‘Mi vida pasa ahora por un momento muy complejo’

‘Mi vida pasa ahora por un momento muy complejo’

Una trabajadora del centro de Medellín confiesa la angustia por la que atraviesa durante cuarentena.

Diario de la cuarentena

Una trabajadora sexual de Medellín narra la angustia de la cuarentena, que afecta sus ingresos.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Por: Medellín
21 de abril 2020 , 10:00 p.m.

Ahora prácticamente estoy viviendo de la voluntad de Dios, un vecino y un familiar. No tengo cómo conseguir mercado o dinero.

En estos momentos, estoy sufriendo por culpa de ese virus y no porque esté contagiada, sino porque hace días no puedo salir a trabajar.

Yo me muevo entre la Plaza Botero, el parque Berrío y la calle Boyacá, en pleno Centro de Medellín, buscando clientes. En mis manos llevo cuatro termos llenos de café para complementar mis ingresos.

Le puede interesar: Diario de la cuarentena: así viven los colombianos por el coronavirus

Mi rutina comenzaba a las seis de la mañana, me levantaba y mientras me bañaba y preparaba mis prendas de vestir, dejaba en el fogón el café. Luego, salía de la casa en bus hasta el Centro.

En la Veracruz iniciaba mi procesión que en un día malo y solo vendiendo café, producía mínimo 15.000 pesos para librar los pasajes.

Pero, si era uno de esos días en que lograba un acercamiento más íntimo, en el hotel La Cascada, con uno de los clientes que me frecuentan, la paga podía llegar a 50.000 pesos o incluso un poco más.

Pero en este momento, mi vida está pasando por un momento muy complejo y un cambio de rutina muy complicado. Los alimentos escasean, no tengo dinero y tengo seis bocas para alimentar, dos hijas, que tampoco tienen trabajo, más cuatro nietas.

Como si fuera poca la tragedia por la que paso, en los últimos días fui víctima de falsas noticias que me llegaron por mensajes de texto donde me confirmaban que debía dirigirme a un lugar a reclamar ayudas o mercados, fui y era mentira.

También: Yuberjen Martínez, el diario de un campeón en tiempos de cuarentena

Reconozco que el mercado con el que he sobrevivido en los últimos días me lo dio el Museo de Antioquia al inicio de la cuarentena, pero ahora estoy de nuevo sin nada.

Yo hago parte de un grupo de mujeres denominadas Las Guerreras y con ellas he participado en obras de teatro e incluso he colaborado yo misma como tutora de tejido en crochet.

Pero es que ahora no sé y me preocupa qué pasará con el grupo y nuestro futuro.

“Ahora mi deseo es poder sobrevivir con mi familia y nunca olvido los años de mi juventud, en los cuales deambule repartiendo amor a quien pudiese comprarlo”.

MEDELLÍN

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.