen. Pero para mí ha sido muy importante. Porque cuando ves que todo se está cayendo, que hay tanta incertidumbre en lo personal y en tu obligación que es defender la ciudad y la vida de tantos ciudadanos, saber que todo tiene una razón y que Dios me puso aquí por algo y que, por tanto, las decisiones que ibas a tomar tenían en sí mismo –o al menos, así lo quería ver- el respaldo o la intuición que muchas veces hubo que utilizar, o el toque de Dios para decirme: “vaya por aquí que es lo más correcto”.

¿Por qué cree que ha tenido tantos ‘encontrones’ este año?

Cuando uno trata de analizar las causas que desatan esas peleas descubre que son las mismas que enfrenté en la candidatura: decir la verdad y hacer lo que creemos correcto.

El conflicto fuerte se desata cuando decidimos hacer algo que de no hacerlo nos hacía cómplices: iniciar el proceso de recuperación de unos recursos públicos por Hidroituango. Pero este es el juego de la política, que está lleno de intereses.

Otras variables que ha desatado algo de oposición fue la entrada del Esmad a la Universidad de Antioquia. Pero yo dije en campaña que lo haría, porque no puede ser natural y normal que haya explosivos dentro de la Universidad.

(Le puede interesar: Alcalde Daniel Quintero, envuelto en otra polémica en redes sociales)

Quizá la razón fundamental por la cual se desata tanta pelea sea porque no suelo ser políticamente correcto, no miro qué dicen las encuestas o qué pasaría si tomo esta decisión o la otra. Conmigo es, qué es lo que hay que hacer teniendo en cuenta las variables en juego, y eso es lo que les duele a muchos.

¿Qué opina de la iniciativa que se mueve en redes pidiendo su revocatoria?

Hay un movimiento revocatorio desde el segundo día después de elecciones que no ha parado de reunirse, y que ha ido sumando actores a los que no los mueven los mejores intereses. Esa es una verdad y duele. Y nos vamos a tener que enfrentar a eso, pero sabemos enfrentar esas batallas.

¿Pero le preocupa?

Yo soy un demócrata y respeto los mecanismos como tal. Sé que no lo están haciendo solo conmigo, sino que tienen en la mira otros alcaldes en el país.

También lo observo como una oportunidad para mostrar lo que hemos hecho y como un reto, porque nos obliga a trabajar más duro, a trabajar con más convicción, con más disciplina, con más transparencia. Y nos permite también poner en evidencia cuáles son esos intereses que se mueven detrás de esos ejercicios, quiénes son los que están eventualmente financiando, qué los mueve y cuáles son esos intereses.

Hay gente que no se acostumbra a que perdieron las elecciones. Yo he hecho un llamado a la unidad para gobernar y que a todos nos vaya bien, eso incluye a los que hacen oposición y que a veces realmente pasan el nivel de la mezquindad.

El tema de EPM y la demanda a los constructores de Hidroituango ha sido uno por los que ha sido más criticado ¿cree que ha tomado las decisiones correctas?

Yo he sido muy claro en que no se politice un tema que es jurídico, porque cuando eso pasa la gente olvida que era obligatorio avanzar para recuperar esos recursos, no solo desde el punto de vista legal, sino también moral, porque ahí está la plata de la gente.

Pero vea, están diciendo que yo demandé, y no, el alcalde no demanda porque también es un miembro de Junta. El gerente era quien tenía la obligación de hacerlo porque se le estaban venciendo los tiempos.

Precisamente de Hidroituango, ¿cómo ve los ánimos para la conciliación? Teniendo en cuenta que el contrato de los constructores termina en diciembre

El hecho de que se les termine el contrato y se necesite terminar la obra no puede volverse una presión para la conciliación. Son dos temas separados. Si el proceso termina en demanda es algo que va a durar varios años, continúen ellos o no con el proyecto. Pero una cosa no depende de la otra.

(También lea: Aníbal Gaviria recuperó su cargo como Gobernador de Antioquia)

Esa es una decisión de EPM. Hasta donde yo entiendo hay ánimo de que continúen, pero, si para que eso pase hay que quitar el proceso conciliatorio, no es el mecanismo. Si ese llegara a ser el caso, habría que conseguir a otro actor que continúe el proceso. Ojalá que no, por el bien del proyecto, espero que continúen.

Si el proceso termina en demanda es algo que va a durar varios años, continúen ellos o no con el proyecto

¿Y hay un plan B si esto pasa? Porque se habla del rumor de contratistas chinos

EPM es una empresa muy grande que tiene matrices de riesgo y ha evaluado todas las alternativas desde el primer día. Ya se sabe qué pasa si uno o varios contratistas o proveedores deciden no continuar, qué efectos causa, cuántos meses retrasa la entrada en operación, cuánto costaría el proceso en caso de que ocurra.

Lo de los contratistas chinos es un invento para crear presión política.

Muchas de las críticas no es sobre las decisiones que toma, sino cómo las toma. Por ejemplo, lo que pasó con la anterior junta de EPM sobre el cambio de objeto social y de por qué no llevó esa discusión al Concejo. ¿Qué dice de eso?

Aquí pasa algo muy curioso: a mí me dicen a veces “usted por qué no responde a esto o aquello”, y cuando respondo a ese algo me dicen: “Alcalde gobierne, no responda, no se deje desconcentrar”.

Con lo del Concejo, nos propusimos hacer en meses lo que tarda años, que fue conseguir los recursos del metro de la 80. Para eso, citamos a las sesiones extras que nos quedaban en el Concejo. Si yo metía un tema diferente, no se habrían aprobado los recursos y apenas estaríamos presentando el proyecto.

A los concejales los citamos a mesas de discusión, pero por fuera de las sesiones.

¿Y seguirá adelante con el tema de cambio del objeto social de EPM?

Esa es la discusión más sencilla de resolver, que no la podía responder por respeto al gobierno corporativo, porque necesitaba para eso desclasificar las actas y eso solo lo puede hacer la Junta. Solo hasta que la pude conformar se lograron desclasificar esas actas, que ya están disponibles.

En estas se muestran que la decisión de cambio de objeto social no fue una decisión ni una idea del alcalde, fue de la Junta Directiva del anterior gobierno, discutida en los comités en los que no está el alcalde.

(Lea también: Los afectados por la caída del Space aún están esperando su reparación)

Eso venía desde el año pasado como una necesidad urgente, porque es algo que ya hicieron todos los competidores de EPM y en la medida en que no se haga, se está acabando con la riqueza de EPM.

La pregunta no es si hay que cambiar el objeto social, porque todos están de acuerdo en eso. La pregunta es si el alcalde se saltó alguna regla, y no es así. Yo presenté lo que me pasó EPM, no le agregué ni un punto.

¿Entonces por qué hubo tanta polémica?

Había dos alternativas para presentar ese proyecto y ambas eran sensibles: una era pedirle al Concejo facultades extraordinarias para que el alcalde decidiera el objeto social, pero después de que EPM hiciera un estudio, lo presentara a los tenedores de bonos, las calificadoras y los bancos.

Asì, una vez haya un acuerdo y todos estén tranquilos, el alcalde firma cuál es el objeto social, pero poniendo un marco para decirle al Concejo que no se iba a pasar de ese marco. Por esta razòn, era tan amplio y para que el estudio explorara todas las opciones que, en su mayoría, son servicios que les sirvan a todos los usuarios. Ese camino fue muy malinterpretado y lo que haremos será tomar la otra alternativa, que es hacer un estudio que se le presentará a los tenedores de bonos, las calificadoras y los bancos. Luego al Concejo y si se aprueba, entonces firma el alcalde.

¿Por qué no se presentó así en un principio?

Porque hay un riesgo muy peligroso para los tenedores de bonos y otros actores, y es que el Concejo lo pueda cambiar. si eso pasa, eso se vuelve una excusa para que las firmas pidan sus bonos o las calificadoras bajen la calificación de EPM. Para evitar ese nerviosismo fue que pedimos las atribuciones.

En este caso, si se presenta y el Concejo lo cambia, para tranquilidad de los tenedores, lo retiramos.

¿Hay fecha para presentar el Proyecto de Acuerdo con este cambio?

Hay que decir que este no es un buen momento para hacerlo. Nos acaban de bajar la calificación y hay nerviosismo por todo lo que ha pasado. Este año no se va a presentar, si hay un buen ambiente, se presentará el próximo año, de lo contrario, habrá que esperar.

De hecho, la anterior administración lo intentó presentar, pero no encontró las condiciones para hacerlo. Y puede que este cuatrienio tampoco las haya.

Daniel Quintero, alcalde de Medellín

Daniel Quintero, alcalde de Medellín

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Las redes sociales se han vuelto un escenario para informar, pero también de mucha pelea ¿qué opina de estas herramientas?

Yo soy un optimista técnico. No creo que sean las redes las que nos estén volviendo peores, sino que están haciendo que personas que no participaban en política ahora lo estén haciendo.

Y ahí estamos viendo cómo somos: lo bueno y lo malo. Pero el hecho de participar nos lleva a un proceso de madurez política. Pero hay cosas que es necesario corregir: las mentiras, las fake news y la responsabilidad sobre estas.

¿Y sobre el uso de su cuenta? en la que se ha visto en varias confrontaciones…

Yo trino. Algunas veces, como ven que no respondo, entonces, piensan que “este se deja pegar”. Yo soy muy tranquilo. Pelear conmigo es muy difícil porque yo tengo un nivel de aguante alto, pero eso no significa que no tenga carácter y no sepa responder cuando toca o cuando se están metiendo con algo delicado.

Todos tenemos que mejorar algo en la vida, estamos en un aprendizaje y seguramente habrá muchas cosas que yo puedo hacer mejor y habrá muchas cosas que habré hecho mal en ese tema. Pero es que mire el nivel de ataques que hemos recibido...hay que recordar cómo hemos llegado acá, en medio de campañas con vallas nuestras con mentiras, con volantes masivos ubicándonos en un lugar político o el otro, con el desprestigio en redes sociales masivas y en medios de comunicación para confundir a la ciudadanía.

(Lea también: ‘Estamos lejos de otra cuarentena estricta’: Daniel Quintero)

Yo pensé que ya como alcalde con los mensajes de unidad íbamos a poder avanzar por un mejor camino, y todavía lo creo, en que no hay que recurrir a la mentira y al ataque para poder ganar algo. Lo que veo es que la pandemia modero a algunos, pero una vez empezamos a superarla, muchos de ellos volvieron con esa misma línea de ataque que hubo en campaña.

¿Cómo responder a eso?

Ese es un reto. Una opción es no responder, pero entonces comienzan los ataques y a titular “el silencio del alcalde Medellín” o “¿cuándo responderá el alcalde?”. La otra opción es responder, pero ahí el problema es “¿por qué respondió?, nos está dividiendo, nos está polarizando”. Es difícil, pero todo el tiempo estamos tratando de buscar el balance. Yo he sido serio en mis afirmaciones, pero cuando he tenido que decir las cosas, también las he dicho.

¿Qué destaca de su gestión hasta ahora?

La unidad para resolver problemas. Por ejemplo, con la pandemia y, en especial, con el metro de la 80. Ahí nos sumamos todos y se depusieron diferencias políticas para sacarlo adelante.

Pero por el otro lado, mi sorpresa más grande fue Hidroituango. Esto, porque un tema jurídico se volvió político y creo que algunas personas se equivocaron en cómo actuaron y que fueron engañadas porque no tenían la información suficiente. Yo creo que si el documento que estuvo oculto (de la firma Advanta) hubiera salido antes, muchos de los que tomaron partido en contra de la alcaldía no lo hubieran hecho.

Me han llamado muchos detractores a decirme que se equivocaron.

Hay críticas sobre la Clínica de la 80, de una inversión hecha y que se tiene que entregar en noviembre ¿es cierto?

En la Clínica de la 80 hemos hecho dos cosas adicionales: primero, la dotamos, no solo de camas hospitalarias, sino que también la volvimos una Unidad de Cuidados Respiratorios Especiales (UCRE), que es más avanzada que una cama de hospitalización porque brinda oxigenación temprana, lo que muchas veces evita que el paciente vaya a Cuidados Intensivos. Esto se ve reflejado en la baja tasa de letalidad que tiene Medellín.

El futuro de la Clínica de la 80 es claro: tenemos el propósito de quedarnos con ella. Hemos invertido poco más de 20.000 millones de pesos para adecuarla y con el Gobierno Nacional estamos trabajando para que esa inversión sirva de cuota inicial para quedarnos con ella, que cuesta aproximadamente 100.000 millones de pesos.

(Le puede interesar: Novio lloró la muerte de su pareja y luego confesó que él la asesinó)

Estamos a la espera de un certificado de viabilidad que tiene que dar la Seccional de Salud de Antioquia y, con ese documento, podemos avanzar con el Gobierno en ese aspecto. El resto de los recursos, la idea es conseguirlos a través de un préstamo a largo plazo con Findeter.

ALEJANDRO MERCADO
Corresponsal de EL TIEMPO
Medellín
@AlejoMercado10

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.