Preocupa el aumento y el mal manejo de las basuras en Medellín

Preocupa el aumento y el mal manejo de las basuras en Medellín

Pese a estrategias para la gestión de residuos sólidos, el problema persiste. 

Basuras en Medellín

La ciudad, con la dinámica de crecimiento poblacional, influye en el aumento de residuos sólidos. Por esto, se busca cambiar la percepción de las personas frente al manejo de las basuras.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Por: Melissa Orozco Duque
28 de septiembre 2019 , 06:30 a.m.

Frente a la constante generación de residuos sólidos en la ciudad, el municipio se trazó como meta que para el 2030 el porcentaje de aprovechamiento sea del 70 por ciento.

La iniciativa está vinculada a los objetivos de desarrollo sostenible del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La meta nacional, de acuerdo con el Consejo Nacional de Política Económica y Social de Colombia, propone una tasa de reciclaje del 17,9 por ciento.

Y es que el aumento de residuos sólidos en Medellín ha prendido las alarmas de las autoridades, las organizaciones prestadoras del servicio público de aseo domiciliario y las cooperativas de reciclaje.

El último informe de Calidad de Vida de Medellín Cómo Vamos estableció que desde el 2015 la producción diaria de basura se incrementó en cada habitante al pasar de 0,66 kilógramos a 0,70 el año pasado.

“La ciudad con la dinámica que tiene de crecimiento poblacional influye en el aumento de residuos sólidos. El promedio en crecimiento anual está entre 1,8 a 2 por ciento. En el 2018 se presentaron 12.000 toneladas adicionales frente al año anterior, pero eso se explica desde el incremento de una población flotante que se refleja en el turismo”, expresa Juan Pablo Fonseca, jefe de Operaciones y Servicios de Aseo de Emvarias Grupo EPM.

Con respecto a los lugares de la ciudad en donde más residuos se generan, Fonseca señala que, en teoría, serían las comunas de la zona nororiental y noroccidental de Medellín por tener la mayor concentración de personas en el territorio.

La ciudad con la dinámica que tiene de crecimiento poblacional influye en el aumento de residuos sólidos. El promedio en crecimiento anual está entre 1,8 a 2 por ciento

Sin embargo, enfatiza que hay puntos críticos en la ciudad donde no hay un manejo adecuado de los residuos como las zonas aledañas al Puente Madre Laura y en Guayabal, específicamente en la carrera 65 entre la calles 20 y 22.

De acuerdo con los análisis de gestión de residuos en el informe de Medellín Cómo Vamos, “aunque la ciudad avanza en la dirección correcta, no es suficiente para alcanzar la meta a 2030. Por ende, si se desea cumplir con lo propuesto se debe incrementar el esfuerzo de la ciudad para reducir el impacto ambiental y avanzar en estrategias ambientales para la recuperación y aprovechamiento de residuos sólidos”.

Aunque el informe resalta acciones del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA), como las de apoyó a 385 sistemas de aprovechamiento de residuos sólidos, las más de 4.000 visitas de seguimiento y acompañamiento a comunidades y el fortalecimientos de agremiaciones del reciclaje que han contribuido al incremento anual de 1.200 toneladas de materiales reciclables, sostiene que todavía falta mucho por hacer.

Cultura ciudadana

Entre esas labores destaca cambiar la percepción de las personas frente al manejo de las basuras.

“La gente piensa que genera los residuos y ya. Se van de mi casa y se desapareció el problema. Pero es que, deben saber que tenemos un solo sitio de exposición que es La Pradera. Esos rellenos sanitarios tienen un tiempo útil y además un impacto social, económico y ambiental. Hay que fortalecer todos los sectores, privado, público y en los hogares”, dice Hernán Darío Giraldo Ramírez, ingeniero y coordinador ambiental de la Universidad CES.

En esa institución, por ejemplo, desde el área ambiental han trabajado por la reducción del plástico. Primero se comenzó por cambiar los vasos de las máquinas de café por cartón y los de las exprimidoras de naranjas por recipientes de fécula de maíz y bagazo de caña, materiales que son biodegradables.

De acuerdo con el ingeniero, el año pasado, la universidad generó más de 90.000 vasos de plástico, los cuales se dirigían a un relleno sanitario, la reducción en plástico ha sido del 80 por ciento.

Para mitigar el impacto de los residuos sólidos en la ciudad, Emvarias ha implementado distintas estrategias de control como una red de Puntos Naranja ubicados en cuatro zonas de Medellín: El Poblado, La Floresta, Laureles y Belén.

En ellos, son captados residuos especiales, aquellos que por su calidad, cantidad, magnitud, volumen o peso pueden presentar peligros. En esta categoría se incluyen residuos con plazos de consumo vencidos, baterías, lodos, luminarias y desechos de establecimientos que utilizan sustancias amenazantes.

Además de los Puntos Naranja, la compañía cuenta con la Ruta Recicla. Esta se trata de cuatro vehículos compactadores que se transportan una vez a la semana por cuatro trayectos de la ciudad, entre la zona rosa y comercial, y captan materiales reciclables como papel, vidrio plástico, cartón y latas limpias de bebidas y alimentos.

Emvarias también ha implementado un Punto Limpio en su sede, un equipamiento para la recepción, el pesaje y la gestión de todo el material reciclable, incluidos colchones, aparatos electrónicos, escombros, maderas, entre otros.

Basuras en Medellín

La dignificación de la labor del reciclador es vital para la disminución de las basuras de la ciudad.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Según el secretario de Medio Ambiente de Medellín, Sergio Orozco, en la ciudad se aprovecha el 24 por ciento del total de residuos sólidos.

“"Es un dato afortunado si lo miramos con respecto al 2016 pero es muy bajo en comparación con estándares mundiales de recolección y recuperación de residuos. Tenemos como tarea el reposicionamiento del reciclador como empresario de la actividad de aprovechamiento. Para el 30 de junio del 2018, la ciudad contaba con 13 organizaciones de recicladores”, agrega el funcionario.

La dignificación de la labor del reciclador es vital para la disminución en los residuos sólidos de la ciudad.

La Cooperativa Multiactiva de Recicladores de Medellín (Recimed) cuenta con 781 personas asociadas que atienden a cerca de 25.000 usuarios, la organización ha invertido cerca 64 millones de pesos para la creación de nuevos uniformes para sus recicladores. Tan solo en el 2018, se recuperaron 3.459 toneladas de residuos.

Fonseca considera que es posible alcanzar las metas propuestas para la ciudad y el país siempre y cuando sean implementadas estrategias de sensibilización sobre la separación de residuos, una de las claves para disminuir la generación de residuos.
También piensa que debe haber una concientización en la ciudadanía sobre el conjunto de procesos por los que pasa la basura y su papel en ellos.

App para recoger escombros

En el valle de Aburrá hay unos 100 puntos críticos donde la gente bota los materiales de construcción que desecha e implican un esfuerzo de las empresas de aseo.

Igualmente, se estima que en Medellín y su área metropolitana se generan 20.000 toneladas de desechos de construcción a diario y se desaprovechan entre un 25 por ciento y un 40 por ciento que podrían servir para elaborar nuevas materias primas.

Buscando subsanar esa situación crítica y encontrar solución a un problema adicional como es la proliferación de motocargueros informales que no hacen una buena disposición final de los materiales, empezó a funcionar en la región una aplicación digital.

La idea es que los constructores, grandes y pequeños, hagan una buena disposición de los desechos de su actividad evitando afear las calles o contaminar las quebradas, como frecuentemente ocurre.

Se trata de La App ‘Sin Escombros’ desarrollada por Sinesco. Juan Gabriel Noreña, gerente de Portafolio de Sinesco, explicó que esta herramienta para el transporte de los Residuos de Construcción y Demolición (RCD) otorga las siguientes ventajas: rapidez, porque al solicitar el servicio inmediatamente el socio operador que lo acepte se transportará a la ubicación de los RCD; tranquilidad para los generadores, porque la disposición final se hace en un lugar que cumple con la normatividad ambiental regional y nacional; y cuidado del medioambiente, porque con el uso de la aplicación se evita que los escombros sean dispuestos de manera inadecuada y que se contaminen fuentes hídricas, vías, parques y zonas urbanas en general.

MELISSA OROZCO DUQUE
Para EL TIEMPO
Medellín

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.