El Amparo, de Rober Calzadilla: contra el olvido

El Amparo, de Rober Calzadilla: contra el olvido

La película venezolana se estrena hoy, 28 de noviembre, en las salas de cine. 

EL AMPARO

Wolmer Pinilla y Chumbo Arias son los dos pescadores que sobreviven a la masacre, pero a su regreso serán intimidados.

Foto:

Cortesía Oficina de prensa de El Amparo.

Por: Martha Ligia Parra
28 de noviembre 2019 , 12:06 p.m.

El rostro de dos pescadores sobrevivientes en la televisión que, con voces débiles, tratan de explicar a los medios, que eran pescadores y no guerrilleros, fue la imagen que se le quedó grabada al director venezolano Rober Calzadilla.

Se refiere a la masacre de El Amparo, ocurrida en esta población del estado de Apure (Venezuela), a orillas del Río Arauca, en la frontera con Colombia. Fue perpetrada en 1988 por el ejército venezolano que señaló, a un grupo de 16 pescadores de su país, de subversivos colombianos. El territorio cambia, pero el modus operandi es el mismo. Es una historia más, de falsos positivos

La rabia ante la injusticia y la comprobación de que el poder puede aplastarte sino le convienes, fueron los motores para contar este suceso en una película de ficción.

Wolmer Pinilla (Vicente Quintero) y Chumbo Arias (Giovanny García) son los dos pescadores que sobreviven a la masacre, pero a su regreso serán intimidados: si se declaran guerrilleros irán a la cárcel y si dicen que no, los amenazan de muerte.

La película transmite la situación de indefensión y el clima de desconfianza que el estado siembra entre los vecinos y entre la propia familia. Y cómo se estigmatizan nacionalidades con tal de servir a unos intereses. En un momento, uno de ellos se pregunta: “Entonces, ¿por ser colombiano, es guerrillero?”

EL AMPARO

La película se refiere a la masacre de El Amparo, ocurrida en esta población del estado de Apure (Venezuela), a orillas del Río Arauca, en la frontera con Colombia.

Foto:

Cortesía Oficina de prensa de El Amparo.

La cinta acierta con un relato sobrio que se enfoca en los personajes y en su drama y construye muy bien la atmosfera de tensión. Chumbo pese a la presión del abogado se defiende diciendo: “Yo, declaro que soy un hombre que no tuvo bolas para ser militar, que dos mujeres me abandonaron, que trabajo en lo que salga, pescando, batiendo concreto, pero que no soy nada de lo que dice la versión oficial”.

Para lograr la verosimilitud, la dirección actoral se movió bajo la premisa: “son personas, no personajes”. De tal suerte que el espectador puede experimentar la impotencia y la vulnerabilidad de los protagonistas.

Para lograr la verosimilitud, la dirección actoral se movió bajo la premisa: “son personas, no personajes"

Pasados 20 años del hecho, la Ong Provea realizó un reportaje que el director Rober Calzadilla acompañó. Luego él realizó una obra de teatro llamada 29.10.88 en la que también actuó y ahora debuta en el cine con El Amparo.
La película ha obtenido numerosos premios internacionales en Biarritz, São Paulo, La Habana y Milán y fue candidata por Venezuela a los Goya 2018.

Martha Ligia Parra
Crítica y columnista de cine
Para EL TIEMPO @mliparra

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.