En San Félix (Antioquia) esperan que el parapentismo siga por lo alto

En San Félix (Antioquia) esperan que el parapentismo siga por lo alto

Los tres días de suspensión de esta práctica generó graves afectaciones económicas en la zona.

Parapentismo en Antioquia

En un fin de semana, a San Félix (Bello) pueden llegar hasta 250 personas a volar por parapente.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

Por: David Alejandro Mercado
24 de febrero 2019 , 06:30 p.m.

Como un pueblo fantasma. Así catalogaron quienes habitan y laboran en San Félix (Bello) la situación que vivenciaron entre el miércoles y el viernes pasados tras la orden de suspender el parapentismo en el país.

Los ‘voladeros’ desde donde los locales y extranjeros se aventuraban a surcar los cielos paisas se encontraban desiertos. Los negocios, que atendían a quienes esperaban su turno para lanzarse al vacío en parapente o simplemente observaban a quienes sí se atrevían, estaban solos.

tablecimientos que ofrecen esta práctica era el de los trabajadores, que no sabían qué hacer ante dicha decisión, tomada por Coldeportes mientras investigaban por lo menos cuatro muertes en lo que va del año en accidentes relacionados con este deporte. Por fortuna para ellos, la decisión, que implicaba tres meses, solo duró tres días.

Tras una reunión entre Coldeportes, la Aeronáutica Civil y representantes de clubes de parapentismo, se determinó que el acto administrativo que ordenaba la suspensión de eventos y actividades deportivas de parapentismo, solo aplicará para la Federación Colombiana de Deportes Aéreos y los Clubes afiliados a dicho organismo.

Fueron tres días y cada vuelo cuesta en promedio 130.000 pesos, estamos hablando de 1’300.000 pesos diarios de pérdida

“Esta decisión no abarca las actividades desarrolladas por corporaciones, asociaciones, agencias, entre otras organizaciones empresariales, cuyo objeto sea la prestación de servicios de turismo y cultura y que incluyan actividades de parapente, puesto que las mismas están reguladas por la normas técnicas sectoriales, cuyo seguimiento y control corresponden a otras autoridades”, dio a conocer Coldeportes mediante un comunicado.

Una decisión aplaudida por clubes, pilotos e instructores de esta práctica en San Félix, quienes desde el sábado pasado comenzaron a reactivar la que consideran la principal actividad económica de la zona, buscando mitigar el enorme impacto económico sufrido.

“Un día de semana en mi negocio puede haber hasta 10 vuelos. Y los fines de semana llegan hasta 45. Imagínese: fueron tres días y cada vuelo cuesta en promedio 130.000 pesos, estamos hablando de 1’300.000 pesos diarios de pérdida”, expresó Santiago, quien contó que a pesar de que su negocio, Zona de Vuelo, estuvo abierto durante los días de prohibición, no hubo una sola reserva.

Parapentismo en Antioquia

Antes de volar, los instructores verifican el estado de todos los equipos y dan indicaciones a los usuarios.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

El hombre se mostró de acuerdo en que se refuercen los operativos para vigilar esta práctica que cada vez toma más auge en esta zona y que puede tener hasta 20 empresas que prestan este servicio.

“Aquí contamos con Registro Nacional de Turismo (RNT) y con los permisos al orden del día y por eso se nos hizo raro que afectaran a las empresas que colaboramos con la Policía de Turismo. Menos mal quitaron la suspensión”, indicó el empresario.

Por su parte, la empresa Aeroclub, una de las más grandes de la zona, que recibe entre 40 y 50 personas al día y los fines de semana pueden superar las 200, también se vio notoriamente impactada por esta decisión.

“Recibimos muchas llamadas de personas preocupadas sobre si podrían o no venir a volar en parapente. Perdimos muchas reservas pero esperamos que ya se normalice”, dijo la vocera de esta empresa.

Se nos hizo raro que afectaran a las empresas que colaboramos con la Policía de Turismo. Menos mal quitaron la suspensión

Sobre los accidentes y muertes por esta actividad, Johny Alexis Oquendo, controlador aéreo de la pista de despegue de Aeroclub, expresó que dichas situaciones no se han presentado en la pista que él vigila.

“La práctica aquí cuenta con todos los elementos de seguridad en buen estado y bien instalado, esto incluye la revisión de todos los enganches, brazaletes y mosquetones antes de realizar cualquier actividad”, aseguró el hombre.

Eso, en lo referente al vuelo con turistas. Oquendo aclaró que a pesar de que hay constante vigilancia de la Policía en la zona, hay pilotos monoplaza (que vuelan solos) no certificados que se lanzan clandestinamente aunque no es muy común ver ese tipo de comportamientos.

“Algunos vienen con su ‘vela’ (equipo de parapente) para lanzarse. Pero aquí, por lo general, la gran mayoría vienen con sus licencias y su equipo de vuelo asegurado”, manifestó el funcionario.En la pista de la empresa o ‘voladero’ como lo llaman algunos, operan otras 10 empresas, todas certificadas. Pese a esto, de acuerdo algunos pilotos, en la zona hay otras dos pistas de despegue, una de esas sin certificación.

Invitan a certificarse

Felipe Arboleda, piloto e instructor nacional certificado, indicó que en la ciudad hay tres clubes de parapentismo que certifican a los pilotos.

Sin embargo, de los cerca de 150 que hay, según él, aproximadamente el 30 por ciento no está federado. “La invitación es para que lo hagan, que tengan una certificación que avale su conocimiento para que el sector esté más formalizado y se fortalezca más la economía”, explicó.

Algo con lo que concordó Felipe García, piloto certificado que trabaja en la zona. Para él, hay tres eslabones que se afectarían sin la actividad del parapentismo: el entrenamiento de los pilotos de alto rendimiento, la actividad turística de las empresas que ofrecen el servicio y la economía de la zona que no vive del parapentismo, pero sí aprovecha el auge de turistas que atrae esta actividad.

“Gran parte del atractivo de la zona es ver volar. Son muchos los que vienen solo para observar a los que se lanzan por parapente, se distraen viendo la gran vista de la ciudad y se divierten con la adrenalina que se vive aquí. Eso activa la economía de otros negocios como restaurantes o bares”, dijo García.

Auge de turistas extranjeros

Según las empresas de la zona, son cada vez más los turistas extranjeros que vienen a volar en parapente, en especial en semana.

A las 11 a. m. del sábado pasado, primer día después de que levantaran la suspensión, en el cielo de San Félix ya se veían cerca de 10 ‘velas’, mientras que en tierra había otras nueve personas esperando.

Del total, 15 eran extranjeros según el registro de Aeroclub.

DAVID ALEJANDRO MERCADO
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com@AlejoMercado10

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.