Único mural de Botero en Colombia será desmontado y trasladado

Único mural de Botero en Colombia será desmontado y trasladado

Se trata de 'Paisaje con jinete', pintado en 1960. En 1993 fue avaluado en medio millón de dólares.

Mural Fernando Botero

El mural tiene una dimensión de tres metros de alto, por nueve de ancho.

Foto:

Esneyder Gutiérrez. Para EL TIEMPO

Por: Jacobo Betancur Peláez
08 de abril 2019 , 12:05 a.m.

El único mural que el maestro Fernando Botero pintó alguna vez en Colombia está ubicado en un centro comercial en el centro de Medellín. Fuentes del Museo de Antioquia y de la Caja de Compensación Familiar Comfama confirmaron que ambas organizaciones están en la recta final de un proyecto que pretende sacarlo de allí, a más tardar en el segundo semestre de este año.

La tarea no será sencilla, ya que el fresco mide tres metros de alto y nueve de ancho. El trabajo implicará que un equipo de expertos desmonte el muro por pedazos, los transporte y luego los ensamble de nuevo en un espacio que habilitará el Museo de Antioquia. Todo esto sin dañar la obra.

La historia del mural se remonta a 1960, cuando el Banco Central Hipotecario abrió una convocatoria para que un artista ilustrara las instalaciones de su sede recién construida, diseñada por el arquitecto Nel Rodríguez. Fernando Botero fue uno de los que se postuló y, finalmente, ganó.

Mural Fernando Botero

El edificio, diseñado por el arquitecto Nel Rodríguez, funciona hoy como centro comercial.

Foto:

Esneyder Gutiérrez. Para EL TIEMPO

El mural terminó titulándose Paisaje con jinete y retrata a un hombre montado en su caballo, rodeado por un conjunto de otros hombres y partes de animales de volúmenes variados que se mezclan agitadamente.

Expertos en arte señalaron que la obra tiene varias particularidades. Además de ser el único fresco de Botero en Colombia, su fecha de elaboración pertenece a un periodo previo a 1965, año comúnmente considerado como el inicio de la consolidación de su estilo, lo que la acerca a una etapa más exploratoria.

Esta no es la primera vez que se habla de trasladar el fresco. En 1993 el Banco Central Hipotecario comenzó los trámites para vender a Comfenalco el edificio. En ese contexto, el banco preguntó a una galería cuál podría ser el valor del mural. La galería lo calculó en medio millón de dólares, aclarando que solo aplicaría en caso de que quisieran asegurarlo, ya que los frescos no se vendían. En aquella ocasión, Fernando Botero manifestó públicamente su rechazo a la idea.

Los frescos están pensados para un espacio físico determinado y cumplen una función social específica. Tienen un encuentro con el habitar.

En lo que fuera la antigua sede del Banco hoy funciona el centro comercial New York Plaza, inaugurado en noviembre del año pasado. El lugar está lleno de decenas de tiendas de ropa y estampados. En su zona central el mural puede verse iluminado por nueve reflectores y rodeado por una pantalla LED de luces rojas y blancas que anuncian ropa desde 10.900 pesos. Detrás funciona un espacio habilitado como bodega.

Juan Guillermo Herrera, catedrático de historia del arte de la Universidad Pontificia Bolivariana, explica que aunque el traslado es viable, dado que hoy existen técnicas y herramientas tecnológicas muy avanzadas, el proyecto formula un dilema.

Explicó que a un fresco se le llama de esa manera porque consiste en trabajar los colores sobre el pañete húmedo, lo que hace que no se puedan repetir. Además, están pensados para guardar una intensa relación con la arquitectura del espacio en el que fueron pintados.

Mural Fernando Botero

El antiguo edificio del Banco Central Hipotecario queda en la intersección de la calle Colombia con la carrera Cúcuta, en el centro de Medellín.

Foto:

Esneyder Gutiérrez. Para EL TIEMPO

Los frescos están pensados para un espacio físico determinado y cumplen una función social específica. Tienen un encuentro con el habitar. Sin embargo, la historia de la ciudad nos muestra como muchas veces no hubo respeto por las obras. Apenas estamos comenzando a valorar las cosas. Si el mural es sacado de su sitio original para quedar en manos que lo protejan, como el Museo de Antioquia, considero que es una decisión acertada”, opinó.

El Museo de Antioquia prefirió no dar declaraciones para referirse al proyecto. Sin embargo, fuentes de esa entidad y de Comfama, confirmaron que el proyecto ya es un hecho.

Se estima que para la segunda mitad de este año comiencen los primeros trabajos para desmontar la pared y ensamblarla de nuevo en el Museo. También aseguraron que el maestro Fernando Botero aprobó la iniciativa.

JACOBO BETANCUR PELÁEZ
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN
En Twitter: @JacoboBetancur

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá:

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.