Casai: el sabor de Medellín que busca una proyección internacional

Casai: el sabor de Medellín que busca una proyección internacional

Innovación y solidaridad son los alicientes que cada día tiene esta empresa de cereales.

Casai

La naciente empresa espera en 10 años ser referente de nutrición, con productos colombianos a la altura del mercado internacional.

Foto:

Guillermo Zuluaga

Por: Guillermo Zuluaga
05 de noviembre 2018 , 09:00 a.m.

-¿Un cereal hecho de ñame, quinua, café, cacao y, totalmente, hecho en Medellín?
-La verdad sí -contesta seguro Esteban Garzón, gerente de Casai, empresa de alimentos que en octubre pasado llegó a su primer año y ya rinde sustanciosos resultados-.

Casai es una marca que nació para recobrar la confianza en la nutrición saludable: la oportunidad de llevar un desayuno sin azúcar, sin sodio, sin procesos químicos, con base en materia prima muy de la región y con un alto componente de innovación.
La historia de Casai comenzó a cocinarse en el 2017 cuando Garzón y unos amigos llegaron como asesores y terminaron viendo una posibilidad de emprendimiento.

-Veníamos a una asesoría y terminamos adquiriendo la empresa que producía cereales tradicionales, con azúcar, para consumo masivo. Entonces, renovamos esos procesos, la maquinaria y de ahí nació Casai.

La demanda de cereales en Colombia es atendida por multinacionales que manejan el mercado, con productos que contienen sodio o azúcar, producidos en el extranjero.
En esa debilidad, Casai vio la oportunidad de responder a una necesidad de la gente que gusta del cereal, pero sin opciones saludables.

Casai

Casai arrancó con tres personas y en un año de funcionamiento ya cuenta con 12 empleados en nómina.

Foto:

Guillermo Zuluaga

Estando tan de moda lo relacionado con el mundo fitness surgió entonces la inquietud de por qué esas grandes empresas no lo hicieron. Garzón lo tiene muy claro:

-El 75 por ciento de cereal en el mundo es de trigo y toda la maquinaria está basada en cómo transformarlo. Pero nosotros llevamos dos años generando investigación, por lo que hicimos unas innovaciones en los procesos que nos permiten generar un cereal diferente al trigo.

Sabor local

Casai se pronuncia en quechua. Aquel pueblo precolombino tenía como filosofía de vida la nutrición y esa nutrición era basada en granos.

En el dialecto quechua, vida traduce Kawsay y de este, como un homenaje a los ancestros, adaptaron la palabra que identifica la marca: Casai.

Pensado en ese Kawsay, en Casai ya tienen en el mercado cereales completamente sin azúcar y otros de baja densidad de nombre Thani (nombre Quechua que significa sano; que goza de buena salud) elaborado a base de ñame, quinua y Sacha Inchi.
Uno más, Cashi, (nombre también Quechua) elaborado a base de ñame, quinua, salvado de trigo y cacao, respectivamente: cereal sin sodio, ni grasas, ni azúcares añadidos que ha gozado de aprecio en el mercado.

-Nosotros logramos hacer un cereal con 10 meses de vencimiento, sin aportarle ningún proceso químico ni conservantes, que son a base de carbonatos de sodio.
Pero si lograr un cereal sin conservantes es una de las pruebas del éxito, lo es más saber que esta naciente empresa realiza una hojuela de café, pionera en Colombia.
-En la innovación e investigación nos centramos en productos en los que en el exterior nos conocen, como el café o el banano.

Nosotros logramos hacer un cereal con 10 meses de vencimiento, sin aportarle ningún proceso químico ni conservantes, que son a base de carbonatos de sodio

La hojuela es con café producido en Ciudad Bolívar, Suroeste antioqueño. Allí producen uno de muy buena calidad, de exportación, y Casai lo compran directamente.

La firma busca también proveedores en la periferia de Medellín, donde se produce café, y que esperan poder incluirlo en sus procesos y productos.
Ahora el reto será entonces reemplazar una taza de café por una de cereal.

Responsabilidad social

Hace un año Casai arrancó con tres personas y en un año ya hay 12 empleados en nómina. En términos matemáticos su planta de personal creció en un 400 por ciento.
Pero, lo que más enorgullece a sus socios es saber que son personas que fueron parte del conflicto armado.

Según explican, piensan que su responsabilidad con el país va más allá del pago de unos impuestos.

-Casai debe ser opción de nutrición saludable, con rentabilidad financiera, y aportar también en su responsabilidad social.

Desde octubre del 2017, cuando inició, hasta el pasado 15 de febrero, cuando tuvo su primera venta, Casai vivió penurias. Hoy, al cabo de 10 meses, ya colma estantes de supermercados de gran superficie y unas 250 tiendas en 36 ciudades del país.
Y es esa comercialización lo más complejo de la cadena debido al oligopolio de las multinacionales que distribuyen cereal. No obstante, cada mañana piensan en cómo no amilanarse ante esos grandes y convertirse en alternativa de nutrición.

De sobremesa

En Casai les alegra saber que cada mes logran nuevos clientes y vinculan un nuevo empleado. Adicional, muchas veces en las mañanas tocan a la puerta de la empresa personas que tienen rutas de distribución de alimentos en barrios de Medellín y pueblos de Antioquia quienes recogen el cereal, con lo cual de paso generan empleos indirectos.

De sobremesa a estos logros, les satisface contar que alguna parte de la producción la recibe una fundación, una o dos veces al mes, y lo reparte en colegios y barrios de la ciudad, donde unos 250 niños desayunan más nutritivamente.

GUILLERMO ZULUAGA
Para EL TIEMPO
Medellín

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.