Secciones
Síguenos en:
Con 'app' mitigarán riesgo de sismos en 3.000 escuelas de Antioquia
Proyecto Escuelas Rurales Seguras

Ricardo Bonnet, profesor de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Medellín, líder del proyecto Escuelas Rurales Seguras.

Foto:

Jaiver Nieto

Con 'app' mitigarán riesgo de sismos en 3.000 escuelas de Antioquia

Docentes paisas desarrollarán una aplicación móvil y luego intervendrán una escuela.

En Medellín, docentes paisas le vienen trabajando a la forma cómo lograrán monitorear unas 3.000 escuelas rurales de Antioquia, para prevenir riesgos de sismos, inundaciones, deslizamientos de tierra y otras amenazas.

Escuelas Rurales Seguras es el nombre del proyecto investigativo, que tiene como objetivo el desarrollo de una aplicación móvil y un catálogo digital de evaluación multiamenaza, además de medidas innovadoras de mitigación y reducción del riesgo geológico, sísmico y estructural en una escuela, que será el piloto para Antioquia, con la que se espera replicar en las demás.

La investigación tiene como propósito usar un aplicativo móvil para recopilar información en los centros educativos rurales de la región, sin visitarlas, por lo que será el personal del colegio el que recopile los datos a través de una metodología de evaluación rápida del riesgo multiamenaza.

Precisamente sobre este último término, Ricardo León Bonnet Díaz, profesor titular de la Facultad de Ingeniería de Universidad de Medellín y quien dirige esta investigación, apuntó que se trata de que estos centros educativos están expuestos a diferentes riesgos y todos deben ser incluidos en el diagnóstico.

(Le puede interesar: Antioquia, en alerta por ola invernal de los últimos días)

“Vamos a considerar no solamente el sismo, sino otros factores tales como el riesgo que está asociado a amenazas geológicas o geotécnicas, por ejemplo un deslizamiento de tierra, un movimiento en masa, un problema de asentamiento, hay otra amenaza que puede ser detonada por lluvia, que afecta muchísimo a los techos de las escuelas rurales y que vemos cada vez que hay ola de invierno”, explicó Bonnet.

Vamos a considerar no solamente el sismo, sino otros factores tales como el riesgo que está asociado a amenazas geológicas o geotécnicas

En cuanto a las fases de esta investigación, la primera es hacer un levantamiento de la información en todo Antioquia con el aplicativo, a través de dispositivos celulares, que va a funcionar sin conectividad a internet y que luego para enviar la información, requerirá de conexión.

Con ello, se buscará construir un catálogo de estos centros educativos rurales para hacer una clasificación de acuerdo con sus tipologías constructivas y sus experiencias de desastres para de esta forma poder aplicar estrategias para la mitigación de riesgos.

(También lea: Video: la emotiva despedida a Edwin Caro, policía asesinado en Bogotá)

Para hacer pruebas de campo y calibrar la información y la metodología del aplicativo se definirán 12 casos de estudio de escuelas, una de las cuales se seleccionará según el grado de criticidad de los daños y fenómenos geológicos, y se diseñará y ejecutará un plan de intervención para reducir el riesgo.

Proyecto Escuelas Rurales Seguras

Ricardo Bonnet, profesor de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Medellín, líder del proyecto Escuelas Rurales Seguras.

Foto:

Jaiver Nieto

“Esa escuela será un piloto que le haremos una intervención donde le haremos un plan de gestión del riesgo completo, haremos una intervención estructural geotécnica y geológica para prevenir el riesgo, y haremos un registro de este caso. Esperamos que ese sea el piloto que se pueda replicar en las escuelas que tengan la misma tipología”, detalló Bonnet.

Escuelas Seguras Rurales se desarrollará entre el 2021 y 2022, motivo por el se espera llegar a la mayor cantidad de escuelas posibles. En la base de datos de los investigadores hay unas 3.000, pero “en el peor de los casos esperamos tener el 70 por ciento mapeadas, por lo menos las que estén en zonas de alto riesgo, que serán mucho menos de 1.500 mapeadas”.

Zonas de alto riesgo

Jaime Enrique Gómez Zapata, director general del Dagran manifestó en conversación con EL TIEMPO que el punto de partida es la caracterización sísmica del departamento, el mapa sísmico, que ya evidenció cuáles son las zonas más vulnerables del departamento y fue realizado por el Servicio Geológico Colombiano.

En cuanto a los otros riesgos que no son sismos, señaló que la información deberá ser levantada a través de visitas de campo, que serán en compañía de personal de la Secretaría de Educación, el Dagran y las universidades que hacen parte de esta investigación, para evaluar las condiciones.

(Le recomendamos leer: Todo listo para montar las dos primeras turbinas de Hidroituango)

“También mirar las diferentes tipologías constructivas que se tienen, porque muchas veces en algunos sectores muy alejados, las escuelas pueden ser en madera, pueden ser estructuras de un piso, otras de dos, entonces es como definir unos criterios para estandarizar y con esto poder hacer las intervenciones y la evaluación del riesgo en estas escuelas”, explicó Gómez Zapata.

Agregó que otro aspecto que se evaluará será el de determinar la cantidad de la población que se puede ver en riesgo, porque hacer una intervención en una escuela que tiene 15 o 20 estudiantes, no es lo mismo que aplicarlo en una que tenga 200 o 300 estudiantes.

A ello se suma que las escuelas son puntos de atención cuando ocurre una catástrofe en un municipio, por lo que estas deben estar en buenas condiciones.

“Tenemos unas zonas ya identificadas, que es en Urabá, toda la zona de Frontino, Jericó, todo el Suroeste, donde vemos que hay una amenaza muy latente y de hecho históricamente ha habido fenómenos naturales”,
subrayó el docente.

De acuerdo con la Secretaría de Educación de Antioquia, de 4.303 escuelas que tiene del departamento, 3.896 son rurales y tan solo 407 son urbanas. A su vez, 506.227 estudiantes matriculados en el departamento a marzo de este año, 202.114 pertenecen a sedes rurales públicas.

A finales de este mes comenzarán las visitas, por lo que se desplazarán a la zona de Jericó, Frontino o Cañasgordas para hacer una prueba piloto de la aplicación. La investigación es liderada por la Universidad de Medellín, tras ser la ganadora de la convocatoria de la alianza de universidades G8+1, por lo que se trabaja en alianza con las universidades EIA, Universidad Nacional de Colombia (sede Medellín) y la Universidad de Canterbury (Nueva Zelanda).

MELISSA ÁLVAREZ CORREA
Corresponsal de EL TIEMPO
@Melissalvarez3

Más noticias de Colombia

- 'No era una bobada, era la vida de mi abuelita': denuncia sobre vacuna

Deslizamiento en Siloé, Cali, causó la muerte de madre e hija

Joven que fue retenido, sin noticias de sus siete amigos

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.