‘Debate sobre minería en Jericó debe basarse en argumentos’

‘Debate sobre minería en Jericó debe basarse en argumentos’

Exministro de Minas Ramiro Valencia responde a críticas que exministro Cock hizo a proyecto.

Minería en Jericó

Grupo de Anglo Gold, en una pausa de las labores de recuperación ambiental en Jericó, Antioquia.

Foto:

Anglogold Ashanti

Por: Ramiro Valencia Cossio*
07 de octubre 2019 , 09:01 p.m.

No deja de causar sorpresa el artículo escrito por el exministro de Minas y Energía Jorge Eduardo Cock, publicado en estas mismas páginas el pasado 2 de octubre, en el que cuestiona la posibilidad de que proyectos mineros de alta importancia para el país, catalogados por el gobierno del presidente Duque como Proyectos de Interés Nacional y Estratégico (Pine), se lleven adelante.

Comparar la minería de hace 20 años con la minería moderna que hoy utiliza tecnologías que priorizan la mitigación del impacto ambiental, herramientas de última generación para medición de calidad de agua y aire, conectividad 5G, vehículos eléctricos y equipos operados de manera robótica, resulta erróneo.

Estrictas regulaciones como la colombiana y un evidente compromiso de empresas multinacionales, que han entendido la necesidad de generar una convivencia armónica de sus negocios con el ambiente y el entorno social, han permitido que hoy sea posible el desarrollo de este tipo de proyectos.

El país merece que los debates relacionados con infraestructura se den bajo un riguroso contexto científico y fáctico y no basados en impresiones e imprecisiones que generan desinformación y terminan obstaculizando el desarrollo de un país.

He tenido la posibilidad de visitar diferentes proyectos mineros y de infraestructura. Por mi experiencia en el sector, AngloGold Ashanti Colombia me invitó a ser parte de su grupo de consejeros y, antes de aceptar este llamado, pedí conocer a fondo la compañía y el proyecto Quebradona en Jericó, la forma como se ejecutaría y la promesa de valor con la cual se compromete la compañía.

Luego de estudiar y analizar esta información, y de conocer de primera mano el alcance del proyecto en Colombia y una de las operaciones de minería subterránea de oro que tiene la compañía en Brasil, pude evidenciar la implementación de los más altos estándares de responsabilidad ambiental y técnicas modernas e innovadoras de ingeniería con los que trabaja AngloGold, y cómo es posible operar una planta de producción en la superficie, rodeada de una gran reserva forestal, demostrando una total coexistencia, y generando amplias posibilidades de desarrollo para las comunidades.

Los riesgos del proyecto de minería en Jericó

La comunidad de Jericó, a través de diferentes manifestaciones, ha expresado su rechazo al proyecto minero que quiere adelantar la multinacional AngloGold Ashanti en el suroeste de Antioquia.

Foto:

Jáiver Nieto / EL TIEMPO

Hoy puedo decir, sin temor a equivocarme, que las críticas de Cock al proyecto de Quebradona no cuentan con los suficientes argumentos técnicos y científicos.
Dice el exministro, por ejemplo, que no sería posible que los impactos en cuanto a calidad del aire y ruido sean mínimos, como lo ha manifestado AngloGold, puesto que la mayor parte de las operaciones estarían por fuera de la caverna. Desconoce, sin embargo, que las actividades de explotación en el proyecto son subterráneas y que en este sentido las emisiones de la explotación son tratadas en su interior, sin que sean percibidas en la superficie.

Así mismo, presenta como una verdad de a puño una discusión tan compleja como es el manejo de las aguas, orientada desde la percepción y no desde las pruebas ingenieriles. De acuerdo con las discusiones que he podido presenciar, la compañía cuestionada ha logrado acumular estudios geológicos de más de 10 años con perforaciones de más de 90.000 metros, con tecnología de punta y diferentes ensayos de laboratorios locales e internacionales, que ratifican que en la montaña de Jericó no hay acuíferos y, por lo tanto, las aguas no serán afectadas.

Prueba de ello es que, en dichas áreas, los habitantes no tienen captaciones de agua subterránea tipo aljibe o pozo para suplir sus actividades agropecuarias ni domésticas.

Igualmente, cuestiona Cock la posibilidad de revegetalizar la zona, sin conocer que el área donde se encuentra ubicado el proyecto minero comprende, principalmente, fincas ganaderas, donde el bosque seco tropical está prácticamente eliminado. Es más, según los cálculos, realizados con base en mapas de Von Humboldt y Corantioquia, el bosque seco tropical puede llegar a desaparecer por completo en Jericó antes de 4 años.

En los planes que está presentando AngloGold Ashanti he podido constatar la siembra de más de 1.900 hectáreas que buscan reconectar los diferentes ecosistemas en el territorio. Al contrario de lo que plantea el exministro, veo más regeneración que destrucción.

Las críticas de Cock siembran dudas sobre la fecha final del proceso de producción, desconociendo que, como sucede con cualquier proyecto minero en sus etapas de avance, los modelos numéricos de las reservas probadas, probables e inferidas pueden modificar levemente la fecha de cierre. El proyecto, como lo ha socializado AngloGold, tendrá una fase de operación de más de 20 años, que se iniciará cuando se termine la fase de construcción.

En este tipo de minería, un tema de alta sensibilidad es el proceso de relave. AngloGold Ashanti afirma que implementará un sistema para el manejo de aguas producto del proceso del manejo de relaves y además diseñará el proyecto de tal manera que se reutilice aproximadamente en un 80 por ciento el agua captada del río Cauca, generando así una economía circular.

Minería en Jericó Antioquia

Jericó, Antioquia.

Foto:

JAIVER NIETO ÁLVAREZ / CEET

Sobre la preocupación existente por un posible impacto de dichos relaves al río, es importante que el exministro sepa que en cualquier proceso minero serio y respetuoso con el medioambiente, hoy es posible dar un tratamiento especial a la roca que pueda tener capacidad de generar acidez al agua, encapsulándola para evitar cualquier riesgo de contaminación e incluyendo diseños de tratamiento y recolección de las aguas que puedan presentar este tipo de propiedades ácidas.

Para Cock y para varios empresarios de Antioquia, el impacto paisajístico es uno de los temas más relevantes. Soy testigo del esfuerzo que hoy realiza la compañía, con un equipo de ingenieros y arquitectos expertos en diseños de infraestructuras y paisajes, de Colombia y México, que trabajan para demostrar que este tipo de proyectos pueden reducir de manera significativa el impacto visual e introducir elementos que generan armonía con el paisaje, con el territorio y que incluso llegan a generar atractivos visuales.

Lo que vi en Brasil es una muestra de los estándares de AngloGold Ashanti en este sentido. Nadie duda del absoluto cuidado y respeto por el ambiente de la empresa con la reserva natural que colinda con la mina en Minas Gerais.

En esa misma línea, para el proyecto de Jericó la compañía ha informado que se realizará un cerramiento perimetral, con la posibilidad de instalar fuera de este una plataforma para el avistamiento de aves. En el lugar en el que se proyecta la subsidencia hoy hay un sembrado de pinos, que será reemplazado por la compañía por bosque de alta montaña, adonde llegarán más especies de aves y animales.

En el mundo moderno, los cierres de minas implican mejores condiciones sociales, económicas e incluso ambientales para los territorios. Viñedos, hoteles, espectaculares lagos y parques, autódromos, escenarios para conciertos, museos, zonas completamente reforestadas, son algunos de los muchos ejemplos que ofrecen los cierres de minas, y que previamente deben ser concertados con las comunidades. Existen experiencias muy positivas presentes en países como China, Canadá, Chile y Australia.

Antioquia tiene hoy una oportunidad invaluable para que esta zona del suoreste del departamento potencie las vocaciones tradicionales del territorio y genere nuevas capacidades y una sofisticación de las actividades productivas con la atracción de inversiones que les den una dinámica de generación de empleo y valor a las actuales y futuras generaciones.

Hoy los ciudadanos, las comunidades, los líderes sociales y ambientales, las ONG son actores relevantes del debate público, con capacidad propia de información y autonomía para fijar y defender sus posiciones.

Es por esto que invito al doctor Cock a dar, sobre el proyecto Quebradona, el debate que Jericó, Antioquia y el país se merecen. Un debate donde primen los argumentos técnicos, las experiencias internacionales y donde los jericoanos se empoderen de su derecho a vigilar el cumplimiento de todos y cada uno de los compromisos adquiridos por la minera y exigidos por las autoridades regulatorias.

RAMIRO VALENCIA COSSIO
​Exministro de Minas y exgobernador de Antioquia.
Actual consejero de AngloGold Ashanti.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.