Secciones
Síguenos en:
Crecimiento del mar amenaza la costa del Urabá
Erosión costera

El laboratorio estará en un lote de la alma mater, en Arboletes, y constará de 150 metros de ancho.

Foto:

Cortesía Gobernación de Antioquia

Crecimiento del mar amenaza la costa del Urabá

UdeA y Dagran impulsaron la creación de un laboratorio para prevenir la erosión costera.

“Tengo 23 años y siempre he vivido en Turbo. El mar es un lugar donde puedo descansar de los problemas, constantemente quiero entender lo que pasa con él y lo escucho porque tiene cosas para contarm”.

Así define Juan Guillermo Torres, estudiante de ingeniería oceanográfica, su relación con el mar.

En esos intentos de Torres por dialogar con el mar se cruzó con la erosión costera, problemática que ha afectado al Urabá antioqueño desde hace 50 años.

Según un informe de la Universidad de Antioquia, en las últimas cuatro décadas el mar se ha comido entre 50 y 100 metros de tierra de la línea costera de municipios como Necoclí, San Juan de Urabá y Turbo.

(Le recomendamos leer: En comuna de Medellín aumentaron casos de reclutamiento de menores)

Las proyecciones indican que para el 2059 las playas de estos municipios retrocederán otros 155 metros.

Jaime Enrique Gómez, director del Departamento Administrativo de la Gestión del Riesgo en Antioquia (Dagran), señala que esta erosión se presenta también en las costas de Córdoba y Sucre.

La erosión costera es un fenómeno que produce el retroceso de las playas debido a la fuerza con la que entra el mar.

Según Vladimir Toro, profesor de la U. de A. y líder del Programa Integral para el Monitoreo y Mitigación de la Erosión Costera en el Litoral Antioqueño (Pimecla), este proceso es generado por razones naturales y humanas que lo han acelerado.

Entre las causas naturales se encuentra el aumento del nivel del mar y la fuerza del oleaje.

Mientras que a las razones humanas se les atribuye el calentamiento global, la extracción de arena de la playa para la construcción y el uso intensivo de aguas para la industria, que ocasiona que los ríos no tengan la fuerza para llevar su arena al mar.
También, indica el profesor Toro, está la construcción de espolones. Y es que el espolón resultó ser más grave que la enfermedad.

(También lea: En nuevo lío en que se metió 'La Liendra' con un lujoso carro)

Estas obras son las más utilizadas en el caribe colombiano para reducir los impactos de la marea, porque capturan las arenas que vienen de los ríos y así se empiezan a restablecer las playas.

Sin embargo, al otro lado de estas estructuras se erosiona más fácil la playa porque estos sedimentos no alcanzan a llegar.

La erosión costera ha generado la pérdida de playas y de viviendas que estaban cerca al mar

Torres expresa que en Necoclí y Arboletes la comunidad desarrolló la mayoría de estas obras con la intención de que el terreno no cediera, pero que hubo falta de criterio técnico para construirlas.

Hasta ahora el Dagran informa que la erosión costera ha generado la pérdida de playas y de viviendas que estaban cerca al mar.

Esta circunstancia ha ocasionando así el desplazamiento de algunas comunidades costeras.

Estas pérdidas representan un retroceso en la economía de la región. Es así como la reducción de las playas es proporcional a la disminución de turistas.

El profesor Toro advierte que se puede presentar la colonización de aguas saladas a acuíferos de agua dulce que hay sobre el continente y agrega que esto “genera problemas en la vegetación nativa porque está acostumbrada al agua dulce”.

¿Hay soluciones?

Hace dos años, cuenta Torres, la comunidad de Arboletes sintió que fue escuchada porque llegó una solución que esperaban hace mucho tiempo.

Se refiere a las acciones de mitigación que realizó la Universidad de Antioquia en las inmediaciones del volcán de lodo para prevenir la erosión costera y así evitar una posible desaparición de este patrimonio de los antioqueños.

(Lea, además: Los dos pueblos colombianos que se han salvado del coronavirus)

Esto permitió que la U. de A.,en conjunto con el Dagran, crearan el Pimecla.
Uno de los proyectos de este plan es la consolidación del primer laboratorio para el estudio de la erosión costera que pretende “diseñar, construir y proponer soluciones integrales e innovadoras” a este problema erosivo.

El terreno de este laboratorio se encuentra en Arboletes y consta de 150 metros de ancho. En dicho espacio ya se hacen experimentaciones.

“A futuro podremos establecer soluciones temporales como la instalación de manglares sintéticos u otro tipo de vegetación marina que disminuya la energía del oleaje. La idea es que en el Laboratorio se hagan estos ensayos para, posteriormente, replicarlos en los territorios”, asegura el profesor Toro.

Por su parte, el director del Dagran, Jaime Enrique Gómez, dice que con este proyecto esperan conocer la dinámica del litoral y de los sedimentos costeros para tomar acciones.

El funcionario agrega que demostrarán que desde la bioingeniería y las soluciones ecosistémicas también se puede reducir el impacto de la erosión costera.

Por ahora, los investigadores harán un recorrido por los cuatro municipios costeros antioqueños.

A futuro podremos establecer soluciones temporales como la instalación de manglares sintéticos u otro tipo de vegetación marina

Ese recorrido servirá para evaluar las condiciones de las playas y definir cuáles son los sitios más críticos y, en compañía con las administraciones locales, trabajar temas de prevención.

Según el profesor Toro, el Laboratorio está a la espera de que el Ministerio de Ambiente desembolse algunos recursos para empezar a establecer las soluciones en los territorios.

No obstante, el estudiante Juan Torres insta a que el cuidado del mar empieza desde la montaña “porque lo que pasa allá nos afecta acá”. precisa.

¿Qué más será el Laboratorio?

Este centro de estudio pretende prestar a futuro servicios a empresas de soluciones costeras que quieran ir a terreno a hacer sus experimentaciones y mediciones.

También pretenden que desde allí se impulsen estudios de energías renovables oceánicas que se conviertan en soluciones energéticas a pequeñas comunidades.
Por último, el Laboratorio quiere aportar al desarrollo económico y académico de la región a través del impulso del turismo científico.

Como un dato curioso, los investigadores del Pimecla han contemplado, dentro de sus experimentaciones, el hundimiento de barcos como posible solución al problema de la erosión costera.

(Le recomendamos leer: Algunos sectores piden la renuncia del gobernador Aníbal Gaviria)

De acuerdo con los expertos consultados, el peso de esas embarcaciones obsoletas generaría la reducción de la energía del oleaje.La línea costera de Antioquia está estimada en 512,5 kilómetros, la misma que planean sea protegida.

Un riesgo para el atractivo turístico
Volcán de lodo Arboletes

Las fuertes lluvias de los últimos días ocasionaron que se vertiera hacia la playa el exceso de líquido presente en el volcán de lodo de Arboletes

Foto:

Cortesía Dapard

Arboletes es un municipio antiqoueño, localizado en la región de Urabá en límites con el Departamento de Córdoba. Su cabecera municipal está a orillas del mar Caribe, distante 472 kilómetros de Medellín. Tiene como fecha de fun dación el 20 de julio de 1920. De acuerdo con el censo del año pasado su población es de cerca de 46.000 habitantes.

Uno de los grandes atractivos de la localidad es el volcán de lodo, a 15 minutos de la cabecera municipal y a la orilla del mar. La densidad particular del lodo permite que la gente flote y nade en la superficie. Este lugar es visitado por turistas de todo el mundo y es reconocido, además, por sus bondades medicinales.

Este lugar es, precisamente, uno de los más afectados por la erosión costera. En mayo del año pasado aparecieron varias grietas en él y en junio hubo un desbordamiento de lodo.

El Dagran estuvo en el volcán, donde también se adelantan estudios en convenio con la U.de Antioquia para determinar cuáles son las posibles soluciones ante las afectaciones que ha tenido este atractivo turístico por la erosión costera y movimientos en masa.

JUAN PABLO PATIÑO
Para EL TIEMPO

Más noticias de Colombia

Alerta: el mar se está devorando seis pueblos del Pacífico colombiano

En pueblos ribereños del Magdalena, erosión preocupa más que el covid

Pueblos ribereños del Magdalena que podrían desaparecer por erosión

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.