El 33% de menores de edad paisas reconoció haber visto porno en la web

El 33% de menores de edad paisas reconoció haber visto porno en la web

 el 34 por ciento de los menores reconoció que se vio cara a cara con alguien conocido en la wer

Pornografía infantil en Colombia

El material de abuso sexual infantil es un tema que prende las alarmas del sector público, privado y de la sociedad civil.

Foto:

Hernando Herrera / Archivo EL TIEMPO

Por: Miguel Osorio Montoya
27 de enero 2019 , 09:00 a.m.

La seguridad de los menores de edad en internet es un asunto de todos, no solo de los padres. Esa es la conclusión de Ana Marina Jiménez, vicepresidenta de Asuntos Corporativos de TigoUne, luego de divulgar los resultados de la encuesta ‘Contigo Conectados’, realizada entre esa empresa y la universidad EAFIT.

Según la investigación, el 33 por ciento de los menores de edad en Medellín reconoció haber visto contenido sexual en internet durante el último año. Esto, según expertos consultados, puede traer graves consecuencias en la salud sexual y mental de los menores.
Viviana Quintero, coordinadora de TIC e infancia de la organización Red Papaz, que aboga por los derechos de los menores en Colombia, explica que el principal modo de aprendizaje humano es la imitación.

Entonces, al estar expuestos a contenido pornográfico, los niños naturalizan lo que ven en la red. “Un niño que ha visto pornografía se hace más vulnerable al abuso, pues cree que es una práctica natural. Además, se hace más difícil que reconozca los síntomas de un abuso y que denuncie con prontitud”, detalla la experta.

Además, expone un argumento científico: el lóbulo prefrontal, que se encarga de la regulación de la conducta, no se ha terminado de desarrollar (solo termina de hacerlo hasta los 25 años, precisó Quintero).

Entonces, los niños solo responden de manera biológica: “Por eso es altamente riesgoso que un niño o un menor de 18 años esté expuesto a pornografía, muy fácilmente puede desarrollar una dependencia”.

Una de las conclusiones importantes del estudio es que las redes sociales son el primer momento en que los menores se encuentran con contenido sexual.

Un niño que ha visto pornografía se hace más vulnerable al abuso, pues cree que es una práctica natural. Además, se hace más difícil que reconozca los síntomas de un abuso y que denuncie con prontitud

En la capital antioqueña, por ejemplo, el 21 por ciento de ellos reconoció haber visto este contenido en redes sociales y solo el 10 por ciento aceptó haber entrado a plataformas de videos pornográficos.
Para Óscar Uribe, miembro de la Mesa en contra de la explotación de niños, niñas y adolescentes de Medellín, las redes sociales, además del contenido sexual, representan otro peligro inminente: adultos que se hacen pasar por niños para ganarse su confianza.

“A los niños hay que ponerles límites con las redes, tener unos horarios muy claros y saber qué es lo que están haciendo ellas. Muchas veces aparecen allí pedófilos que terminan pidiendo encuentros con los niños o exigiendo que les envíen fotos íntimas”, expresa Uribe.

La preocupación del experto se refleja en los resultados de la encuesta. Según Ana Marina Jiménez, quien reveló los resultados de la encuesta de TigoUne y EAFIT, el 34 por ciento de niños de la capital paisa reconoció verse cara a cara con alguien con quien habían interactuado en internet.
“Esto representa un riesgo importante, los niños no tienen cómo darse cuenta de que al otro lado hay un adulto”, comenta Jiménez.

A los niños hay que ponerles límites con las redes, tener unos horarios muy claros y saber qué es lo que están haciendo ellas. Muchas veces aparecen allí pedófilos

Para prevenir esos riesgos, los expertos recomiendan a los padres estar pendientes de qué hacen sus hijos en internet, de qué manera lo usan y cuántas horas permanecen al día en la red.
Quintero, la vocera de Red Papaz, expone que los niños menores de nueve años no deben pasar más de una hora al día en la web.

Después de los doce años no se recomienda que pasen más de cuatro horas al día navegando en internet.
Con eso concuerda el experto Uribe, quien precisa que la edad permitida para que los niños entren a las redes sociales está entre los 13 y 14 años.

Sin embargo, el estudio muestra una realidad diferente: el 77 por ciento de los menores paisas de entre los 9 y los 12 años tiene cuentas en redes sociales. “Acá hay varias posibilidades: o los niños están escondiendo a sus padres que tienen cuenta en redes, o ellos les están ayudando a mentir para que puedan entrar a ellas antes de lo permitido”, argumenta Jiménez.

Es aquí donde los expertos recomiendan a los padres el uso de controles parentales, que restringen que los niños accedan a material no apto en la web. En esto los papás antioqueños están más educados que los del resto del país.

En Medellín, el 46 por ciento de los padres admitió usar estos sistemas de control, mientras el promedio nacional fue de 39 por ciento.
Es el caso de Diana Ramírez, madre de Mateo, un niño de siete años. Al menor le restringen el acceso a internet, son sus padres quienes buscan algo en Google cuando el menor lo requiere. Con los juegos, por ejemplo, también le aplican un control parental.

Esto representa un riesgo importante, los niños no tienen cómo darse cuenta de que al otro lado hay un adulto

Lo hacen con la consola ‘Nintendo Switch’, que tiene una opción parental de tiempo. Esto lo hacen para que los juegos, que también son otro atractivo del internet, no interfieran con el desempeño académico y formativo del menor.

No todo es malo en la web

La encuesta expone, por otra parte, los beneficios que el internet puede tener cuando es bien utilizado.

Por ejemplo, el 66 por ciento de los menores encuestados en Medellín aceptó haber usado internet para leer cuentos y novelas. “El internet es un mundo maravilloso que debe aprender a usarse, allí está el mayor conocimiento del mund”, opina Jiménez.

Con los resultados obtenidos, TigoUne tiene un panorama mucho más claro de cómo los colombianos usan la red.

Por eso, 600 de sus empleados son voluntarios en todo el país para enseñar el buen uso de la red; pasan por colegios informando cómo debe usarse la web, ‘alfabetizan’ digitalmente a los adultos mayores, quienes en muchos casos están a cargo de menores que usan internet.
“Como adultos debemos dar ejemplo a los menores, usar bien el internet. Todos debemos proteger a los menores, desde padres y profesores hasta los diferentes sectores de la sociedad”, concluye Jiménez.

Miguel Osorio Montoya 
Para EL TIEMPO 
MEDELLÍN 
@MigoroMontoya

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.