¿Es conveniente desmilitarizar las zonas urbanas de Medellín?

¿Es conveniente desmilitarizar las zonas urbanas de Medellín?

Analistas debaten la propuesta realizada por el coordinador de la ONU en la capital antioqueña. 

Comuna 13 de Medellín

Para el analista, la Policía es la responsable de la seguridad ciudadana.

Foto:

Joaquin Sarmiento / AFP

Por: Medellín
09 de octubre 2018 , 05:04 p.m.

Luego de que Kevin Turner, coordinador de la oficina regional para Medellín en Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), pidiera ante el Concejo de Medellín la desmilitarización de las zonas urbanas de la ciudad, distintos puntos de vista se despertaron alrededor de la petición.

El coordinador expuso ante los cabildantes la necesidad de retirar de las zonas urbanas a los miembros del Ejército Nacional, basado en estándares internacionales de Derechos Humanos, ya que es la Policía Nacional la institución responsable de garantizar la seguridad ciudadana.

En su intervención, el vocero de la ONU reconoció a Medellín como una ciudad que ha ganado distintos premios internacionales gracias a sus procesos de innovación y transformación urbana. Sin embargo, resaltó que dicha realidad, para gran parte de sus habitantes, es solo una imagen pasajera.

Sin embargo, hay ciudadanos que no están de acuerdo con la sugerencia de la ONU. En redes sociales distintos usuarios consideran que el retiro de las Fuerzas Militares representarían un gran riesgo para el aumento del conflicto urbano. 

Al respecto, el investigador social y analista de conflicto, Max Yuri Gil, explicó que se deben tener en cuenta dos consideraciones importantes frente al llamamiento de Turner. La primera, desde la forma de ordenamiento jurídico ya que, según él,  se ha venido incurriendo en el error de mezclar labores de control de orden público.

Cuando se ha metido el ejército en los barrios de la ciudad, desafortunadamente se han propiciado conductas que violan los Derechos Humanos

Según el analista la superposición de labores ha causado una desnaturalización de la Policía Nacional al dejar que esta institución participe en la lucha contra el narcotráfico a gran escala, labor que debería estar en manos del Ejército Nacional.

Además, explicó que la utilización del Ejército para labores de contención en controles de zonas urbanas también es una desnaturalización de sus funciones.

“Cuando se ha metido el ejército en los barrios de la ciudad, desafortunadamente se han propiciado conductas violatorias de Derechos Humanos”, manifestó Gil.

La segunda consideración es sobre el tema de eficacia, pues aseguró que la presencia del Ejército en zonas de la ciudad poco o nada aporta a la lucha contra los delitos, teniendo en cuenta casos históricos como el de la Operación Orión, en la comuna 13 (San Javier).

Por el contrario, considera que a raíz de la militarización de algunas zonas hay un impacto negativo a los Derechos Humanos de la población.

Militarizar una comuna para luchar contra el delito es como utilizar una motosierra para hacer una cirugía que requiere alta precisión”, puntualizó el analista.

Otros expertos en conflicto, como Jorge Giraldo, han explicado en otras ocasiones que militarizar la ciudad puede ser una equivocación porque la situación de orden público necesita más inteligencia que fuerza. “El accionar militar se requirió cuando en Medellín había presencia de guerrilleros y paramilitares, pero esa estrategia no aplica ni siquiera para milicias urbanas”, resaltó.

El experto añadió que la militarización en Medellín en los años 90 y en el 2002 fue criticada, pero justificable, mientras hoy no lo es. La capital paisa tuvo fuerzas especiales durante la Operación Orión, acción militar desarrollada entre el 16 y el 17 de octubre de 2002, para expulsar a las guerrillas urbanas, que sostenían enfrentamientos en la comuna 13, con el bloque Cacique Nutibara de las Auc.

El accionar militar se requirió cuando en Medellín había presencia de guerrilleros y paramilitares, pero esa estrategia no aplica ni siquiera para milicias urbanas

De acuerdo con el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (Sisc), entre el primero de enero y el 8 de octubre de este año, se registraron 479 homicidios en Medellín, lo que representa un incremento del 13,5 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, cuando ocurrieron 422 casos. 

Las comunas con más casos este año son: La Candelaria, con 89 casos; San Javier, con 67 casos; y Robledo, con 41 casos.

Frente a este panorama, organizaciones sociales y de derechos humanos, así como colectivos ciudadanos cuestionan las estrategias de seguridad que se implementan en la ciudad.

Militarizar una comuna para luchar contra el delito es como utilizar una motosierra para hacer una cirugía que requiere alta precisión

Según Gerardo Pérez, integrante del colectivo No Matarás, hay una contradicción entre las medidas que se ejecutan y el incremento de homicidios. Le preocupa también que la mayor cantidad de víctimas sean jóvenes y que se estén estigmatizando con la creencia de que todos pertenecían al crimen.

Por su lado, Lukas Jaramillo, director de Casa de las Estrategias, considera que los asesinatos están creciendo porque siguen intactas las raíces del problema.

Ambos expertos creen que las capturas no son la única solución ni la causa primordial del aumento de homicidios. Para ellos, las medidas policivas de reacción deben ser acompañadas en mayor medida con estrategias de prevención, que solo se logran con una mayor inversión social.

MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.