Secciones
Síguenos en:
El 75% de los paisas tiene problemas para dormir, dice estudio
Salud mental e insomnio

Pedir ayuda a tiempo e identificar situaciones o comportamientos es vital para evitar trastornos en la salud mental.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

El 75% de los paisas tiene problemas para dormir, dice estudio

Doctora de la Asociación Colombiana de Neurología encontró patologías que incrementaron en pandemia.

Cuando se enteró de que tenía covid-19, Gerardo* pensó que la enfermedad afectaría sus pulmones, su presión y su corazón, además de llevarse a su padre, de 88 años, quien también se contagió.

Sin embargo, la mayor afectación que le dejó el virus fue en su salud mental. Tras superar la enfermedad sin mayores problemas físicos, a este hombre de casi 60 años se le dificultaba cada vez más salir de la cama llegando al punto de no poder levantarse y cuando lograba hacerlo no podía mantenerse en pie.

No hallaba motivación para permanecer despierto y viejas rencillas y recuerdos del pasado comenzaron a afectarlo de sobremanera. Varios días después, fue diagnosticado con depresión severa y tras varias citas con la siquiatra, no solo le recetaron sesiones especializadas, sino medicamentos para tratar su condición.

Como él, son cada vez más los antioqueños que comienzan a sentir su salud deteriorada a causa de la pandemia. Ya sea desde un insomnio o ansiedad, hasta secuelas más graves, como las de Gregorio.

(Le puede interesar: Hidroituango comenzó montaje de primera unidad generadora de energía)

Así lo evidenció un estudio realizado por Isabel Cristina Restrepo, neuróloga clínica y miembro de la Asociación Colombiana de Neurología, quien entrevistó a cerca de 1.000 pacientes en más de 1.300 consultas realizadas en Medellín entre abril del 2020 y enero del 2021.

De acuerdo con el reporte, el 75 por ciento de los encuestados afirmó presentar algún problema para descansar, como dificultad para dormir o mantener el sueño, despertarse temprano en la madrugada o sensación de cansancio permanente. 

Asimismo, el insomnio se incrementó un 30 por ciento durante la pandemia en la capital de Antioquía (ver gráfico).

Para la experta, la salud mental vino a tener más protagonismo e importancia en la vida de las personas por todo lo que trajo la pandemia, por ejemplo, el aislamiento social, el confinamiento y la incertidumbre laboral. Sin embargo, esto también develó la falta de conocimiento y de estudios que hay en este tema.

“Cuando se le pregunta a un paciente qué tanto le duele la cabeza o desde hace cuánto, dice que desde hace muchos años, pero ‘lo normal’. Ahí es donde hay que cuestionarse porque que a ti te duela la cabeza no es normal, pero que se ve de esa manera porque te acostumbraste. Igual pasa con los problemas del sueño porque se achaca a la rutina o al exceso de trabajo”, manifestó la neuróloga.

(También lea: Jardín Botánico de Medellín lanzó SOS para evitar la quiebra)

Restrepo agregó que las consultas por insomnio se incrementaron en un 30 por ciento en especial en aquellos pacientes que, previo a la llegada de la covid-19, ya presentaban dificultades para conciliar el sueño.

Según ella, hay un 50/50 entre pacientes nuevos y quienes ya presentaban alguna patología, pero que esta se agravó.

Sin embargo, indicó que sí hay grupos poblacionales con mayor preponderancia a estos trastornos de la salud mental, siendo las mujeres, los niños, niñas y adolescentes y los adultos mayores, los más afectados.

Esto coincide con lo revelado por la encuesta Mi voz mi ciudad 2020, realizada por Medellín Cómo Vamos, en la que el 41,1 por ciento de los encuestados afirmó que su salud mental se deterioró en la pandemia. De estos, 43,1 por ciento fueron mujeres y 38,6 por ciento hombres.

“La depresión y la ansiedad es tres veces más frecuente en las mujeres, muchas veces por la carga y responsabilidades que deben soportar, de tipo familiar y laboral, y que se acentuó más estando en la casa por tener que encargarse, la mayoría de veces, de las labores del hogar y el cuidado de los hijos”, explicó la doctora.

Agregó que, en los menores de edad se evidencia por la falta de salidas a lugares de recreación, por no hacer actividad física ni compartir presencialmente con amigos. “Al gastar menos energía durante el día, es más complejo que logre conciliar bien el sueño”, agregó Restrepo.

Hay que fortalecer la parte de pedagogía, tanto en pacientes como en sus familias, para que identifiquen algunos signos y situaciones que pueden generar alarma

En los adultos mayores, explicó que gran parte de lo que ayuda a conciliar el sueño es la luz solar, por lo que el confinamiento durante tanto tiempo para esta población, sumado a la falta de interacción y de movimiento físico, afectó su salud mental.

“Hay que fortalecer la parte de pedagogía, tanto en pacientes como en sus familias, para que identifiquen algunos signos y situaciones que pueden generar alarma. Lo otro es no esperar para pedir ayuda, puede ser con sicología, con siquiatría o con el grupo de apoyo (amigos, familia)”, explicó.

(Le recomendamos leer: Estas son las restricciones en las capitales para este fin de semana)

Medicamentos
Insomnio

El abuso de estos medicamentos puede generar problemas de dependencia

Foto:

123rf

La falta de acceso a especialistas o el no pedir ayuda a tiempo, contó la experta, hace que las personas opten por automedicarse, lo que también deriva en graves problemas como la dependencia. De acuerdo con el informe, en un 20 por ciento se ha incrementado la ingesta de estos fármacos.

“Muchos se quedan en la comodidad del medicamento y no se dan cuenta de que entre más los usen más dependientes se vuelven de estos para poder dormir. Y, además, generan tolerancia, es decir que entre más lo use una persona más dosis va a comenzar a necesitar para conseguir el efecto”, explicó la doctora.

Muchos se quedan en la comodidad del medicamento y no se dan cuenta de que entre más los usen más dependientes se vuelven de estos

Según Restrepo, la automedicación en personas con enfermedades de base puede empeorar problemas cardiovasculares o pulmonares. Otros efectos se asocian cambios cognitivos de la memoria y la atención, alteración en el apetito, somnolencia en el día, boca seca, dolor de cabeza, temblores y pesadillas.

“La comunidad científica recomienda el uso de medicamentos por muy corto tiempo, máximo seis meses, precisamente por esos efectos adversos”, agregó.

(Lea, además: Comenzó salida paulatina de 1.000 migrantes varados en Necoclí)

Pantallas, otro problema
Insomnio tecnológico

Según los expertos, no es recomendable que los niños se duerman usando tecnología porque puede causar insomnio.

Foto:

123RF

Cuando hay exposición a pantallas, especialmente muy cerca a la hora de dormir, esa luz el cerebro la asimila como luz de día, lo que es un problema.

“¿Qué pasa? el ser humano necesita la oscuridad para sintetizar melatonina que es la hormona del sueño que lo ayuda a dormir. La sobreexposición a este tipo de luz de las pantallas hace más complejo conciliar el sueño”, indicó.

Aunque por el teletrabajo y el estudio virtual es cada vez más frecuente esta exposición, la recomendación es evitar que todo lo que se haga en el día sea con pantallas.*Nombre cambiado por petición de la fuente

‘Escuchaderos’ y ‘Línea Amiga’, lo que ofrece la alcaldía

La Organización Mundial de la Salud advirtió que “la pandemia está provocando un incremento de la demanda de servicios de salud mental. El duelo, el aislamiento, la pérdida de ingresos y el miedo están generando o agravando trastornos de salud mental. Muchas personas han aumentado su consumo de alcohol o drogas y sufren crecientes problemas de insomnio y ansiedad”.

Ante esto, la alcaldía de Medellín ha realizado una serie de acciones para hacerle frente a esta situación.

Una de esas es el programa ‘Medellín Me Cuida Salud’, el cual lleva profesionales en sicología a siete comunas y todos los corregimientos de la ciudad y que registró 49.473 atenciones individuales de salud mental en el 2020.

De otro lado está la Línea Amiga Saludable, un servicio telefónico que funciona las 24 horas y ofrece orientación sicológica gratuita en temas como conductas suicidas, maltrato, violencia, depresión y uso indebido de sustancias sicoactivas.

Para 2020, los profesionales de este programa atendieron más de 58.650 llamadas

“Para 2020, los profesionales de este programa atendieron más de 58.650 llamadas”, expresó la subsecretaria de Salud Pública, Natalia López Delgado, quien agregó: “Desde hace algunos meses tenemos activos nuestros canales de atención de salud mental. Está la Línea Amiga Saludable 4444448, adicionalmente tenemos profesionales expertos en salud mental, en ayudarnos con estas situaciones y problemáticas en las comunas priorizadas. En marzo estaremos en todas las comunas de Medellín”.

Finalmente, durante la pandemia se crearon los llamados ‘Escuchaderos’, los cuales también ofrecen orientación sicológica gratuita.

(Le puede interesar: Ladrones comen gratis con nueva modalidad de estafa a restaurantes)

Estos espacios, algunos itinerantes, están ubicados en las estaciones del Metro San Antonio, Niquía, San Javier, Estadio y Parque Berrío. Y en las estaciones La Aurora y Popular de las líneas J y K del Metrocable.“Esta estrategia innovadora benefició entre septiembre y diciembre de 2020 a 1.242 personas, gracias a un trabajo conjunto entre la Administración Municipal, el Metro de Medellín y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá”, añadió la dependencia.

Sobre esto, Isabel Cristina Restrepo, neuróloga clínica y miembro de la Asociación Colombiana de Neurología, manifestó que como en la mayoría de ciudades, no solo Medellín, hay que fortalecer mucho la parte de salud mental.

“Lo que hace la alcaldía está bien, pero hay que reforzar la disponibilidad de especialistas en este tema, que es algo vital, porque para que un paciente tenga acceso a una cita de neurología es demasiado complejo y hay quienes se han demorado hasta un año”, manifestó la neuróloga.

Añadió que cada vez son más los médicos que hacen uso de redes sociales como Instagram o Facebook para dar a conocer los detonantes de estas patologías, así como tips para identificarlos y educar sobre la importancia de buscar ayuda profesional.

Para que un paciente tenga acceso a una cita de neurología es demasiado complejo y hay quienes se han demorado hasta un año

La neurólogo aconseja cinco acciones para un mejor dormir: 

1. Mantener un horario regular para acostarse y levantarse, aun los fines de semana.

2. Practicar actividad física en el día con el fin de generar consumo de energía y necesidad de descanso y sueño en la noche.

3. Evitar comer en exceso y a horas muy tarde de la noche, también es recomendable no cenar comidas picantes, condimentadas, grasosas o abundantes, ni consumir cafeína, dulce, ni alcohol.

4. Evadir la exposición a pantallas como mínimo 1 hora antes de irse a la cama, eso incluye: celulares, tabletas, computadores, videojuegos y ver televisión.

5. Tener una rutina antes de acostarse con el fin de preparar al cerebro para este momento. Es clave, por ejemplo, meditar, tomar un baño, hacerse un masaje, tomarse una aromática o un vaso de leche caliente, leer y hacer ejercicios de respiración.

ALEJANDRO MERCADO
Redactor de EL TIEMPO
@AlejoMercado10

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.