Secciones
Síguenos en:
Palmitas, la única zona de Medellín que ha estado libre de covid-19
Palmitas

A Palmitas no ha llegado el covid-19, incluso no hay homicidios.

Foto:

Jaiver Nieto

Palmitas, la única zona de Medellín que ha estado libre de covid-19

FOTO:

Jaiver Nieto

Desde que arrancaron los casos, ha sido el único territorio libre. Su vocación rural le ha ayudado.

A las verdes montañas, hurgadas y cultivadas diariamente por labriegos campesinos del corregimiento de San Sebastián de Palmitas, el covid-19 no ha llegado y se ha convertido en el único territorio de Medellín libre de este virus, incluso en la época del pico de contagios.

Para Johana Bedoya, edilesa de este territorio, esto no es sorpresa, pues la lejanía que tiene el lugar con la zona urbana de la capital antioqueña ha sido, curiosamente, una ventaja frente al coronavirus. 

(Le puede interesar: Covid-19: qué conoce la ciencia y qué no después de más de siete meses)

“Los campesinos le tenemos miedo al contagio de una enfermedad que le causa temor a todo el mundo. Desde la Gerencia de Corregimientos, y desde el Municipio nos han inculcado la autoprotección, junto con la ayuda de la corregidora y la JAL (Junta Administradora Local)”, destaca Bedoya, quien además trabaja con Bienestar Familiar y lidera un colectivo de mujeres conformado por 90 integrantes.

Palmitas, como muchos llaman a este corregimiento cotidianamente, está rodeado del covid-19. Ubicado en el extremo noroccidental de la ciudad, limita al norte al municipio de San Jerónimo, por el oriente con el municipio de Bello y el corregimiento de San Cristóbal, por el sur comparte frontera con el corregimiento de San Antonio de Prado y el municipio de Heliconia y por el occidente con el municipio de Ebéjico. Todos esos vecinos tienen casos registrados y activos.

Al parecer la suerte o la prevención de la mayoría de sus 9.000 habitantes es otra. Muchos de ellos son campesinos que se dedican a cultivar café, caña, plátano y frutas o trabajan en la construcción de la Autopista al Mar 1 que avanza en la zona. “Es el corregimiento más rural que tiene Medellín y muchos de sus pobladores todavía trabajan y viven allá, así es que se movilizan poco a la ciudad (a la zona urbana)”, comenta Cristian Camilo Sánchez, gerente de Corregimientos.

(También puede leer: Medellín acelerará su reapertura económica a partir de septiembre)

Corregimiento

Palmitas parece un pueblo antioqueño. Tiene pocos visitantes.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Sánchez explica también que esa lejanía y la austeridad en grandes infraestructuras permite, además, que no haya grandes aglomeraciones, incluso en su pequeña centralidad donde sobresale su parroquia San Sebastián.

“Es un corregimiento con un hospital (en realidad un centro de salud), no tiene zonas bancarias, las dinámicas económicas no son tan movidas, los supermercados son pequeños, no tiene almacenes de cadena grandes, no tiene centros comerciales, solo hay una iglesia, las veredas son distantes y para movilizarse de una vereda a otra se requiere tener transporte”, comenta.

La vida allí es tan tranquila que incluso es la zona con menos asesinatos de Medellín. De hecho, en lo que va de 2020 no han ocurrido homicidios.Por las veredas Urquitá, La Sucia, Potrera – Miserenga, Palmitas Sector Central, La Aldea, Volcana – Guayabal, La Frisola, y La Suiza se camina a pie o en el teleférico que pasa por algunas de ellas o en el bus de Rápido San Cristóbal que pasa 12 veces al día y que llega hasta cerca del centro comercial La Cascada, ubicado en el centro de la ciudad, famoso por sus productos eléctricos y electrónicos. Pero ese bus no siempre está lleno.

(Le sugerimos leer: Lo que debe saber si quiere ser voluntario de la vacuna de covid)

Teleférico

Este teleférico comunica algunas veredas de este corregimiento.

Foto:

Jaiver Nieto

Palmitas no es precisamente turístico como Santa Elena o muy poblado como San Antonio, San Cristóbal o Altavista que son los otros corregimientos medellinenses. Muchos citadinos, incluso, no se han adentrado en su centralidad o en las veredas y solo las ven desde lejos cuando van de paseo o de trabajo hacia algún municipio del Occidente antioqueño como San Jerónimo o Santa Fe de Antioquia, o incluso al Urabá antioqueño.

Sus visitantes ‘foráneos’ más asiduos son los trabajadores del centro de salud de Metrosalud, que presta sus servicios de lunes a viernes de 7:00 de la mañana a 4:00 de la tarde y los domingos de 7:00 de la mañana a 3:00 de la tarde.

Allí hay un médico y hay otros profesionales de enfermería, odontología (un odontólogo y su auxiliar), como lo cuenta Martha Cecilia Castrillón, gerente de Metrosalud, entidad que maneja ese centro médico tanto en Palmitas como en las otras 51 sedes que hay en Medellín.

Los funcionarios que tienen un riesgo por tener comorbilidades no están yendo físicamente a estos lugares, lo que ha contribuido también a que baje la probabilidad de contagios. “Algunos puede ir a la unidad hospitalaria a hacer una trabajo administrativo sin entrar en contacto con los ciudadanos en las áreas asistenciales”, precisa.

Además de apoyar en campañas de prevención, en esos centros de salud, incluido Palmitas, se busca atender desde la distancia: “queremos lograr que la gente se quedara en la casa y que tiene comorbilidades, atenderlos desde la virtualidad, monitorearlos y hacerles llegar sus medicamentos para que no sea por nosotros que haya contagio y hay gente que la hemos visitado en la casa, en el territorio estamos haciendo un trabajo articulado con los líderes”, comenta Castrillón.

(Lea: El 1º de septiembre termina cuarentena y empieza aislamiento selectivo)

Centralidad

Esta es la centralidad del corregimiento.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Como ya lo había mencionado Johana Beboya, desde la Gerencia de Corregimientos y desde la Alcaldía de Medellín buscan que este territorio rural medellinense siga blindado frente al covid-19.

De acuerdo con Natalia López Delgado, subsecretaria de Salud Pública de la Alcaldía, en este territorio se han estado haciendo pruebas a las personas que presenten síntomas relacionados al coronavirus.

“Allí tenemos Equipos Territoriales de Atención Familiar (Etafi) de nuestra estrategia Medellín Me Cuida Salud, entonces contamos con personal interdisciplinario, un equipo muy variado y altamente calificado que está dispuesto para atender todas las necesidades en salud de la población del corregimiento. Este equipo seguirá con acciones de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, estará acompañando a la comunidad con acciones educativas y están atentos a confiar si existen personas que requieran atención”, explica López.

Estas acciones seguirán indefinidamente, incluso con la anunciada reapertura económica en el Valle de Aburrá desde este 31 de agosto. Mientras tanto, los campesinos y demás habitantes de este corregimiento de San Sebastián de Palmitas esperan seguir con sus vidas en el campo, tranquilos y libres de covid-19.

DAVID ANDRÉS CALLE ATEHORTÚA
EL TIEMPO
EN Twitter: @davidcalle1

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.