El alto costo de exportar a 50 hipopótamos 'herencia' de Escobar

El alto costo de exportar a 50 hipopótamos 'herencia' de Escobar

Animales están dañando ecosistemas. Traslado de cada uno a África costaría 100.000 dólares. 

AUTOPLAY
Hipopótamos de Doradal (Antioquia)Hipopótamos de Doradal (Antioquia).
Hipopótamos de Doradal

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Por: Heidi Tamayo Ortiz
18 de junio 2019 , 10:46 a.m.

Exóticos y bellos a la vista, los casi 50 hipopótamos que habitan en Doradal, corregimiento del Magdalena Medio antioqueño, se han convertido en parte de la identidad de los habitantes y en una de las razones por las cuales crece el turismo. Sin embargo, estos imponentes animales representan en realidad un alto riesgo para las personas y un problema para la fauna y la flora de la zona.

Esta manada de hipopótamos, la única libre que existe en lugares fuera de África, se ha dispersado por distintas lagunas de la zona y se ha convertido en una especie dominante, por lo cual los daños ambientales pueden ser incalculables.

Edilson Cárdenas, coordinador técnico del proyecto de manejo de hipopótamos, explicó que algunas especies propias de la zona como chigüiros, babillas, patos y tortugas se han desplazado de los humedales y las áreas que eran sus hábitats, por culpa de la presencia de estos gigantes con los que no son capaces de convivir.

En una zona como el Magdalena Medio antioqueño, esta población de hipopótamos tenderá a seguir creciendo, muestra de ello es que su presencia se duplicó en una sola década, a lo que se suma que su expectativa de vida es hasta de 50 años.

Se ha conocido de algunas muertes de estos animales causadas por el mismo macho alfa, que se cree es uno de los tres originales, es decir, los que Pablo Escobar mandó traer desde un zoológico de Estados Unidos hacia la que era una de sus más preciadas propiedades: la hacienda Nápoles.

Otros también han sido desplazados por este jefe de la manada y se han ido a distintas lagunas e, incluso, aunque pocos, por el río Magdalena, lo que representa mayores riesgos para las comunidades ribereñas y más dificultades para controlarlos.

Hipopótamos de Doradal

En Doradal se estima que hay 50 hipopótamos libres.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Hasta el momento, no se conoce de ataques a personas, pero estos animales sí han causado daños en ganado, estanques de peces y cercos de algunas fincas, aunque tampoco es una situación frecuente.

Esta realidad mantiene viva la preocupación de los expertos. Hace tres años, bajo el liderazgo de la autoridad ambiental Cornare, se ha fortalecido el trabajo para evitar que sigan deambulando libremente por los predios de las fincas vecinas e, incluso, por las zonas urbanas.

Una estrategia fue cercar con rocas donadas por las canteras de la región, lo que ha sido más efectivo que los alambrados de púas, explicó David Echeverri, biólogo de la entidad.

Hipopótamos de Doradal

Este es el corral que se fabricó para encerrar a los animales cuando son capturados, atraídos con comida.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

También hay algunos cercos de púas que se mantienen para evitar que el ganado cruce hacia las áreas donde habitan los hipopótamos y se han cerrado 16 de los 20 lugares de acceso que estos tenían al casco urbano, situación que representa uno de los mayores riesgos para la comunidad.

Tras una década de ensayos y aprendizajes sobre esta especie de la que poco conocimiento se tiene en esta parte del mundo, hace tres años, el proyecto para atender esta problemática ha avanzado, pero quedan muchos retos. Actualmente, hay una zona de manejo de hipopótamos, en la que se construyeron corrales, con madera producto de decomisos, para encerrarlos luego de capturarlos.

Este proceso ha sido fallido en varias ocasiones, pues la captura con dardos sedantes es tediosa, peligrosa e infructuosa. Además, los animales siempre lograban destruir los corrales en su intento por salir de ellos.

Sin embargo, el último ensayo fue exitoso: descubrieron que si ponían lonas negras alrededor del corral y tapaban la visión de la especie, esta se queda tranquila al interior. Allí llegan tras ser atraídos con comida.

Quieren frenar la reproducción

Además, están adecuando una zona para que los hipopótamos entren en cuarentena una vez sean capturados. El fin es doble. Por un lado, buscan poderlos sedar una vez estén allí para hacerles exámenes médicos y tener la posibilidad de someterlos a cirugías externas y procesos de esterilización o planificación.

Para esterilizar ya tienen veterinarios de la misma entidad preparados para hacer el procedimiento sin tener que recurrir a otras instituciones, en vista de los elevadísimos costos. Por ejemplo, capturar y esterilizar el primero costó 80 millones de pesos, el segundo 40 millones de pesos y otros dos, 50 millones de pesos. Todos los esterilizados han sido machos, explicó Echeverri.

Asimismo, está en estudio un medicamento que sería entregado por una universidad de Estados Unidos para probarlo en los hipopótamos del Magdalena Medio y que funcionaría como un anticonceptivo.

Esto solo lo podemos hacer pagando mano de obra y gestión con otros países, tenemos intereses en Uruguay, México, Perú y Ecuador, pero a nivel de costos de traslado no hemos podido

Por otro lado, las capturas y la zona de cuarentena también son necesarias para poner en marcha uno de los proyectos más ambiciosos: sacarlos del país o moverlos a otras zonas de Colombia, donde haya hábitats controlados. Hasta el momento, solo cuatro individuos han sido enviados a parques y zoológicos colombianos, pero no se ha podido sacar ninguno al exterior.

“Esto solo lo podemos hacer pagando mano de obra y gestión con otros países, tenemos intereses en Uruguay, México, Perú y Ecuador, pero a nivel de costos de traslado no hemos podido”, indicó el biólogo.

Añadió que han hecho solicitudes con aerolíneas colombianas reconocidas, pero que las cotizaciones llegan incluso a los 100.000 dólares por el traslado de un solo hipopótamo, un precio que no pueden costear.

Con Ecuador ya tenían diálogos avanzados para llevar algunos a dos zoológicos interesados, pero el trámite se frenó por políticas del gobierno de ese país. Por ello, Cornare adelanta conversaciones con la Embajada y con el Ministerio del Medio Ambiente para que ayuden en la gestión de este traslado.

Hipopótamos de Doradal

En Doradal, las autoridades mantienen campañas con la comunidad para que sean precavidos ante presencia de hipopótamos. 

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Entre tanto, para poder ejecutar las acciones de control de la reproducción, necesitan un lugar adecuado, por lo cual le solicitaron a una empresa petrolera que les donara tuberías de perforación desechadas para adecuar en la zona de manejo.

Mientras avanzan estos planes, también están en revisión los resultados de tres estudios que Cornare realizó con apoyo de universidades como la de Antioquia, la Nacional, la Javeriana, la UPTC de Tunja y dos estadounidenses.

Uno de ellos está enfocado en cómo la población de hipopótamos está afectando los cuerpos de agua en los que hacen sus necesidades fisiológicas o en los que entran y salen con frecuencia, removiendo los sedimentos. Dos más están relacionados con la posible distribución en el territorio que va a tener la acelerada reproducción de estos animales.

Se mantiene el trabajo con las comunidades para que sigan entendiendo que están en riesgo y que deben ser cautelosas ante la presencia de los hipopótamos, pues para ellos, animales territoriales, Doradal es su hábitat natural.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Enviada especial a Puerto Triunfo

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.