Secciones
Síguenos en:
Consorcio CCC Ituango critica a EPM ante anuncio de demanda
Así se ve Hidroituango por dentro, tras más de un año de la emergencia

Los trabajos de Hidroituango se vieron interrumpidos el 28 de abril de 2018, cuando colapsó un túnel de desviación de agua.

Foto:

Archivo CEET

Consorcio CCC Ituango critica a EPM ante anuncio de demanda

FOTO:

Archivo CEET

Los constructores pidieron a la empresa reversar su decisión de iniciar una conciliación prejudicial

El consorcio constructor CCC Ituango, que desde 2012 fue seleccionado para construir la represa de Hidroituango, rompió su silencio el pasado viernes 14 de agosto y cuestionó a las Empresas Públicas de Medellín (EPM) ante su anuncio de emprender acciones legales y buscar una indemnización de 9,9 billones de pesos por los problemas que arrastra el proyecto desde hace dos años y tres meses.

El pronunciamiento se produjo a través de una carta firmada por los líderes de Conconcreto, Conisa Ramón H y Camargo Correa, en donde comenzaron señalando su “extrañeza” ante la solicitud de conciliación que EPM presentó ante la Procuraduría para iniciar el proceso legal contra ellos.

“Esta convocatoria, al igual que las imputaciones de responsabilidad que ustedes hacen en contra del Consorcio resultan inusitadas, por decirlo lo menos, y contradicen la conducta de EPM observada hasta ahora con respecto al contrato”, plantea la carta.

(Le recomendamos: Nueva junta de EPM 'no será del Grupo Antioqueño': Alcalde de Medellín)

Según argumentan los constructores, sus esfuerzos por subsanar los líos de ingeniería, que aparecieron desde el taponamiento de la Galería Auxiliar de Desviación (GAD) el pasado 28 de abril de 2018, y su determinación a culminar el proyecto daría cuenta de su “capacidad de ejecución” y el “riguroso cumplimento” de las obligaciones adquiridas en el contrato.

“(…) han existido expresiones claras de reconocimiento a la labor realizada por el Consorcio CCC Ituango, labores que, dicho sea de paso, impidieron que se materializara la destrucción de la presa y el proyecto, evitando lo que hubiese sido la peor catástrofe en la historia del país”, agrega el documento.

Hidroituango

Así se veía desde el aire uno de los derrumbes que taponaron la Galería Auxiliar de Desviación hace dos años.

Foto:

Juan David Ramírez / EL TIEMPO

Aparte de advertir los graves impactos financieros que representaría para esas empresas asumir la robusta indemnización exigida por EPM, hacia el final de la carta los ejecutivos plantean su desacuerdo en que la responsabilidad de lo ocurrido les sea endilgada a ellos, argumentando que una cosa eran los diseños y otra la ejecución.

Cabe recordar que el pasado 28 de febrero de 2019 la firma consultora Skava publicó un informe de causa raíz en donde encontró que la GAD (un tercer túnel de desviación de agua que se construyó para corregir el retraso que llevaba el proyecto) había colapsado luego de que el agua erosionara progresivamente su superficie.

Bajo la interpretación de los constructores, este informe descartaría “de plano” que la responsabilidad recayera sobre ellos, tal como puede leerse en las páginas de su pronunciamiento.

“(…) no podemos aceptar que se nos endilgue la supuesta responsabilidad, no fundada en la calidad de las obras a nosotros encomendadas, sino por una supuesta falta consistente en no advertirle a EPM sobre unos presuntos errores de diseño, pues, en consonancia con lo anterior, debe destacarse que el informe de Skava que soporta su solicitud de conciliación prejudicial, descarta de plano las hipótesis que podrían recaer sobre nuestras obligaciones contractuales como constructores, relacionadas con asuntos tales como la calidad del soporte instalado, los concretos, etc”, plantea la carta.

No podemos aceptar que se nos endilgue la supuesta responsabilidad

(Lea también: ¿Qué pasará en Hidroituango tras renuncia de la junta directiva?)

En contraste, tal como reveló la Alcaldía de Medellín el pasado lunes 10 de agosto en un comunicado, la nueva interpretación de EPM es que ese mismo informe, sumado a otros análisis aún no conocidos hechos por “expertos de la Empresa”, daría cuenta de que el Consorcio CCCI, el consorcio diseñador (compuesto por las firmas Integral y Solingral S.A) y el consorcio interventor Ingetec-Sedic habían tenido conocimiento de varios “problemas” durante el desarrollo de los trabajos y habían realizado “recomendaciones, decisiones y acciones” que condujeron al colapso de la GAD.

Al final de su carta el Consoricio CCCI hace un llamado a EPM para que “reconsidere su decisión inicial” y “retire” sus pretensiones.

MEDELLÍN.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.