Secciones
Síguenos en:
Jorge Robledo, primer colegio de Medellín sin bebidas azucaradas
Colegio Jorge Robledo

Uno de los objetivos es que los estudiantes tengan una dieta balanceada.

Foto:

Guillermo Ossa / Archivo EL TIEMPO

Jorge Robledo, primer colegio de Medellín sin bebidas azucaradas

El plan de las directivas es eliminar, a mitad de año, todos los productos procesados.

Los refrigeradores y dispensadores de gaseosas, juegos artificiales y otras bebidas con altos niveles de azúcar fueron sustituidos por procesadores de jugos naturales, en la cafetería escolar del Instituto Jorge Robledo de Medellín, un colegio privado ubicado al occidente de la ciudad.

Desde enero de este año, los aproximadamente 1.000 estudiantes empezaron a notar que en vez de gaseosas, té y jugos de caja les vendían batidos naturales, jugos de frutas, malta y agua. Al principio, se resistieron un poco pero con el paso de los días se fueron acostumbrando, explicó el rector Federico García, quien añadió que el plan es eliminar los snacks y todos los alimentos procesados, con colorantes y conservantes de la tienda escolar, a mediados de este año.

Esta iniciativa, que se concreta como la primera de Medellín en una institución educativa, nació por la necesidad de brindarles a los estudiantes las posibilidades de tener una nutrición más adecuada durante el tiempo que pasen en el colegio. 

"Cuando nuestros muchachos iban a actividades de inmersión en otros países, se dieron cuenta de que, por ejemplo, en Canadá hay colegios que tienen restringida la venta de paquetes de mecato y bebidas azucaradas. Miramos la legislación colombiana para comprobar si podíamos implementar la medida", explicó el rector. 

De acuerdo con el directivo no encontraron que con su medida violen de alguna forma las leyes, por ello, sacaron adelante el proyecto.

Miramos la legislación colombiana para comprobar si podíamos implementar la medida

La decisión les significa sacrificar el margen de ganancias que deja la venta de las bebidas azucaradas. Sin embargo, el precio de las nuevas bebidas no puede ser superior al que los estudiantes pagaban antes por una gaseosa.

Esta estrategia se basa en la salud de los estudiantes, ante el notable aumento del sobrepeso y la obesidad en la población infantil actualmente. En el colegio notaron que en promedio un alumno podía consumir hasta dos gaseosas al día y que muchos estudiantes cambiaron las actividades físicas en los descansos por conversaciones o el celular.

Jorge Robledo

La estrategia se basa en la salud de los estudiantes, ante el notable aumento del sobrepeso y la obesidad en la población infantil actualmente.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

"El problema no es estético, la obesidad trae luego enfermedades como diabetes y problemas arteriales. Por ello, queremos formar a los estudiantes en buenos hábitos alimenticios, eliminar todos los productos que vienen de la calle, cero colorantes, cero conservantes, para que los muchachos tengan una dieta más balanceada y se replique en la sociedad", añadió García.

Para María Elena Alzate, nutricionista y dietista de la Secretaría de Salud de Medellín, la iniciativa es muy importante para la ciudad, en tanto que se constituye como una forma de generar entornos protectores para los estudiantes, con una nutrición sana por medio de la eliminación de alimentos altamente azucarados en los colegios.

De hecho, el sobrepeso y la obesidad son problemáticas que preocupa a las autoridades de salud. A finales del año pasado, expertos llamaron la atención porque en Medellín el 51,5 por ciento de la población adulta tiene exceso de peso.

De ese porcentaje, el 32,9 por ciento corresponde a sobrepeso y el 18,6 por ciento, a obesidad.
Así lo determinó el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Municipio de Medellín 2016-2028.

El mismo informe también estableció que en la ciudad, el 15,6 por ciento de personas de los 5 a los 17 años tiene sobrepeso y el 5,6 por ciento, obesidad. Asimismo, el 15,7 por ciento de niños menores de 5 años tiene sobrepeso y el 5,6 por ciento, obesidad.

En el caso de Antioquia las cifras no son muy diferentes. Un estudio de la gobernación y la Facultad Nacional de Salud Pública de la Universidad de Antioquia, entre 2014 y 2015, determinó que el 22,9 por ciento de niños y adolescentes de 5 a 17 años tiene sobrepeso y el 6,7 por ciento, obesidad. En niños de 0 a 4 años, el sobrepeso corresponde al 11,5 por ciento y la obesidad, al 7,1 por ciento.

En la actualidad, Medellín tiene un convenio con la Fundación Bloomberg, para desarrollar la estrategia ‘Tiendas escolares saludables’. La idea es formar una red de entidades que se preocupen por la salud de los niños y adolescentes.

MEDELLÍN

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.