En manos del Concejo está que Medellín tenga estación de residuos

En manos del Concejo está que Medellín tenga estación de residuos 

A través de proyecto, la ciudad busca un espacio para trasladar basuras a camiones de gran tamaño.

Estación de residuos sólidos

Uno de los lotes adecuados para su construcción es el conocido como El Caracol en inmediaciones de la Terminal del Norte.

Foto:

Guillermo Ossa. EL TIEMPO

Por: Carolina Ruiz
22 de diciembre 2018 , 07:00 a.m.

Si todo sale como está planeado, Medellín podrá tener para finales de 2021 o comienzos de 2022 una estación de transferencia de residuos sólidos.
En efecto. A través del proyecto de Acuerdo 166 de 2018, la Alcaldía de Medellín busca definir la ubicación de dicho espacio dedicado al traslado de basuras desde los camiones recolectores y compactadores hacia otros de más capacidad.

Dicho proyecto de Acuerdo busca dar cumplimiento a lo planteado en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) sobre la necesidad de establecer lugares para estaciones de transferencia.

En ellas, los vehículos recolectores y compactadores de Empresas Varias (Emvarias), que prestan el servicio en la ciudad, transferirán los residuos recolectados a camiones de mayor tamaño para que estos vayan hasta el relleno sanitario La Pradera.

De acuerdo con Alejandro Castro, profesional en Innovación y Desarrollo de Emvarias, la capacidad de los nuevos vehículos será de tres a uno.
Es decir, cada uno de los nuevos carros, tipo tracto camión, podrá transportar la carga de aproximadamente tres de los camiones que actualmente prestan el servicio de aseo en la ciudad.

La Empresa en este momento tiene una flota de 130 vehículos para prestar el servicio. Con la ejecución del proyecto pasará a tener 70 y alrededor de 18 cabezotes que irán hasta el relleno sanitario

Castro explicó que los vehículos de ahora tienen una capacidad de alrededor de 11,5 toneladas y que aquellos que van hasta La Pradera están proyectados para llevar entre 26 y 29 toneladas.

“La Empresa en este momento tiene una flota de 130 vehículos para prestar el servicio. Con la ejecución del proyecto pasará a tener 70 y alrededor de 18 cabezotes que irán hasta el relleno sanitario. Esto representa una serie de beneficios ambientales, porque se reducirá la flota y esto estará directamente relacionado con la reducción de emisiones de carbono y el mejoramiento de la movilidad”, explicó.

El concejal y coordinador del proyecto, Daniel Carvalho, puntualizó que estos lugares no son destinados para el almacenamiento o la acumulación de basuras, sino que serán espacio de transición de los residuos para que los vehículos de mayor tamaño se dirijan hacia el sitio de disposición final.

“Es casi un parqueadero donde los camiones tiran la basura directamente a otro de mayor tamaño. Y el lugar en el que se está pensando va a traer varios beneficios, especialmente, a la comunidad cercana”, agregó.

La comunidad, en la actualidad, no tiene acceso al sector. No hay una movilidad establecida, no hay ciclorruta, no hay pasos peatonales

Aunque en el proyecto de Acuerdo están definidos tres sitios de posible ubicación de la estación de transferencia, el lugar con mejores condiciones es el lote conocido como El Caracol, en inmediaciones de la Terminal del Norte y la avenida Regional, en el barrio Caribe.

El lugar fue escogido con base en estudios técnicos de movilidad, vientos, hidrología y suelos, cumpliendo con la mayoría de condiciones por una estación de transferencia.

Igualmente, EPM, luego de criterios de evaluación aplicados determinó que el lote El Caracol obtuvo una calificación de 88,6 sobre 100 imponiéndose a lotes como el contiguo a la Escuela de Policía Carabineros, en el Norte de la ciudad; a los lagos del ICA, en el municipio de Bello; y al lote cercano a los Talleres Metro, también en el municipio del norte del valle de Aburrá.

La construcción de la estación supone también unas mejoras tanto ambientales como urbanas y sociales en el sector de intervención. Esta contempla la construcción de una cancha deportiva, senderos peatonales, una red de ciclorrutas y la renovación completa de una estación de bomberos, que se encuentra en el lote.
Los beneficios, en cuanto a transporte y movilidad, también fueron resaltados por el funcionario de Emvarias.

Castro señaló que en el lote propuesto se va a contar con cercanía al tranvía, al Ferrocarril de Antioquia y a la terminal de transporte.

“La comunidad, en la actualidad, no tiene acceso al sector. No hay una movilidad establecida, no hay ciclorruta, no hay pasos peatonales. Este no es un sector amigable con el peatón. El proyecto va a darle a la ciudad unos servicios que no existen en la actualidad”, agregó Carvalho.

Aunque no se ha hecho socialización formal con los habitantes cercanos, el concejal comentó que una de las principales preocupaciones de la comunidad es la emisión de olores en este tipo de sitios.

Sin embargo, afirmó que no existe riesgo ya que desde los mismos referentes, tanto nacionales como mundiales, este no ha sido un problema representativo en ninguna de las estaciones.

“Realmente no tiene impactos negativos. Hay preocupación sobre la emisión de olores en las estaciones de transferencia, pero vamos a mostrar que no genera olores alrededor”, explicó el concejal.

Colombia solo cuenta con dos estaciones de este tipo. Una está localizada en la ciudad Cali, y la otra en el municipio de Sabaneta.

Esta última, ubicada en la vía a Caldas, es manejada por la empresa Interaseo y es de menor capacidad de la proyectada en Medellín, pues ella alcanza a recibir en promedio 400 toneladas diarias de residuos, mientras que la del proyecto de Acuerdo está planeada para recibir cerca de 2.200 toneladas por día con una capacidad de recolección a futuro de entre 2.700 y 3.000 diarias.

¿Qué hace falta para su ejecución?

Emvarias cuenta con un cronograma de trabajo que está supeditado a la aprobación o no del Concejo de Medellín. Emvarias, durante febrero próximo, continuará con la socialización y en marzo comenzarán los debates entre los cabildantes.
Una vez aprobado, los diseños técnicos deben ser terminados para comenzar el proceso licitarorio y dar inicio a la construcción.

Esta está proyectada para ejecutarse en 18 meses, de manera que a finales de 2021 o comienzos de 2022 la estación estaría lista para comenzar a operar. Los tiempos pueden variar, según el profesional de Emvarias, dependiendo de los procesos de cambios de administración.

Carolina Ruiz 
Para EL TIEMPO
ruicar@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.