Emergencia por Hidroituango alejó a los ciudadanos de las urnas

Emergencia por Hidroituango alejó a los ciudadanos de las urnas

En el municipio, que está en alerta roja, solo votó el 24,15 % del total de potenciales electores.

Elecciones en Valdivia

En el municipio se acercaron a las urnas 2.896 personas de las 11.987 habilitadas para votar.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

28 de mayo 2018 , 07:14 a.m.

Las mesas apiladas, enumeradas de la 1 a la 30, estaban dispuestas bajo carpas blancas en la calle Palmarito, una de las vías principales de Valdivia, municipio del norte de Antioquia que vivió las elecciones en medio de la alerta roja en su corregimiento Puerto Valdivia por una posible creciente del río Cauca, ante la contingencia que hay en el proyecto Hidroituango.

El calor fue protagonista durante la primera parte de la jornada. Desde las 8 de la mañana, minutos después de que se hiciera el acto de apertura, empezaron a ingresar habitantes para participar de las presidenciales. El lugar contó con la presencia del Ejército, la Policía, la administración municipal, delegados de la Defensoría del Pueblo y la Registraduría Nacional. Para garantizar el orden, solo se habilitaron una entrada y dos salidas, todas custodiadas por las autoridades.

En el lugar se ubicaron de manera independiente los dos puestos de votación, que tuvieron que ser instalados en vía pública en vista de que el coliseo y los colegios hacen las veces de albergues para las casi 3.000 personas evacuadas. De un lado estaban las 18 mesas de Valdivia y del otro, las 12 que trasladaron de Puerto Valdivia, el corregimiento en el que persiste la orden de evacuación preventiva. Otras dos mesas estuvieron localizadas en el corregimiento Raudal, que no está en zona de riesgo.

Elecciones en Valdivia

En el lugar se ubicaron de manera independiente los dos puestos de votación, que tuvieron que ser instalados en vía pública en vista de que el coliseo y los colegios hacen las veces de albergues.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

En total, en el municipio había 11.987 personas habilitadas para votar, de las cuales 6.889 estaban inscritas en Valdivia, 4.575 en Puerto Valdivia y 523 en Raudal. Sin embargo, pese a que la mayoría de habitantes están hoy en la cabecera municipal, la afluencia de electores no fue alta.

Según la Registraduría, en el municipio se acercaron a las urnas 2.896 personas, que equivalen al 24,15 por ciento del total de potenciales votantes.
A la situación se sumó un aguacero que empezó al mediodía y se mantuvo hasta el final de la jornada electoral.

En los albergues, algunas personas manifestaron que no votaron porque no tienen confianza en los políticos. Jorge Iván Peña, evacuado de Puerto Valdivia, dijo que no cree en las promesas de ningún candidato presidencial y que para él hoy es más relevante pensar en cómo recuperar la tienda naturista que dejó cerrada en el corregimiento y que lo tiene sin posibilidades de conseguir un sustento para su madre y su hijo.

“En este momento, lo más importante para mí es recuperar mi negocio. Ya me devolví para Puerto Valdivia, pese a la evacuación que hay”,
expresó.

Justamente, esta situación la explicaron varios jurados de votación, muchos de los cuales también son evacuados, al decir que la afluencia de votantes en el lado de Puerto Valdivia fue poca y que muchas personas ya se devolvieron para el corregimiento, pese a que se mantiene la orden de evacuación, por lo cual es más difícil que se acerquen a votar hasta la cabecera municipal.

Hay muchas personas que no quieren venir a votar porque se sienten desanimados

Claudia Calderón, docente de la Institución Educativa Marco A. Rojo sede Palomas, quien lleva 21 años trabajando en el corregimiento y en varias ocasiones ha sido jurado de votación, contó que durante el día fue poca la cantidad de personas que se acercaron a las mesas de Puerto Valdivia.

“Mi vivienda se vio afectada, yo estoy en autoalbergue y vine a cumplir mi labor. Históricamente, en las presidenciales las personas se animan a votar, pero en esta bajó la afluencia por la situación que se está viviendo”
, indicó.

Por su lado, Ana María Uribe, secretaria de Gobierno de Valdivia, dijo que no es cierto que muchas personas se hayan devuelto para el corregimiento evacuado, pero aclaró que el paso no está restringido. También aseguró que se dispuso de transporte para las personas de lugares más lejanos que quisieron ir a votar.

Elecciones en Valdivia

En total fueron 18 mesas para la cabecera municipal y 12 para Puerto Valdivia, que fueron trasladadas ante la evacuación que se mantiene en el corregimiento.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Uno de los evacuados que ejerció su derecho al voto fue Jhon Arley González, quien se está quedando en el coliseo con su esposa y su hijo. “Hay muchas personas que no quieren venir a votar porque se sienten desanimados. Yo vine a ver si se cambia de presidente, es importante que apoye más el campo porque muchos tenemos que vivir de cultivos ilícitos y queremos cambiar la forma de vivir”, dijo.

Lo mismo piensa María Rosmira Sepúlveda, quien se alberga en la Institución Educativa Evangelina Mejía. Ella tiene la esperanza de que haya un presidente que mejore aún más la educación, impulse programas para la tercera edad y las madres cabeza de hogar y diseñe proyectos de vivienda. El haber abandonado su hogar en Puerto Valdivia con sus cinco hijos no cambió su tradición de participar en todas las elecciones.

Hay muchas personas que no quieren venir a votar porque se sienten desanimados

Para Didier García, personero municipal, hubo desánimo en los albergues porque la gente ha perdido mucho la fe en la clase política y en esta situación de la alerta roja no han visto acompañamiento de la dirigencia política. “Ellos dicen que no tiene sentido venir a votar, no se han sentido muy respaldados, excepto por las autoridades locales, por eso, son reacios a ejercer su derecho al voto”, señaló el funcionario, quien añadió que en la jornada no se presentaron alteraciones del orden público ni denuncias por delitos electorales.

Sin importar los resultados de las elecciones del domingo, para los habitantes de Valdivia lo más importante es resolver la situación que viven. Los evacuados quieren acabar con la incertidumbre sobre el futuro de sus hogares y lamentan que los niños no estén estudiando, además de sufrir las incomodidades de vivir en un albergue, aun cuando se les brinden todas las condiciones para estar bien. Solo esperan que las autoridades levanten la alerta y puedan volver al sitio en el que están arraigados.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Enviada especial de EL TIEMPO
Valdivia

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.